Arnulfo de Baviera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Arnulfo (885/9014 de julio de 937), llamado el Malo (alemán: der Schlimme) o el Maligno (der Böse), fue duque de Baviera desde 907 hasta su muerte. Pertenecía a la dinastía Luitpoldinga.

Arnulfo era hijo del margrave Luitpoldo de Baviera y Cunegunda, hija de Bertoldo I, conde palatino de Suabia.

Acosado por la frecuentes correrías de los magiares y desesperado por reunir fondos para financiar la defensa del territorio, Arnulfo fortaleció su poder mediante confiscaciones a las tierras y otras propiedades eclesiásticas, que le valieron su apodo. Conociendo las estrategias de los húngaros, venció a dos ejércitos húngaros que volvían a su tierra luego de saquear territorios germánicos: el primero sería en la Batalla junto al río Rott en 909, y el segundo en la Batalla junto al río Eno en 913. Con el tiempo negoció una tregua con los húngaros para que atravesaran Baviera hacia otros territorios germanos.

Arnulfo se opuso a su padrastro, el rey Conrado I (ya que era el segundo marido de su madre Cunegunda), y posteriormente al sucesor de éste, el rey Enrique I el Pajarero. Los Annales Iuvavenses indican que en 920, los bávaros y otros francos orientales eligieron rey a Arnulfo; sin embargo, su reinado duró poco, ya que el rey Enrique lo derrotó en dos campañas en 921, pero le confirmó en el ducado a cambio de su renuncia al título real.

Arnulfo se casó con Judith de Friul, y la hija de ambos, Judith, se casó con Enrique I de Baviera, hermano del emperador Otón I.

Arnulfo murió en Ratisbona en 937, y le sucedió su hijo Everardo.

Precedido por:
Luipoldo, margrave de Carintia
Duque de Baviera
907 - 937
Sucedido por:
Everardo, duque de Baviera