Abandono escolar temprano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El abandono escolar temprano, es un indicador educativo de la Unión Europea, empleado para evaluar el desempeño de los países miembros en educación. Se entiende como abandono educativo temprano al hecho de no cursar estudios (aunque sean no reglados) tras la educación obligatoria. Por ejemplo, en España estarían en abandono educativo temprano aquellas personas que tras finalizar satisfactoriamente la Educación Secundaria Obligatoria (ESO)no continúan sus estudios, ya sea en Bachillerato, Formación Profesional o cualquier curso de formación no reglada.

Es un concepto más reciente que el de fracaso escolar, con el que se tiende a confundir. La Unión Europea lo emplea para comparar la formación de los jóvenes de los países miembros, como forma de aproximarse a su futuro capital humano. En la "Agenda de Lisboa"[1] se fijó una serie de objetivos en diversos terrenos sociales. En educación, uno de los objetivos es lograr que el promedio de abandono escolar temprano de los países miembros fuese del 10% en 2010, es decir que el 90% de los jóvenes, entre 18 y 24 años esté cursando o tenga estudios superiores a los mínimos obligatorios. Como no se cumplió, el objetivo se repite para 2020, en la Agenda de Madrid.

Una de las ventajas de este indicador frente al de fracaso escolar estriba en que permite comparar países en los que el concepto de fracaso escolar es muy diferente.

En España, por abandono escolar se entiende la situación de jóvenes que no tienen el título de Educación Secundaria Obligatoria o que tras finalizar la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), no estudian Bachillerato o Formación Profesional. En los últimos años este dato está en torno al 30%, siendo mayor para los chicos que para las chicas.

En los países latinoamericanos el abandono escolar temprano recibe el nombre de deserción escolar.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]