Vicariato apostólico de Bluefields

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vicariato apostólico de Bluefields
Apostolicus Vicariatus Bluefieldensis
Coat of arms of Pablo Ervin Schmitz Simon.svg
Información general
Erigido como vicariato apostólico 2 de diciembre de 1913
Sede Bluefields
País Bandera de Nicaragua Nicaragua
Catedral Nuestra Señora del Rosario
Sufragánea de Arquidiócesis de Managua
Rito Romano
Jerarquía apostólica
Papa Francisco
Arzobispo Leopoldo José Brenes
Vicario apostólico Pablo Erwin Schmidt Simon
Jurisdicción
Provincia eclesiástica Provincia eclesiástica de Nicaragua
Región RACN y RACS
Superficie 60,366 km²
Nicaragua - Vicariato apostolico di Bluefields.png
[editar datos en Wikidata]

El Vicariato Apostólico de Bluefields (en Latín Vicariatus Apostolicus Bluefieldensis) es el único Vicariato Apostólico de Nicaragua que abarca las Regiones Autónomas del Caribe Norte y Sur (RACN y RACS respectivamente) con sede en la ciudad de Bluefields, RACS.

Fue creado por el Papa San Pío X el 2 de diciembre de 1913.[1]

Vicarios Apostólicos[editar]

Historia[editar]

El territorio del Vicariato de Bluefields nunca fue conquistado por los españoles. Por eso la primera evangelización aquí fue por iglesias protestantes.

En 1894 el Presidente Zelaya “incorporó” la Mosquitia en la nación nicaragüense. Comenzó una migración del Pacífico al Atlántico, que sigue hasta el día de hoy. Cuando el Papa Pio X erigió el Vicariato en 1913, lo puso en manos de los frailes capuchinos. Su ministro general mandó a los capuchinos de Cataluña en España a cuidarlo pastoralmente.

Los primeros misioneros eran de capuchinos catalanes. Invitaron a las Capuchinas de la Madre del Divino Pastor a Bluefields, donde fundaron en 1926. Los dos primeros obispos del Vicariato eran de este grupo de misioneros: Mons. Agustín y Mons. Matías. Aquél puso las bases de la pastoral; éste promovió la Acción Católica y la Tercera Orden Franciscana. Un gran misionero de la Mosquitia, fray Melchor, era de este grupo.

Muchos religiosos catalanes fueron matados en la Guerra Civil de España (1936-39), lo cual descendió el número de religiosos enviados a la misión. A raíz de este hecho, la responsabilidad del Vicariato fue pasada a la provincia capuchina de Detroit en los Estados Unidos. Monseñor Mateo Niedhammer, obispo de Bluefields desde 1943 a 1970, era de este grupo. En este período Nicaragua tuvo un gobierno estable bajo la familia Somoza y avanzaba económicamente.

Al terminar la Segunda Guerra Mundial en 1945, los Estados Unidos tuvieron prosperidad económica y había muchas vocaciones. Llegaron religiosos de los Estados Unidos: educadores como los hermanos de La Salle y las Hermanas de Santa Inés. También vinieron las Hermanas Carmelitas. En este tiempo se fundaron: el Instituto de Catequistas en Waspán y el Seminario Pío Décimo en Bluefields.

El Concilio Vaticano II (1962-65) y la Conferencia de Medellín (1968) cambiaron la vida de la Iglesia en el Vicariato. En Rama en 1968 se celebró la primera asamblea de Delegados de la Palabra. Se buscaba trabajar en equipos pastorales. No solo se celebraban los sacramentos sino también se daban cursos a los líderes laicos para formar comunidades cristianas. Vinieron a Muelle de los Bueyes las Hermanas Franciscanas de la Santa Cruz, las primeras religiosas trabajando tiempo completo en la pastoral.

Al morir Mons. Mateo en 1970, fue consagrado obispo Mons. Salvador Schlaefer. Durante su período pastoral, se profundizaron las líneas fuertes del Vaticano II. Se comenzó a celebrar las Asambleas Pastorales del Vicariato cada año; se ordenaron diáconos permanentes, primero entre los miskitos y después entre los campesinos; en conjunto con la Iglesia Morava si hizo una traducción del Nuevo Testamento en miskito.

La Revolución Sandinista afectó profundamente la vida de la Iglesia antes y después de su triunfo en 1979. Unos apoyamos la revolución por sus ideales de justicia social y participación. Otros sufrimos tortura, la cárcel y el destierro. La presencia de la contra en las montañas dificultó el trabajo pastoral. Durante los años 80’s llegaron religiosas de México y Brasil  y también sacerdotes de varios países.

Monseñor  Salvador murió en 1993. Su sucesor, Mons. Pablo Schmitz, había sido obispo auxiliar desde 1984. Ordenó 12 sacerdotes diocesanos para el Vicariato. También centralizó la pastoral educativa y la pastoral de salud para darle mejor organización. Desde 2002 tiene el apoyo de un obispo auxiliar, Mons. David Zywiec.

Fuentes[editar]

Enlaces externos[editar]