Anti-Atlas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mapa del Atlas, abajo a la izquierda se distingue el Anti-Atlas.

El Anti-Atlas (en árabe: الأطلس الصغير), también conocido como Pequeño Atlas, es una de las cadenas de montañas que se extiende en Marruecos, como parte de la cordillera del Atlas, en el noroeste de África. El Anti-Atlas se extiende desde el Océano Atlántico en el suroeste, hacia el noreste, a la altura de Ouarzazate y más hacia el este a la ciudad de Tafilalt (en total una distancia de aproximadamente 500 km, 310 km). En el sur, el rango de las fronteras del Sáhara.

El punto más oriental del Anti-Atlas es la montaña de Djebel Sarhro, que alcanza su máxima altura en los 2.712 m del monte Amalun`Mansur para después bajar rápidamente hacia la depresión de Tafilalt y su límite oriental se establece en las secciones de la cordillera del Alto Atlas. En las alturas de Ouarzazate, el macizo está cortado por el valle del Draa, que se abre hacia el sur. Esta vertiente medidional del Antiatlas, antes de descender hacia el curso del Draa, está interrumpida por una fina cresta de colinas formada por los afloramientos rocosos del monte Bani. En este caos de rocas, los contrastes son extremos: corre el agua en algunos lugares remotos, la formación de cuencas y los pueblos raros se reducen a un puñado de pequeñas casas rodeadas de palmeras.

Montañas del Anti-Atlas en Marruecos.

Paisajes[editar]

Paisaje característico del Anti-Atlas.

El paisaje se caracteriza por el entorno kasbah pintoresco (esencialmente castillos) que se encuentran en muchos lugares de la región, incluyendo las partes más antiguas de Agadir. En épocas anteriores, fue importante como un lugar de refugio, y un depósito de abastecimiento. Cerca de estos asentamientos, los campos con terrazas de piedra en seco y los muros cubren el paisaje. Sin embargo cada vez más, las casas están desocupadas, y los campos sin cultivar. Con la continua migración de la tierra, los sistemas de riego necesarios para la agricultura también están en decadencia.

Abierto a los vientos cálidos y secos del Sahara, el Antiatlas conserva todavía valles y verdaderos oasis bastante bien irrigados y cultivados (Tafraute), que contrastan vivamente con el paisaje estepario y árido de las vertientes más expuestas.

Referencias[editar]

  • "Anti-Atlas" (or Jebel Saghru), The Encyclopædia Britannica, 1910.

Enlaces externos[editar]