Abraham Abulafia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Abraham Abulafia fue un cabalista español, nacido en Zaragoza (1240-1291) que vivió en Tudela y viajó por Tierra Santa en 1260. Luego se instaló en Italia desde donde viajó a Barcelona y a Grecia en 1271 y 1273, respectivamente. En 1280 fue a Roma con el objetivo de convertir al judaísmo al papa Nicolás III[nota 1] . En Sicilia anunció la llegada del Mesías para el año 1290. Entre otras obras escribió Los secretos de la guía, comentarios a la Guía de los Perplejos de Maimónides, considerando la doctrina filosófica derivada de las premisas de dicha obra no contraria a la mística. De hecho, los comentarios tratan de hallar un nexo lógico entre sus propia posición y la de Maimónides[1] ..

A partir de 1258 Abulafia visita el Oriente, Grecia e Italia. Es influenciado por Baruch Togarmi, que escribió una "Clave de la cábala" al Séfer Ietzirá. Desde 1270 de vuelta en España, sufre en Barcelona su primera experiencia de un éxtasis profético.

En los países mediterráneos Abulafia se presentó como el esperado Mesías; afirmaba que la esperanza mesiánica de los judíos se había cumplido con él. Intentó en 1281 convertir al judaísmo al papa Nicolás III. Sin embargo, este murió la noche antes de la llegada de Abulafia. Abulafia logra a duras penas escapar de la hoguera y es liberado tras 28 días en el colegio de los franciscanos.

Sus últimos años los pasó viajando por Italia y desde 1291 se pierden sus pasos. Probablemente murió en Barcelona en 1292.

Abulafia recopiló 26 escritos teóricos, de los que se conservan varios, y 22 obras proféticas, de las que se conserva sólo el "Sefer ha'Oth".

Abulafia defendía que el hombre en estado de éxtasis tiene acceso a su ser profundo. Quería popularizar un método de conocimiento místico llamado "Camino de las ideas". Esta disciplina la completaba el "Camino del Sefiroth". Sus enseñanzas muestran paralelismos con el yoga y el tantra.

Entre sus discípulos está Josef Gikatilla.

Abulafia en la literatura[editar]

En El péndulo de Foucault, la novela de Umberto Eco, el ordenador del protagonista se llama Abulafia.

En el libro La Conjura Sixtina de Philipp Vandenberg, se incluye a Abulafia y su influencia sobre Miguel Angel Buonarroti como parte de la trama del libro.

En el libro Y seréis como dioses, Erich Fromm dice que "en 1284 Abraham Abulafia, de Tudela, anunció su pretensión de ser el mesías y que el año 1290 sería el de su aparición mesiánica. Pero una carta escrita por una de las autoridades rabínicas de España, el Rabí Salomón ben Adret, hizo que su intentona se derrumbara casi inmediatamente. Pero él siguió en el camino de la anarquía (Paidós, 1960, p. 129).

En la novela Ciudad Permutación de Greg Egan, la clave de acceso de Paul Durham a su ventana interface es "Abulafia".

Referencias[editar]

  1. Gershom Scholem, Principales tendencias en el misticismo judío, p. 181.Milán 1965

Notas[editar]

  1. En este sentido se expresan Giulio Busi y Elena Loewenthal. Mística hebraica, Torino, Einaudi, 1995, p. 175.