Aslán Masjádov

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Aslán (Jalid) Alíyevich Masjádov (Ruso: Аслан (Халид) Алиевич Масхадов) (21 de septiembre de 1951 - 8 de marzo de 2005). Fue el líder del movimiento separatista y presidente de la república rusa de Chechenia.

A él se le atribuye en gran parte la victoria de los separatistas en la Primera guerra chechena, que tuvo como consecuencia el establecimiento del gobierno independiente de facto de la República Chechena de Ichkeria. Masjádov se convirtió en Presidente de la república en enero de 1997 con cierto respaldo por parte de Moscú. Al iniciar la Segunda guerra chechena regresó a liderar el movimiento guerrillero separatista en contra del ejército ruso. Fue muerto según los reportes en una población del sur de Chechenia en marzo de 2005.

Juventud[editar]

Aslán Masjádov nació en 1951 en Kazajistán, en la pequeña villa de Shakai, durante el exilio en esa república centroasiática del pueblo checheno ordenado por Iósif Stalin. En 1957 el y su familia pudieron regresar a Chechenia.

Se alistó en el Ejército Rojo, estando estacionado en la vecina República de Georgia y graduándose de la Escuela de Artillería de Tiflis en 1972 y de la Academia Militar de Leningrado en 1981, entonces fue enviado a Hungría como parte de un cuerpo de artillería estacionado en ese país. Hasta 1990 fungió como comandante de las fuerzas de cohetes y artillería soviéticas en Vilna, la capital de Lituania. En 1992 se retiró del ejército y regresó a su tierra natal.

Primera guerra chechena y triunfo[editar]

Después de la caída de la Unión Soviética, Masjádov se convirtió en Jefe del Estado Mayor del embrión del ejército checheno bajo la comandancia del antiguo general soviético Dzyojar Dudáyev, fue la mayor figura militar en el lado checheno durante la primera guerrera chechena de 1994 a 1996 y fue pieza clave para la victoria chechena sobre las fuerzas rusas. Encabezó la delegación chechena en las conversaciones de paz con Rusia que condujeron a una tregua y al fin de la guerra.

El 17 de octubre de 1996 fue nombrado Primer Ministro provisional de Chechenia ante el asesinato de Dudáyev por las fuerzas rusas, y con el apoyo de Moscú, que lo veía como el menos radical de los candidatos, compitió por la presidencia de Chechenia en las elecciones, frente a Shamil Basáyev un comandante guerrillero con gran apoyo popular. Masjádov ganó por una amplia mayoría y fue felicitado por el entonces presidente ruso Borís Yeltsin que esperaba reconstruir con él las relaciones entre Rusia y Chechenia (pero que se negaba a cualquier reconocimiento de independencia). Masjádov llegó a la cumbre de su carrera política al firmar el tratado de paz con Yeltsin en el Kremlin el 12 de mayo de 1997.

Sin embargo, después de este hecho, la estrella política de Masjádov comenzó a declinar, al ir perdiendo el control de la política chechena en manos de Basáyev y otros Señores de la Guerra. Los años de la virtual independencia de Chechenia fueron notorios por los secuestros, el terrorismo y el crimen organizado. Masjádov mismo fue blanco de varios intentos de asesinato por parte de Basáyev y sus aliados. En agosto de 1997 Masjádov introdujo la Ley Islámica en la legislación chechena, iniciando numerosas ejecuciones públicas. La Sharia establece que los ejecutados deben ser inmediatamente sepultados, sin embargo, Masjádov ordenó que los cadáveres de los ejecutados fueran expuestos como medida de escarmiento para los criminales. Además no tuvo éxito en detener el crecimiento del wahhabismo y de otros grupos islámicos radicales que apoyaban a Basáyev, produciendo un cisma en el movimiento separatista checheno, entre musulmanes fundamentalistas y nacionalistas seculares.

Segunda guerra chechena y caída[editar]

El atentado llevado a cabo por las fuerzas de Basáyev para extender la guerra a la vecina república rusa de Daguestán en septiembre de 1999, fue considerado como la pérdida de control por parte de Masjádov de números fundamentalistas islámicos que pretendían desestabilizar el resto del Cáucaso y fue el final de la tolerancia rusa a la independencia de facto de Chechenia. El Primer Ministro ruso, Vladímir Putin envió entonces a las fuerzas rusas de vuelta a Chechenia en octubre de 1999. El triunfo ruso en la segunda guerra chechena impulsó a Putin a la Presidencia de Rusia.

Después de que las fuerzas chechenas fueran expulsadas de Grozny, Masjádov volvió a su vida líder guerrillero, convirtiéndose en el segundo hombre más buscado de Rusia después de Basáyev, siendo ofrecidos $10 millones por su captura. Siempre fue visto como el líder político de las fuerzas separatistas, pero su participación militar nunca ha estado clara. Masjádov llamaba a la resistencia armada a la ocupación rusa, sin embargo condenaba los ataques a objetivos civiles, aunque al parecer aprobó el asesinato del presidente checheno pro-ruso Ajmat Kadýrov.

Siempre negó cualquier responsabilidad en los brutales atentados terroristas llevados a cabo por seguidores de Basáyev en contra de civiles rusos después de la segunda guerra chechena. El denunció continuamente estos actos a través de sus voceros, y aunque algunos líderes occidentales consideraron estas condenas como sinceras, para las autoridades rusas Masjádov y Basáyev siempre estuvieron coludidos para la realización de los atentados terroristas. Los líderes occidentales no tuvieron demasiadas reacciones a su muerte, en contraste con la del líder palestino Yasser Arafat.

Muerte[editar]

El 8 de marzo de 2005 el Jefe del Servicio Federal de Seguridad (FSB) de la Federación Rusa, Nikolái Pátrushev, anunció que fuerzas enviadas por la FSB "llevaron a cabo el día de hoy un operativo en el asentamiento de Tolstói-Yurt, teniendo como resultado que el terrorista internacional y líder de grupos armados Masjádov fue muerto, y sus más cercanos compañeros de armas, detenidos". La unidad especial de operaciones buscaba detener a Masjádov con vida para ser interrogado, sin embargo al parecer fue muerto de manera accidental con una granada utilizada para ingresar al búnker en que se encontraba refugiado.

Un cuerpo mostrado en la televisión rusa tenía gran parecido con Masjádov, Ajmed Zakáyev, uno de sus más cercanos aliados y que fungió como su vocero y Ministro de Exteriores, declaró a una radiodifusora rusa que era muy probable que Masjádov verdaderamente hubiera muerto y que un nuevo líder checheno sería electo en los próximos días.

Sin embargo, la muerte de Masjádov continúa poco clara, varios medios de comunicación rusos reportaron que Masjádov habría sido asesinado accidentalmente por sus propios guardaespaldas en medio del pánico del fuego cruzado al darse el asalto de las fuerzas rusas. Otra versión señala que Masjádov podría haber sido asesinado por fuerzas del Viceprimer Ministro de Chechenia, Ramzán Kadýrov. Kadýrov lo habría hecho como venganza al asesinado de su padre, Ajmad Kadýrov, pero no aceptó públicamente la autoría por miedo a continuar con un círculo de venganza.

Cuatro chechenos: Vajit Murdáshev, Visján Hadzhimurádov, Skanarbek Yusúpov e Iliás Irisjánov fueron capturados en el operativo especial de las fuerzas rusas. Desde el 10 de octubre de 2005 su caso se encuentra en la Corte Suprema de Chechenia.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]