Vivinera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vivinera
localidad

Bandera de Alcañices.svg
Bandera
Escudo de Alcañices.svg
Escudo
Vivinera ubicada en España
Vivinera
Vivinera
Ubicación de Vivinera en España.
Vivinera ubicada en Provincia de Zamora
Vivinera
Vivinera
Ubicación de Vivinera en la provincia de Zamora.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Castile and León.svg Castilla y León
• Provincia Bandera de Zamora.svg Zamora
• Comarca Aliste
• Mancomunidad Tierras de Aliste
Ubicación 41°41′12″N 6°18′53″O / 41.6866, -6.31484Coordenadas: 41°41′12″N 6°18′53″O / 41.6866, -6.31484
Población 58 hab. (INE 2016)
• Densidad n/d hab./km²
Código postal 49514
[editar datos en Wikidata]

Vivinera es una localidad española perteneciente al municipio de Alcañices en la comarca de Aliste, perteneciendo administrativamente a la provincia de Zamora y la comunidad autónoma de Castilla y León.

Nombre[editar]

El topónimo Vivinera, localidad cercana a Alcañices y rayana con Portugal, puede tener como origen una forma colectiva vegetal en "–era < -ārĭa", sobre un derivado del latín “vīmen, -ĭnis", mimbrera. Se trata por lo tanto de un derivado romance del latín “vīmĭnārĭa”. La asimilación entre labiales b-m > b-b es fenómeno común. No es forzoso interpretar el topónimo como colectivo (lugar abundante en mimbreras), a pesar de que la forma no sufijada es habitual en leonés (brime, brimbia, bime) para designar la planta. Desde el punto de vista semántico, la alusión toponímica a una especie vegetal poco notable puede deberse a su uso en cestería y otros utillajes agrarios (vallados, adrales de carro). Con la misma construcción, cabe citar el topónimo portugués Vimieira; con diferente sufijo, la cercana villa de Vimioso, ya en Portugal.[1]​ Una cita antigua del topónimo Vivinera aparece en un deslinde portugués de 1538, donde se alude a "Vmjneira, termo dAllcaniças", es decir, Vimineira, término de Alcañices.[2]

Historia[editar]

La existencia de un castro astur conocido como Cerco de los Moros junto a la localidad nos muestra la existencia de poblamiento humano en el entorno de Vivinera desde la Prehistoria.

Más tarde, durante la Edad Media, Vivinera quedó integrado en el Reino de León, cuyos monarcas habrían acometido la repoblación de la localidad dentro del proceso repoblador llevado a cabo en Aliste. Tras la independencia de Portugal del reino leonés, en 1143, la localidad habría sufrido por su situación geográfica los conflictos entre los reinos leonés y portugués por el control de la frontera, quedando estabilizada la situación en Aliste a inicios del siglo XIII,[3]​ hecho reforzado por la firma del Tratado de Alcañices en 1297.

Posteriormente, en la Edad Moderna, Vivinera estuvo integrado en el partido de Alcañices de la provincia de Zamora, tal y como reflejaba en 1773 Tomás López en Mapa de la Provincia de Zamora. Así, al reestructurarse las provincias y crearse las actuales en 1833, la localidad se mantuvo en la provincia zamorana, dentro de la Región Leonesa,[4]​ integrándose en 1834 en el partido judicial de Alcañices,[5]​ dependencia que se prolongó hasta 1983, cuando fue suprimido el mismo e integrado en el Partido Judicial de Zamora.[6]

En torno a 1850, el antiguo municipio de Vivinera se integró en el de Ceadea,[7]​ pasando poisteriormente al de Alcañices.

Evolución demográfica[editar]

2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012
77 75 74 75 72 69 69 65 63 60 59 58 57

El Castro[editar]

El castro de "Cerco de los Moros" es uno de los escasos ejemplos de castros con "piedras hincadas" de la provincia de Zamora. Su principal y peculiar característica reside en que en estos castros se pueden encontrar piedras colocadas en posición semienterrada fuera de sus murallas, cuyo objeto consiste en servir de apoyo defensivo en la prevención de un acercamiento repentino del enemigo.[8]

Situación[editar]

El paraje se encuentra situado al sur de la carretera N-122, de Zamora a Alcañices, y cerca de 1,5 km al sudeste de Vivinera, situándose sobre un promontorio aislado, rodeado de valles y laderas empinadas por tres de sus lados y por el lado norte se une a otra loma prominente.[8]

Características[editar]

Es casi cuadrangular y tiene un ancho de unos 110 m y está defendido por un terraplén al cual cubre un viejo muro construido con piedras planas pequeñas. El muro es más alto en el lado norte y alcanza su máximo en el ángulo noroeste. Al pie de la muralla norte hay un foso y fuera de este foso y también fuera de la parte norte del muro hay restos de "piedras hincadas". Estas piedras están situadas muy juntas y tienen unos 30 cm de altura y se extienden cerca de 20 m más allá de la muralla.[8]

Cultura[editar]

Estos castros pertenecen a la "cultura de los verracos", verracos que por supuesto se han encontrado fuera de las entradas de algunos de estos castros, siendo una de sus principales invenciones el uso de "piedras hincadas". Su época de construcción es difícil de fechar, puediéndose situar en las últimas centurias anteriores a Cristo, siglos II y I a. C.[8]

Bibliografía[editar]

  1. Pascual RIESCO CHUECA, “Medio natural y poblamiento en la toponimia mayor de Zamora”, Anuario 2000, Instituto de Estudios Zamoranos "Florián de Ocampo", Diputación de Zamora, p. 449-500
  2. José LEITE DE VASCONCELOS, Estudos de Philologia mirandesa. Lisboa: Imprensa Nacional, 1901.
  3. Martín Viso, Iñaki (2000). Universidad de Salamanca, ed. Poblamiento y estructuras sociales en el norte de la Península Ibérica. Siglos VI-XIII. p. 349. «Durante el periodo anterior (siglos X-XI), el occidente zamorano se había integrado en el reino de León. La escasez de noticias en el siglo XI alimenta la hipótesis de que nos hallamos ante un espacio marginal dentro de la formación leonesa, al igual que ocurre con otras de la periferia interior. La génesis de la monarquía portuguesa hizo necesaria una delimitación fronteriza que dividiría regiones con similitudes socio-económicas, políticas y culturales, conformándose como zonas de frontera. […] Los conflictos culminan a principios del XIII, cuando Nuño de Zamora, posiblemente Nuño Froilaz, repuebla Castro de Alcañices y los leoneses controlan Aliste, tras haber conquistado temporalmente algunos castillos de la zona trasmontana oriental. La línea fronteriza quedará así fijada hasta nuestros días». 
  4. «Real Decreto de 30 de noviembre de 1833 sobre la división civil de territorio español en la Península e islas adyacentes en 49 provincias». Gaceta de Madrid. 1833. 
  5. Subdivisión en partidos judiciales de la nueva división territorial de la Península e islas adyacentes / aprobada por S. M. en el real decreto de 21 de abril de 1834
  6. Real Decreto 529/1983, de 9 de marzo, por el que se determinan los Partidos Judiciales de cada provincia, a considerar a efectos de las elecciones de Diputados provinciales.
  7. Alteraciones de los municipios en los Censos de Población desde 1842: Fornillos de Aliste
  8. a b c d El castro de Vivinera (Zamora) y sus «piedras hincadas» de PETER HARBISON

.