Ask y Embla

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ask y Embla en un sello de las Islas Feroe, 2003 por Anker Eli Petersen.

Ask y Embla, en la mitología nórdica, fueron los dos primeros seres humanos creados por los dioses, análogos a Adán y Eva.

Odín y sus hermanos, Ve y Vili, crearon los nueve mundos de la cosmología nórdica. Encontraron más tarde dos troncos creciendo en una playa, uno de fresno y uno de olmo y les dieron una forma humana (según otra versión, fueron Odín, Hœnir y Loki los dioses involucrados). Odín les dio el hálito vital; Vili les dio ingenio y las emociones; Ve les dio sentidos y habla (o alternativamente, Odín les infundió la vida física y el alma, Hœnir la inteligencia y los sentidos, y Loki la sangre). Ask ("fresno", el varón) y Embla ("olmo", la mujer) vivieron en Midgard y se convirtieron en los progenitores de la humanidad.

Interpretaciones[editar]

Simbolismo[editar]

La idea de que los primeros seres humanos fueron formados a partir de troncos de árboles es, al parecer, una parte de las nociones cíclicas, donde luz y oscuridad se relevan, separadas por la penumbra del amanecer y el atardecer.

Todos conocemos las ilusiones ópticas del crepúsculo, donde el contorno de un objeto parece un ser humano, un animal o una cierta clase de criatura viva. Pero miramos más de cerca nos damos cuenta que el objeto es un árbol, un penacho o una piedra.

La función de los dioses como creadores del mundo visible es traer luz y oscuridad. Si cuando hay cierta iluminación es posible imaginarse que una roca o un árbol es una criatura viva, ¿por qué no pensarlo al revés y decir que los primeros seres humanos eran originalmente troncos en una playa?

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]