Batalla del río Órbigo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La batalla de Órbigo tuvo lugar en 456 y debe su nombre al río Órbigo que fue donde tuvo el enfrentamiento entre suevos y visigodos. Todavía en este mismo lugar, a lo largo de los tiempos, hubo varias otras batallas, entre ellas, la que fue trabada en el año de 900 entre el rey Alfonso III de Asturias, llamado el Magno (866-910), y las tropas cordobesas del emir 'Abd Allah (888-912). Más tarde (siglo XIII) se construyó un puente sobre este río, llamado Puente del río Órbigo y también Puente del paso honroso. Este nombre es debido a que según la tradición un noble de León, al haber visto rechazadas sus pretensiones por una dama, decidió enfrentarse solo a cientos de otros caballeros para dar pruebas de su honor. Bien próximo al puente, en las márgenes del río donde se trabó la batalla entre suevos y visigodos, se edificó el Hospital de Órbigo para recordar la memoria de los heridos de ambos los lados y que fueron tratados en aquel exacto lugar. Otras fuentes testifican que el referido hospital fue construido para ayudar a peregrinos y necesitados.

Historia y consecuencias[editar]

Los suevos ya habían sido convertidos al cristianismo. Gracias a sus campañas expansionistas y teniendo enfrente a un Imperio romano, a estas alturas muy debilitado por las derrotas sufridas, el Emperador Romano Avito, temiendo una represalia, pide ayuda a Teodorico II de los visigodos. Estos libran entonces una gran batalla contra los suevos en las márgenes del río Órbigo (próximo a Astorga), lo que culminó con la derrota de los últimos. Teodorico II se dirige después con sus soldados hacia Bracara Augusta (Braga), donde saquean la ciudad e infringen una nueva derrota a los suevos, concluyendo con la muerte de Requiario. Así refiere el cronista Hidacio:

(...) el Rey de los godos Teodorico, con fuerte ejército y por designio y orden del emperador Avito, y habiéndosele opuesto el Rey de los suevos, Requiario, junto al río Orbigo, es vencido en el combate entablado

Hidacio; cron. a.456 -II.VI [852-865] ; SAYAS ABENGOCHEA & Garcia MOROCHO, op. cit., p. 261

Como consecuencia, el reino se fragmenta y, con las disputas internas, dos reyes gobernarán al mismo tiempo: Frantán (456-57) y Aguiulfo (456-57). En 457 Maldras (457-459) reunifica el reino pero dos años después es asesinado, víctima de una conspiración. El reino nuevamente se divide, ahora entre Frumario (459-63) y Remismundo (hijo de Maldras) (459-69). Éste pasa a reinar solo desde 463, mientras con las constantes derrotas y la muerte del sucesor de Maldras, Remismungo (459-69) en 469, el reino cae concluyentemente en un Período Oscuro, caracterizado por la falta de orden y por la escasez de registros. Existe sí una total disgregación y caos que solo tendrá fin en 550, con la ascensión de Karriarico.

Reyes probables del Período Oscuro[editar]

Véase también[editar]

Informes y anotaciones[editar]