Alogi

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Representación de Epifanio de Salamina, quien acuñó el término alogi.

Los Alogi (del griego ἄλογοι, también conocidos como alogianos o álogos, es decir, los negadores del Logos joánico) fueron un grupo de cristianos heréticos que habitaron en Asia Menor, uno de los centros del cristianismo primitivo. Se habrían originado en la Iglesia de Roma, bajo el liderazgo de un presbítero llamado Caio, que se oponía a Montano.[1] Su auge tuvo lugar entorno al 170 d. C..[2] Se los conoce a través de sus oponentes doctrinarios cuyas obras siguen existiendo, en especial la obra de Epifanio de Salamis o Salamina. Fue el propio Epifanio quien acuñó el nombre Alogi para este grupo como un juego de palabras que pretendía hacer referencia a que eran ilógicos (anti-logikos) y contrarios a la doctrina cristiana del Logos.

San Epifanio (Panarion LI)[3] da una larga lista de grupos heréticos que surgieron tras el montanismo, como el cuartodecimanismo y otros. Estos grupos no reconocían la autoría del Evangelio de Juan ni del Apocalipsis por parte de Juan el Evangelista.[4] [5] En lugar de Juan, atribuían estos dos libros del Nuevo Testamento al gnóstico Cerinto, que era en realidad enemigo de Juan el Evangelista.

Respecto a sus creencias, Epifanio indica que los Alogi negaban la continuidad de los dones espirituales en la Iglesia, opinión contraria a la de los montanistas.[6] Negaban frontalmente, por otro lado, la doctrina del logos propuesta por San Juan y también la autoría de Juan en los escritos que se le atribuían. A esta conclusión llegaban por un análisis comparado de los evangelios sinópticos frente al de Juan. Su método de comparación fue considerado como tramposo por Epifanio que tachó a los Alogi de "estúpidos", al atribuir a Cerinto la autoría de un evangelio que había sido escrito contra él.[4]

Fuentes bibliográficas[editar]

  • Gwynn, J. "Hippolytus and his “Heads against Gaius”," Hermathena, 6 (1888), 397-418.
  • Bludau, A. Die Ersten Gegner der Johannes-Schriften (Biblische Studien, 22, Hefte 1 and 2; 1925).
  • Fisher, G. P. "Some Remarks on the Alogi," Papers of the American Society of Church History, 2,1 (1890), pp. 1–9.
  • Hall, S. G. "Aloger," in Theologische Realenzyklopadia 2. Edited by G. Krause, G. Muller, et al. Berlin: 1977 ff., 290-95.
  • The Panarion of Epiphanius of Salamis: Book II and III, Translated by Frank Williams. Leiden: Brill, 1997. ISBN 90-04-09898-4.
  • Rose, V. “Question Johannine. Les Aloges asiatiques et les aloges romains,” Revue Biblique 6 (1897): 516-34.
  • Smith, J. D. Gaius and the Controversy over the Johannine Literature (PhD diss.), Yale University, 1979.
  • Trevett, Chr. Montanism: Gender, Authority and the New Prophesy (Cambridge, 1996), pp. 29, 66, 138-41, 262-3.

Referencias[editar]

  1. Rivas, Luis Heriberto (2008). El Evangelio de Juan. Introducción, teología, comentario. Buenos Aires: San Benito. pp. 34–35. ISBN 987-1177-18-6. 
  2. “Alogi,” in The Oxford Dictionary of the Christian Church, [ODCC] Edited by F. L. Cross. (New York: Oxford University Press, 1997), 45.
  3. Migne, J.-P. (1857-1936). Patrologiae cursus completus. Series Latina XLI. pp. 887 y ss. 
  4. a b Havey, F. (1907). «Alogi». The Catholic Encyclopedia. Nueva York: Robert Appleton Company. 
  5. Concretamente, Epifanio rastreó su origen hasta situarlo en Teodoto de Bizancio (Panarion 54.100.1).
  6. Philip Schaff, “Alogi” in A Dictionary of Christian Biography and Literature to the End of the Sixth Century A.D., with an Account of the Principal Sects and Heresies, by Henry Wace (Grand Rapids: CCEL, 2000), 34.