Zeitgeist

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Acerca de este sonido Zeitgeist es originalmente una expresión del idioma alemán que significa "el espíritu (Geist) del tiempo (Zeit)". Se refiere al clima intelectual y cultural de una era. La pronunciación de la palabra en alemán es [ˈt͡sa͡ɪ̯tˌg̊a͡ɪ̯st] (AFI).

Es un término que se refiere a los caracteres distintivos de las personas que se extienden en una o más generaciones posteriores y cuya visión global, a pesar de las diferencias de edad y el entorno socio-económico, prevalece para ese particular período de la progresión socio-cultural. Zeitgeist es la experiencia de un clima cultural dominante que define, particularmente en el pensamiento hegeliano, una era en la progresión dialéctica de una persona o el mundo entero. La contribución principal de Hegel a la formulación del concepto de Volksgeist ("espíritu del pueblo") es la atribución de un carácter histórico al concepto. El espíritu de una nación es una de las manifestaciones de Espíritu Mundial (Weltgeist). Ese espíritu está esencialmente vivo y activo a lo largo de la historia de la humanidad. Ahora, el espíritu de nación es una etapa intermedia en la historia mundial, conocida como la historia mundial del espíritu. El Espíritu Mundial da el impulso a la realización del espíritu histórico de varias naciones (Volksgeister). El espíritu de naciones individuales son las articulaciones (Gliederungen) de una organización y su realización. El espíritu de naciones individuales representa un segmento del Espíritu Mundial del que emerge un espíritu universal ilimitado.

El concepto de Zeitgeist es más conocido en relación con la filosofía de lla historia de Hegel. En 1769 Herder escribió una crítica de la obra Genius Seculi escrito por el filólogo Christian Adolph Klotz e introdujo al alemán la palabra Zeitgeist como una traducción de genius seculi (en latín: genius - "espíritu guardián" y saeculi - "del siglo"). Los románticos alemanes, habitualmente tentados a reducir el pasado a su esencia, trataron el Zeitgeist como un carácter histórico en su propio derecho, en lugar de usarlo como un instrumento meramente conceptual.

Se introduce aquí una comparación entre el estado de un individuo y el espíritu de una nación. En el proceso de su formación, el individuo sufre varios cambios sin perder su identidad. Como una parte de la historia mundial, una nación -exhibiendo una cierta tendencia expresada en su Volksgeist— tiene su rol en el proceso total de la historia mundial. Pero una vez que contribuye su porción a la historia mundial, ya no tienen un papel en el proceso de historia mundial. La sumersión en el proceso total previene el renacimiento cultural de las personas, porque han agotado su creatividad en el crecimiento histórico del espíritu que los guía.


Véase también[editar]

Referencias[editar]