Tomás de Torres

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Tomás de Torres
O.P.

Obispo del Tucumán
11 de diciembre de 1628 - 17 de julio de 1630
Predecesor Julián de Cortázar
Sucesor Melchor Maldonado y Saavedra

Obispo de Asunción del Paraguay
30 de marzo de 1620 - 3 de septiembre de 1628
Predecesor Lorenzo Pérez de Grado
Sucesor Cristóbal de Aresti
Información religiosa
Ordenación episcopal por Mons. Pedro Carranza
Información personal
Nacimiento en Madrid, España
Fallecimiento 17 de julio de 1630 en Potosí, Virreinato del Perú

Tomás de la Torre Gibaja, también conocido como Tomás de Torres (Madrid, España, 1570 - Potosí, Virreinato del Perú, 1630) fue un fraile dominico español, obispo de Asunción del Paraguay entre 1620 y 1628, y del Tucumán entre 1626 y 1630.

Biografía[editar]

Ingresó en la orden de los dominicos en Madrid y tras graduarse de maestro en teología, pasó a ser profesor del Colegio de San Gregorio de Valladolid. Posteriormente pasó a Flandes, enseñando teología en la Universidad de Lovaina durante ocho años. De regreso a España, fue superior de los conventos dominicos de Zamora y de Nuestra Señora de Atocha en Madrid. En 1619 fue presentado por el rey Felipe III al papa Paulo V para ser elegido obispo de la diócesis de Asunción del Paraguay.[1]

Fue el primer obispo exclusivo de la diócesis del Paraguay después de la separación de la misma de la diócesis de Buenos Aires. Llevó al Paraguay a varios religiosos dominicos, arribando a su sede el 8 de octubre de 1621,[2]​ tras ser consagrado obispo en la ciudad de Santa Fe por el obispo de Buenos Aires, Pedro Carranza.[3]​ Fue el primer obispo en administrar el sacramento de la confirmación en el Paraguay en todo el siglo XVII.[4]

Obsesionado en regular la moral sexual de la población, se empecinó en obligar al gobernador Manuel de Frías a reconciliarse y convivir con su esposa, Leonor Martel de Guzmán, de quien estaba separado hacía ya diez años. Como ambos se negaron, excomulgó al gobernador y a sus partidarios, estallando un escándalo de proporciones inauditas.[5]​ Como resultado, fue procesado ante la Real Audiencia de Charcas, situación que obligó a ambos a viajar hasta allí a defenderse; Frías murió en el camino, y Torres residió algunos meses en Charcas.[4]

Estando aún en Charcas fue informado de que había sido nombrado obispo del Tucumán, con sede en la ciudad de Santiago del Estero, aunque no le llegó la bula papal con el nombramiento. De modo que se trasladó a su sede y comenzó a gobernarla como obispo a principios de 1629, aunque siempre se tituló "gobernador del obispado del Tucumán", o bien "obispo del Paraguay y electo del Tucumán".[2]

Oficializó en Córdoba el convento de Santa Catalina de Siena, de las monjas Carmelitas, fundado en 1613 por Leonor de Tejeda y el convento de Santa Teresa, fundado por su hermano Juan de Tejeda. Fomentó la formación de doctrinas entre los indígenas.[6]

Con sus facultades mentales visiblemente alteradas, fue poco lo que pudo hacer por su diócesis, y en 1629 se trasladó nuevamente a Charcas para participar del concilio provincial de ese año, en el que no tuvo participación notable. Terminado el concilio, se trasladó a principios de 1630 a Potosí, donde falleció en el mes de julio.[2]

Referencias[editar]

  1. Alcedo, Antonio de (1788). Diccionario geográfico-historico de las Indias occidentales ó América, es a saber, de los reynos del Perú, Nueva España, Tierra Firme, Chile, y Nuevo Reyno de Granada. B. Cano. pp. 74-75. 
  2. a b c Bruno, Cayetano (1993). La Iglesia en la Argentina: cuatrocientos años de historia. Centro Salesiano de Estudios. pp. 105-107. 
  3. «Fray Pedro Carranza (1621-1632)». Arzobispado de Buenos Aires. 
  4. a b Mora Mérida, José Luis (1976). Iglesia y sociedad en Paraguay en el siglo XVIII. CSIC. pp. 33-34. 
  5. Centurión, Carlos R. (1961). Historia de la cultura paraguaya. Vol. 1. Biblioteca Ortiz Guerrero. p. 56. 
  6. Castiglione, Antonio Virgilio (2012). Historia de Santiago del Estero: Muy Noble Ciudad: Siglos XVI, XVII y XVIII. Santiago del Estero, A.V. Castiglione, 2012. ISBN 978-987-33-1908-2


Predecesor:
Julián de Cortázar
Obispo del Tucumán
1628-1630
Sucesor:
Melchor Maldonado y Saavedra