Abstinence, be faithful, use a condom

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La estrategia ABC (del inglés "Abstinence, Be faithful, use a Condom": Abstinencia, ser fiel, usar preservativo), también conocida como "Educación sexual basada en la abstinencia" o "Abstinencia más educación sexual", es una política de educación sexual que consiste en la "reducción de riesgos" al modificar el previo sistema de educación sexual de "sólo abstinencia", mediante la inclusión complementaria de educación sobre sexo seguro y métodos de control de la natalidad. El enfoque ABC fue desarrollado en respuesta a la creciente epidemia de VIH/SIDA en África, y para prevenir la propagación de otras enfermedades de transmisión sexual.

El sistema educativo anterior de "sólo abstinencia" implicaba únicamente la promoción de abstinencia sexual hasta el matrimonio, pero no enseñaba sobre sexo seguro o métodos de control de natalidad. Mientras, el nuevo programa "basado en la abstinencia sexual", si bien sigue haciendo hincapié en la abstinencia, incluye además información sobre las prácticas de sexo seguro. En términos generales, esta estrategia es un compromiso entre la educación de "sólo abstinencia" y la educación sexual integral.

Se recomienda la abstinencia sexual fuera del matrimonio como un ideal de prevención de esta mortal endemia.

La estrategia ABC ha sido poco utilizada en países más desarrollados, debido a la generalmente mayor accesibilidad a los preservativos. Sin embargo, se hace particularmente útil en África, el continente más afectado por el SIDA, principalmente en las zonas de guerrilas (usualmente las más pobres), donde hay una alta tasa de promiscuidad y se utiliza la violación como un arma de guerra, infectandose con VIH a personas sanas, es entonces que la conciencia de fidelidad, abstinencia y educación sexual en valores se vuelven los componentes más relevantes de la estrategia ABC.

Por otra parte, en la política internacional de salud de Occidente, la interpretación de estos componentes ha sido controvertida. Por ejemplo, una variante basada en el método ABC y aplicada por el gobierno de Estados Unidos (Plan PEPFAR) entre 2003 y 2008, fue acusado de dar prioridad a la abstinencia y la monogamia en respuesta a los votantes cristianos. Mientras que el uso del preservativo se recomendaba sólo a los grupos de "alto riesgo" y no para la población general [cita requerida]. A pesar de estas críticas, el PEPFAR es generalmente considerado un éxito.[cita requerida] Un estudio de la Universidad de Stanford en 2009 apunta a un impacto positivo.[1]

Componentes[editar]

La estrategia ABC aborda temas como las relaciones humanas, la biología básica de la reproducción humana, los métodos de sexo seguro y anticonceptivos, información sobre VIH/SIDA y el concepto de masturbación en vez de sexo. Consiste con más detalle en:

Abstinencia - El programa anima a los jóvenes a desarrollar la práctica de la abstinencia hasta el matrimonio y alienta a los participantes a adoptar normas sociales que apoyen esta práctica.[2]

Ser fiel - Además, se alienta a practicar la fidelidad dentro de sus matrimonios y otros tipos de relaciones sexuales, eliminando las relaciones con compañeros sexuales ocasionales. Esto ha reducido la exposición a VIH, sobre todo en Uganda, donde el presidente Museveni informó que entre 1989-1995, hubo una disminución del 20% de las parejas sexuales ocasionales, y una disminución del 11% de los casos notificados de VIH.[2]

Usar preservativo - El último componente de la estrategia ABC es "el uso correcto y consistente del preservativo." Esto a razón de la equivoca idea de seguridad que suele sostener la población al usar el preservativo, al creerse "totalmente protegidos" se aumenta el riesgo de contagio, por eso se enseña que si bien el preservativo reduce las posibilidades de contagio, no elimina el riesgo y que además los preservativos no protegen contra todas las enfermedades de transmisión sexual.[2]

Crecimiento y popularidad en Estados Unidos[editar]

