Adriano González León

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Adriano González León
Nacimiento 14 de noviembre de 1931
Valera, Venezuela
Defunción 12 de enero de 2008
Caracas, Venezuela
Nacionalidad Venezolana
Ocupación Escritor

Adriano González León (Valera, 14 de noviembre de 1931 - Caracas, 12 de enero de 2008) fue un escritor y poeta venezolano, conocido por sus cuentos y novelas, especialmente País Portátil (1968).

Biografía[editar]

González León estudió en la Universidad Central de Venezuela en Caracas y ejerció labores de docente y diplomático. Comprometido con la política, luchó en los años 1950 contra de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez y apoyó los ideales revolucionarios en los años 1960 como editor de la revista Sardio.

A los quince años de edad, Adriano González León fue corresponsal del diario El Nacional en la zona andina y a los 24, ya graduado de abogado en la Universidad Central de Venezuela (UCV), donde además fue profesor de literatura, fundó con Guillermo Sucre, Edmundo Aray, Rodolfo Izaguirre, Efraín Hurtado y otros el grupo Sardio, que editó una revista del mismo nombre que difundía escritores de todo origen y de gran compromiso político.

Fue un activo luchador de izquierda contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez en los años 50. Más tarde colaboraría con revistas como Letra Roja y El Techo de la Ballena. El Nacional también le dio el premio del Concurso Anual de Cuentos de 1956 por «El lago».

Sus primeras incursiones en la literatura fueron como cuentista, con las obras Las hogueras más altas (Buenos Aires, Goyanarte, 1959; Premio Municipal de Prosa 1958), Asfalto-Infierno y otros relatos demoníacos (El Techo de la Ballena, Caracas, 1963) y Hombre que daba sed (Jorge Álvarez, Buenos Aires, 1967), donde describía ambientes urbanos y campesinos sombríos y dramáticos.

Además publicó Damas (1979), De ramas y secretos (poesía; Rayuela, Caracas, 1980), El libro de las escrituras (serigrafías de Marco Miliani; Ediciones de Galería Durban-Arte Dos, Caracas-Bogotá, 1982), Solosolo (1985), Linaje de árboles (Planeta, Caracas, 1988), Del rayo y de la lluvia (crónicas poemáticas; Contexto Audiovisual-Pomaire, Caracas, 1991), Viejo (Alfaguara, 1995), El viejo y los leones (cuento para niños; Rayuela, 1996), Hueso de mis huesos (poesía; ilustraciones de Manuel Quintana Castillo; Rayuela, Caracas, 1997) y Viento blanco (Rayuela, Caracas, 2001), así como la antología de sus relatos, Todos los cuentos más Uno (Alfaguara, 1998). En 1978 había obtenido el Premio Nacional de Literatura y en 2003 el doctorado honoris causa de la Universidad Católica Cecilio Acosta (Única), de Maracaibo.

En los años ‘60 es designado primer secretario de la Embajada de Venezuela en la República Argentina. De vuelta a Venezuela trabajará como profesor de la Facultad de Economía de la UCV. Durante quince años mantendrá en el canal del Estado venezolano Televisora Nacional (canal 5) el programa Contratema, sobre literatura.

En 1968 obtiene el premio Biblioteca Breve por la novela País portátil, que narra la épica historia de la familia trujillana Barazarte a través de los recuerdos y vivencias del último de sus hijos, Andrés. La obra fue llevada al cine en 1979 por los realizadores venezolanos Iván Feo y Antonio Llerandi.

En 1986, en el rol de Tio Pancho y junto a María Alejandra Martín, actuó en la película venezolana Ifigenia.

A mediados de los ‘90 retornará al servicio diplomático como agregado cultural de Venezuela en España, país en el que volvería a la televisión, como colaborador y frecuente presentador del espacio Taller Abierto de la Televisión Educativa Iberoamericana.

En los últimos años había retomado su columna semanal en El Nacional, bajo el título «Duende y Espejo», y fue uno de los impulsores de la iniciativa «Escribas», en la que dirigió cátedras literarias junto a otros destacados autores venezolanos.

Como un homenaje a su obra y a lo que representa en el universo literario venezolano, el PEN de Venezuela creó en 2004, conjuntamente con otras organizaciones, el premio Bienal Adriano González León, con el propósito de difundir la obra de los novelistas venezolanos. El galardón fue obtenido en 2004 por Milton Quero Arévalo, en 2006 por Héctor Bujanda y en 2008 por Gustavo Valle.

Obras[editar]

Cuentos[editar]

  • Las hogueras más altas (Buenos Aires, Goyanarte, 1959; Premio Municipal de Prosa 1958)
  • Asfalto-Infierno y otros relatos demoniacos (El Techo de la Ballena, Caracas, 1963)
  • Hombre que daba sed (Jorge Álvarez, Buenos Aires, 1967)
  • Todos los cuentos más Uno (Alfaguara, 1998, compendio de cuentos)

Novelas[editar]

Poesía[editar]

  • Damas (Venezuela-Maracay-, 1979)
  • Hueso de mis huesos (poesía; ilustraciones de Manuel Quintana Castillo; Rayuela, Caracas, 1997)

Otras Publicaciones[editar]

  • De ramas y secretos (poesía; Rayuela, Caracas, 1980)
  • El libro de las escrituras (textos poemáticos con serigrafías de Marco Miliani; Ediciones de Galería Durban-Arte Dos, Caracas-Bogotá, 1982)
  • Solosolo (1985)
  • Linaje de árboles (Planeta, Caracas, 1988)
  • Del rayo y de la lluvia (crónicas poemáticas; Contexto Audiovisual-Pomaire, Caracas, 1991)
  • El viejo y los leones (cuento para niños; Rayuela, 1996)
  • Viento blanco (Rayuela, Caracas, 2001)
  • Cosas Sueltas y Secretas (en un principio, González León quería llamarlo «Adriana y Adriano», porque la ilustradura del libro se llamaba Adriana) Genel. (Caracas, 2007) Camelia Ediciones

Enlaces externos[editar]