Alejandro García Durán de Lara

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Alejandro García Duran de Lara, conocido también por el sobrenombre de Chinchachoma, que quiere decir "hombre sin cabello", nació en España el 29 de junio de 1935 y falleció el 8 de julio de 1999 en Bogotá, Colombia. Sacerdote y religioso escolapio. Dedicó treinta años a atender y sacar adelante a niños de la calle, principalmente en México. Fundó 18 albergues para estos niños abandonados.

Reseña de su vida[editar]

Se hizo sacerdote escolapio en su natal España, llegó a México en 1969 para desarrollar la actividad apostólica que le correspondía como religioso. En 1971, en la Ciudad de México, observó una confrontación entre un policía y un niño de la calle que se drogaba, a partir de este suceso decidió dedicar su vida a los niños abandonados que viven en las calles.

Fundó 18 albergues para recibir a estos "niños de nadie", centrándose sobre todo en sacarlos de su comúnmente presente adicción a las drogas y en darles lo necesario para que pudieran completar su desarrollo psico-afectivo, el cual casi siempre está muy deteriorado en este tipo de infantes.

Ideó un método afectivo-psicológico para poder atender a un niño que ha pasado por la situación de vivir solo en la calle, que por lo general incluía lo que él llamaba "parir el yo" de la persona. Se basaba sobre todo en dar un afecto incondicional al niño y en hacerlo reflexionar acerca de la vida y su situación personal.

Publicó diversas obras que abarcan un espectro religioso-pedagógico y sociológico. Daba frecuentemente conferencias y talleres en los cuales pretendía concientizar a sus oyentes de los diversos problemas sociales y humanos engendrados por la falta de compromiso social y la pobreza.

Bibliografía[editar]

  • Pilar García-Sedas/Daniel Tourón: Chinchachoma: Escolapio y callejero mexicano por convicción, Milenio 2008.

Libros Publicados[editar]

  • Mis siete queridas mujeres públicas
  • La porción olvidada de la niñez mexicana
  • El Cristo de Chinchachoma
  • Dios se confiesa
  • El cielo que tu me das. Mi vida diaria con el chincha, de maria del socorro Altamirano

Trivia[editar]

  • Era polémico por su uso de un lenguaje "fuerte"por ejemplo decía prostitución. Con el que pretendía causar más impacto en sus oyentes y abrir un puente de comunicación con los niños de la calle. Decía frases como: "chinguen a su madre las drogas"

Notas[editar]


Origen del apodo:

chin- cha- choma

'sin'- 'cabello'- 'cabeza'

'sin cabello en la cabeza'

Enlaces externos[editar]