Batalla del cabo Cherchel

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Batalla del Cabo Cherchel
Guerra Civil Española
Principe Alfonso.jpg
Crucero republicano Libertad.
Fecha 7 de septiembre de 1937
Lugar Mar Mediterráneo, cerca de Cherchel (Argelia).
Coordenadas 36°54′25″N 2°12′12″E / 36.90694, 2.20333
Resultado
  • Victoria táctica republicana
  • Victoria estratégica rebelde
Beligerantes
Flag of Spain (1931 - 1939).svg República española Bandera del bando nacional 1936-1938.svg Bando Sublevado
Comandantes
- Bandera del bando nacional 1936-1938.svg Manuel Bierna
Fuerzas en combate
Armada Republicana
• 2 Cruceros ligeros
• 7 destructores
Armada Nacional
• 1 crucero pesado
Bajas
- 1 crucero pesado dañado

La Batalla del cabo Cherchell fue una batalla naval de la Guerra Civil Española que enfrentó al crucero pesado Baleares por parte de las fuerzas sublevadas contra los cruceros ligeros Libertad, Méndez Núñez y su escolta de destructores por el bando gubernamental en la mañana del 7 de septiembre de 1937.

Antecedentes: El convoy soviético[editar]

Como parte de la guerra naval que ambas bandos estaban llevando a cabo, era necesario garantizar el tránsito seguro de suministros por vía marítima. Así pues, el almirante Buiza, Comandante en jefe de la Flota republicana, ordenó el 6 de septiembre en una flota republicana a abandonar el puerto de Cartagena ir a proteger a costa argelina tres buques mercantes, el Aldecoa el Antonio Satrústegui y Mar Caribe de regresar a la URSS. Esta flota se componía de dos cruceros, la Libertad y Méndez Núñez y siete destructores: Lepanto, Almirante Valdés, Almirante Antequera, Almirante Miranda, Gravina, Jorge Juan y Escaño.[1]

Combate entre las dos flotas[editar]

Mientras que el convoy naval republicana regresaba a Cartagena en la mañana del 7 de septiembre, los barcos fueron avistados a las 10:15 por el mirador del crucero nacionalista Baleares patrullaje a lo largo de la costa argelina, y se dirigía hacia el este a 30 millas náuticas de Argel. A pesar de su inferioridad táctica, debido a su ubicación entre la flota republicana y la costa, el comandante de las Baleares, el Comandante Manuel de Vierna, hizo cambiar su ruta hacia el norte-este para pasar alcanzar a la flota republicana por atrás. A las 10:30, el Convoy republicano se dividió en dos partes::os buques mercantes y destructores de protección se dirigieron hacia el sur, hasta el puerto de Cherchell, mientras que los dos cruceros fueron tomando un camino paralelo a las Islas Baleares para interceptar al crucero sublevado. El Baleares abrió fuego alrededor de las 10:45 h. pero sin causar daño a sus oponentes. Estos se defendieron con una mayor eficiencia: dos impactos realizados desde el Libertad alcanzaron al crucero sublevado y provocaron un incendio en el almacén de municiones y el sistema de control de artillería se vio afectado por un cortocircuito eléctrico.[2] La batalla naval cesó a las 11.15.

El Baleares viró a su vez para tomar un rumbo paralelo al de los buques republicanos pero perdieron el contacto. En el Baleares se aprovechó esta interrupción para reparar su daño y contar a sus muertos (3) y heridos (26). Por la tarde, las dos flotas se desviaron hacia el sur hasta cortar camino de regreso, de nuevo hacia el este. Navegando a lo largo de la costa argelina, los cruceros republicanos fueron bombardeados por aviones nacionalistas de Mallorca alrededor de las 16.45 h., pero sólo el destructor Escaño fue ligeramente alcanzado. Los buques se encontraron de nuevo más tarde con el crucero sublevado. El Libertad volvió a anotarse dos impactos en áreas críticas del Baleares, tras lo cual el crucero pesado navegó renqueando en busca de su gemelo, el Canarias.[1]

Resultados[editar]

Durante esta batalla el Baleares no causó daños a sus oponentes a diferencia de lo que sí hicieron los buques republicanos, especialmente el Libertad, que ocasionó algunos daños graves que provocaron la reducción de las capacidades de combate del Baleares. El crucero sublevado, sin embargo,tuvo éxito en su misión de interceptar el convoy de mercantes republicanos. Estos se vieron obligados de hecho a desviarse a la bahía de Cherchell, teniendo que fondear en el puerto, donde fueron internados por las autoridades francesas. Debido a la deficiente actuación de la Flota republicana, el almirante Buiza fue destituido de su puesto como Comandante en jefe de la Flota,[3] mientras que el capitán del Baleares, Manuel de Vierna, por su actuación fue promovido directamente al rango de Contraalmirante de la marina sublevada. Unos meses después, en marzo de 1938 desaparecería junto a su barco durante la Batalla del cabo de Palos.

Referencias[editar]

  1. a b Octavio Ruiz Manjón-Cabeza, La Segunda República y la guerra, Ediciones RIALP, Madrid, 1990, p. 537.
  2. Site sur el Crucero Baleares. PDF Lire en ligne
  3. Hugh Thomas, p.839

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]