Trehuaco (leyenda)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Para el pueblo homónimo de la Región del Bio bío, véase Trehuaco

El Trehuaco (del mapudungun trewa "perro" y ko, "agua"), es un animal fantástico del agua presente en la mitología chilota.

Descripción[editar]

El Trehuaco es descrito como un bello animal, de musculatura firme, extraordinaria fuerza, y un gran y negro pelaje con una apariencia muy similar a la de un gran perro.

El nombre de Trehuaco se origina del Croar de un zapito minúsculo de agua que habitaba en pequeños puquios en la parte baja del cerro Puralihue, a orillas del camino viejo a Quirihue. El croar de este pequeño animalito, era semejante al ladrido de un perrito nuevo (guau) de ahí el nombre: Trewa = perro y Ko = agua que da en mapudungun Trewako es decir Trehuaco por el principio consuetudinario o del uso en castellano. Al nombrarlo Treguaco, se comete un error; debe escibirse TREHUACO.

Leyenda[editar]

Según la leyenda, se dice que en Chiloé, en las cercanías de Yaldad, existe una laguna encantada; en la cual habitaría una criatura conocida como Trehuaco. Se cree que si una mujer se acerca a esta laguna y recita ciertos versos mágicos, hará que las aguas de la laguna se alejaran hacia el mar, de la misma forma que si fuera un río; y en el momento de secarse la laguna, en el centro de lo que era la laguna, aparecerá el Trehuaco. Luego si la mujer llama al Trehuaco, este se acercara rápidamente hacia ella; y en ese momento comenzaran a tener una relación sexual zoofílica.

Posteriormente, ya cumplido el deseo de la mujer, y ya satisfecho el Trehuaco; esta criatura se volverá al centro de lo que era la laguna. Estando ya en el centro, el Trehuaco comenzara a lanzar roncos aullidos, haciendo que las aguas nuevamente retornen a la laguna y así volverá a desaparecer en las profundidades de la laguna; hasta que una mujer lo llame nuevamente para cumplir sus deseos amorosos.

En el caso de la mujer, se dice que luego de que el Trehuaco desaparezca; ella se quedara dormida, y posteriormente despertara al lado de la puerta de su casa. También se cree que si alguna persona sorprende a la inusual pareja, el Trehuaco desaparecerá inmediatamente; y la mujer quedara con una gran melancolía, que le durara por mucho tiempo.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  • Jaime Blume. Cultura mítica de Chiloé. Publicaciones periódicas. Colección Aisthesis. Pontificia Universidad Católica de Chile, Facultad de Filosofía, Departamento de Estética, 1985