Empezó principalmente en los años 1980 y 1990, la popularidad de la "abstinencia más educación sexual" se convirtió en un método común de enseñar a los estudiantes de Estados Unidos, acerca de sexualidad. El programa entendía que no era posible evitar que todos los adolescentes tuvieran relaciones sexuales, sin embargo insistía en que la abstinencia era la única forma garantizada de evitar embarazos no deseados y contraer enfermedades de transmisión sexual.[cita requerida] El mensaje más importante para los adolescentes del programa, provino del Dr. Joycelyn Elders, primer cirujano general del presidente Clinton: "si tienen un bebé hay una probabilidad del 80% de que serán pobres, ignorantes y esclavos para el resto de sus vidas".[cita requerida] En 1997, el Departamento de Salud y Servicios Humanos estableció la campaña "Girl Power!", enfocánda a niñas de 9 a 14 años, alentaba a la abstinencia como una forma de empoderamiento femenino.[cita requerida] Sin embargo, para aquellos que rechazan la política de abstinencia, los mensajes de 'sólo abstinencia' daban poca o ninguna esperanza para prevenir el embarazo y la propagación de enfermedads. Para contrarrestar esto, algunos estados incluyeron información sobre anticonceptivos en sus programas de educación sexual, además de promover la abstinencia. Para 1995, 14 estados incluían también el uso de anticonceptivos dentro del plan de estudios.[cita requerida]

En septiembre de 1995, Hawai aprobó la política de educación basada en la abstinencia. (Política # 2110). Su objetivo era apoyar la abstinencia y ayuda a desarrollar habilidades para continuar la abstinencia, ayudar a los adolescentes que han tenido relaciones sexuales para que se abstengan de seguir y proveer a los adolescentes con información sobre anticonceptivos, embarazo y enfermedades de transmisión sexual.[cita requerida]

En Estados Unidos, el VIH/SIDA es una de las principales causas de muertes. Alrededor de un millón de personas (una proporción de 1 de cada 300 personas) tienen VIH/SIDA. Más de 524.000 personas en los Estados Unidos han muerto de VIH/SIDA, mientras que alrededor de 40.000 personas se infectan cada año.[cita requerida]

Críticas[editar]

La utilidad de la estrategia ABC ha sido sujeta a debate en Occidente principalmente por los progresistas. La ponderación de los tres elementos varía de persona a persona y los críticos argumentan que a menudo se prioriza excesivamente la abstinencia y la fidelidad sobre el libre uso de condones y otras medidas tales como la educación, el empoderamiento de la mujer y la disponibilidad de antivirales.[3] Por ejemplo, en Estados Unidos, el Plan de Emergencia del Presidente para la Mitigación del SIDA entre 2003 y 2008, fue criticado por dar mayor peso a "A" y "B" que a "C" en sus criterios de financiación. La aplicación de "C" puede dirigirse sólo a grupos de "alto riesgo" y no a la población general.[4]

Referencias[editar]

  1. Bendavid, Eran; Bhattacharya, Jayanta (2009). «The President's Emergency Plan for AIDS Relief in Africa: An Evaluation of Outcomes». Annals of Internal Medicine 150 (10):  pp. 688–95. doi:10.1059/0003-4819-150-10-200905190-00117. PMID 19349625. PMC 2892894. http://www.annals.org/cgi/pmidlookup?view=long&pmid=19349625. Resumen divulgativo – Freeman Spogli Institute for International Studies (April 6, 2009). 
  2. a b c "Defining the ABC Approach." U.S. Department of State. 09 Apr. 2009 http://www.state.gov/s/gac/partners/guide/abc/56568.htmUso incorrecto de la plantilla enlace roto (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  3. Barnett, Tony; Parkhurst, Justin (2005). «HIV/AIDS: Sex, abstinence, and behaviour change». The Lancet Infectious Diseases 5 (9):  pp. 590–3. doi:10.1016/S1473-3099(05)70219-X. PMID 16122682. 
  4. United States Government Accountability Office, 2006; Cohen J. Tate T. 2005.Plantilla:Full