Administradoras de Fondos para el Retiro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las Administradoras de Fondos para el Retiro, (AFORES), son instituciones financieras privadas de México, que administran fondos de retiro y ahorro de los trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social y recientemente de los afiliados al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores al Servicio del Estado. Fueron creadas por la Ley del seguro social de 1997 e iniciaron su operación el 1° de Julio del mismo año. Su funcionamiento está regulado por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR) y autorizado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.[1] Su finalidad es que todos los trabajadores puedan contar con una pensión al momento de su retiro, cuando los recursos de la AFORE no son suficientes para la pensión, el trabajador recibe una pensión garantizada del gobierno mexicano, equivalente a 1 salario mínimo del Distrito Federal por día y que se actualizará el mes de febrero todos los años conforme al INPC.

Aportaciones y subcuentas de las AFORES[editar]

Cada trabajador asegurado tiene derecho a una cuenta individual en una AFORE,[2] cuando el trabajador no elige una AFORE sus recursos van a una cuenta concentradora, tiempo después es asignado a una AFORE, pero puede solicitar el traspaso de los recursos a la AFORE de su preferencia una vez al año, los depósitos en esta cuenta son aportados por el trabajador, el patrón y el estado,[3] el aporte se realiza cada bimestre, los meses de enero, marzo, mayo, julio, septiembre y noviembre.

La cuenta se subdivide en:

  • Retiro, cesantía en edad avanzada y vejez
  • Aportaciones voluntarias
  • Aportaciones complementarias
  • Vivienda, la AFORE sólo informa al trabajador el saldo de la subcuenta, pero esos recursos los administra el INFONAVIT.[4]

El dinero depositado en las AFORES se invierte para generar rendimientos y a su vez incrementar el saldo total de la cuenta al momento del retiro del trabajador. Las inversiones de estos recursos están a cargo de las Sociedades de inversión especializadas de fondos para el retiro, (SIEFORES). Existen 5 SIEFORES de acuerdo al grupo de edad del trabajador.

  • SIEFORE 5: Menores de 26 años
  • SIEFORE 4: Entre 27 y 36 años
  • SIEFORE 3: Entre 37 y 45 años
  • SIEFORE 2: Entre 46 y 59 años
  • SIEFORE 1: Mayores de 60 años

Entre más jóvenes son los trabajadores, las SIEFORES invierten sus recursos en instrumentos más diversificados que a su vez pueden ofrecer mayores rendimientos, a medida que el trabajador envejece, los instrumentos utilizados son menos riesgosos.

A partir del 23 de noviembre del 2012 desaparece la Siefore Básica 5, la Consar trasladó los recursos de la Siefore Básica 5 a la Siefore Básica 4, por lo que el rango de edad en la Siefore Básica 4 se modifica quedando de la siguiente manera:

  • SIEFORE 4: Menores de 36 años

Retiros parciales de la AFORE[editar]

Existen dos formas de retirar dinero de la AFORE:

  • Retiro por ayuda de gastos de matrimonio; la cantidad que se puede retirar es de 30 días de salario mínimo del Distrito Federal ($1,869.90 en 2012), por cada asegurado, en caso de que en la pareja estén los dos asegurados, el monto será de ($3,739.80 en 2012). No se descuentan semanas cotizadas. Para gozar de este derecho, es necesario presentar la resolución de gastos de matrimonio del Instituto Mexicano del Seguro Social y haber cotizado 150 semanas como mínimo.[5]
  • Retiro por desempleo; la cantidad que se puede retirar es de 30 días de su salario base de cotización, cuando se tengan entre 3 y 5 años de cotización en el IMSS. Cuando tenga más de 5 años será el equivalente a 75 cotizaciones diarias promedio de las últimas 250 semanas cotizadas o el 10% de la subcuenta de retiro, lo que resulte menor, con el correspondiente descuento de semanas cotizadas, equivalente al dinero entregado. Debido a la crisis, transitoriamente las cantidades que se pueden retirar son la siguientes:
  1. 30 días del salario base de cotización si se tienen menos de 3 años cotizando.
  2. 90 días de salario promedio de las últimas 250 semanas cotizadas o el 11.5% de la subcuenta de retiro, lo que resulte menor.

Para gozar de este derecho es necesario tener más de 46 días sin empleo y acreditarlo mediante la certificación de baja del trabajador desempleado que expide el IMSS y acudir a la AFORE, el dinero se entregará por cheque o depósito bancario en un máximo de 5 días hábiles.[6]

Aportaciones Voluntarias[editar]

Las aportaciones voluntarias se refieren básicamente a que el trabajador aporte de manera voluntaria a su cuenta individual de retiro cantidades monetarias en el momento que lo desee, este monto se invertira de igual manera que se invierte las aportaciones obrero patronales, por la adminsitradora de los fondos de retiro, la ventaja para el trabajador es que puede incrementar su fondo así como las ganacias que gener el mismo según sus posibilidades de ahorro, dándole mayores ganancias que en una cuenta corriente de ahorros, esto gracias a que los fondos son invertidos de manera global por ser parte del propio fondo de retiro. Otra de las ventajas de estas aportaciones es que el trabajador puede disponer de los fondos aportados de manera voluntaria de manera parcial o total en el tiempo que lo desee, solo en el primer retiro se restringe a una espera de dos meses, en los retiros suscesivos puede efectuarlos en cualquier momento.

Críticas[editar]

El actual Reglamento que rige a las Afores en materia de inversión limita enormemente la sinergia que trae consigo el manejo de recursos de la magnitud de los que acumula el SAR, que a cierre del 2012 rondan los 2 billones de pesos[7] (150 mil millones de dólares). Monto que le da la capacidad de convertirse en dueño único o socio mayoritario de cualquier empresa privada en México, pudiendo con ello incidir en el proceso de planeación productiva que fomente el empleo a lo largo y ancho del país y al mismo tiempo le de a los recursos acceso a mejores tasas de ganancia. De tal forma que los 48 millones de participantes del SAR se beneficien directamente de la riqueza que ellos mismos generan. Sin embargo, al no ocurrir esto, solo los grandes corporativos financieros que administran las Afores se ven beneficiados (para fines del 2011 estas mermaron en más de 20 mil millones de pesos los recursos del SAR).

Afores existentes[editar]

Hasta febrero de 2012

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Artículo 19, Ley de los sistemas de ahorro para el retiro.
  2. Artículo 174, Ley del seguro social.
  3. Información Porcentaje de aportación de la subcuenta.
  4. Artículo 74, Ley de los sistemas de ahorro para el retiro.
  5. Artículo 165, fracción I, II, III y artículo 166, Ley del seguro social.
  6. Artículo 191, Ley del seguro social.
  7. Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro.

Enlaces externos[editar]