Templo Bahá’í de Chile

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Templo Bahá'í de Chile
Templo Bahá'í de Chile
Bahai Templo.jpg
Vista del templo
Información general
Uso(s) Casa de Adoración
Dirección Diagonal Las Torres 2000
Localización Peñalolén
Inicio 2010
Finalización 2016
Detalles técnicos
Superficie 1200 m construidos
Diseño y construcción
Arquitecto(s)

Siamak Hariri

Juan Grimm
Sitio web
templo.bahai.cl
Referencias
Royal Architectural Institute of Canada (2017)
[1][2]
[editar datos en Wikidata]

El Templo Bahá’í de Chile es un templo de adoración de la Fe Bahá'í. Está ubicado en la comuna de Peñalolén, en Santiago de Chile. La Casa de Adoración Bahá’í de Sudamérica fue inaugurada en octubre de 2016, y se suma a los otros 8 templos de la Fe Bahá'í que existen alrededor del mundo ubicados en Samoa, Panamá, Uganda, Alemania, India (artículo), Australia y Estados Unidos (artículo). Este templo es un punto de encuentro que promueve la unidad a través de una libre participación en actos de oración y servicio.

Adoración[editar]

La Fe Bahá’í es una de las religiones independientes más jóvenes que existen en el mundo. Surgió a mediados del siglo XIX en Irán, y sus seguidores creen en las enseñanzas de Bahá'u'lláh, su profeta y fundador.

Sus creencias abordan variados temas desde la unicidad de Dios y la religión, la unidad de la humanidad y la liberación de los prejuicios, la revelación progresiva de la verdad religiosa, el desarrollo de las cualidades espirituales, la dinámica de las relaciones que deben unir a las personas, comunidades e instituciones a medida que la humanidad avanza hacia su madurez colectiva.[3]

Su mensaje se centra en el principio de que la unidad de la raza humana no sólo es posible, sino inevitable, que todos provenimos de un mismo creador y que el papel de la religión es hacer posible nuestro destino común y asegurar el avance continuo de nuestra civilización.[4]

La Fe Bahá'í en Chile[editar]

En 1940 llegó a Chile la primera bahá’í que estableció su residencia en el país, Marcia Stewart. En menos de cinco años desde su llegada se habían establecido pequeños grupos bahá’ís en cinco ciudades del país, y fue en aquellos años que la comunidad mundial bahá’í determinó que el primer Templo del continente sudamericano se construiría en Santiago.[4][5][6]

La comunidad bahá’í de Chile experimentó una importante evolución durante los años 60 y 70. Crecientes números de personas se identificaron con la Fe Bahá’í, entre los que destacan de manera especial los pueblos originarios. En los 80 se establecieron dos escuelas rurales y una radio intercultural en la zona de la Araucanía, la cual busca proyectar la herencia cultural mapuche como una contribución fundamental para la sociedad chilena y sudamericana.[7]​ En las décadas siguientes se fue desarrollando un patrón de vida comunitaria bahá’í en ciudades de todo el país. Esto llevó a que en 2001 se determinara que las condiciones ya eran propicias para dar inicio a la construcción del Templo en Santiago. En 2002 se realizó un llamado internacional para presentar propuestas de diseños, convocatoria que recibió 185 propuestas de más de 80 países. La construcción del Templo comenzó en noviembre de 2010 y culminó en 2016.[8]

Para la dedicación de la Casa de Adoración, el 13 de octubre de 2016, asistieron alrededor de 5000 representantes de más de 110 países[9]​, y contó con la presencia del Ministro Secretario General de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, el Intendente Metropolitano Claudio Orrego y varias autoridades locales y nacionales.

Características[editar]

Los templos bahá’ís se caracterizan por contar con nueve lados y asumir una forma circular. El número 9 es el dígito más alto, razón por la cual los bahá’ís lo ven como un símbolo de plenitud y perfección.[10]​ .

Según las enseñanzas de Bahá’u’lláh, fundador de la Fe Bahá’í, los templos bahá’ís se conciben como espacios de oración, razón por la cual en ellos no se realizan ritos, ceremonias o sermones.[11]

En su interior no hay imágenes ni figuras, y cualquier persona, sea cual sea su credo, puede visitar el lugar. En las paredes interiores del Templo en Santiago pueden leerse nueve extractos breves de los escritos de Bahá’u’lláh, y en el ápice de la cúpula puede observarse una representación caligráfica en árabe del texto “Oh Tú, Gloria del Más Glorioso”.[12]

Construcción y estructura[editar]

El diseño del Templo estuvo a cargo de la oficina de arquitectura Hariri Pontarini Architects de Toronto, Canadá. El arquitecto encargado fue Siamak Hariri, y el diseño de los jardines estuvo a cargo del paisajista chileno Juan Grimm. El edificio tiene 30 metros de altura y 30 de diámetro, y una capacidad para 600 personas.

El proceso creativo del diseño se inspiró en un texto de Bahá’u’lláh, en donde describe lo que sucede cuando la luz de lo divino impregna el corazón humano. El texto utiliza la metáfora de una casa que es ocupada por su legítimo dueño; cuando eso sucede, “todos los pilares de la morada brillan con Su luz”. Así, la luz es utilizada como un símbolo de la unidad.[13][14][15]

La construcción del templo se divide en cuatro etapas principales. La primera se trata de una estructura de hormigón armado de tres niveles, que contiene estacionamientos y servicios además de ser la base estructural del edificio, contando con un sistema antisísmico de aislación de fricción de triple péndulo. Ésta etapa se comenzó el 2010 con excavaciones y trabajo de suelo, y se concluyó en abril del 2013 con el hormigonado de la loza, el cual requirió 90 m3 de hormigón y nueve horas de trabajo continuo.[16]

Sobre la base sólida de hormigón armado se construyó una superestructura de 30 metros de altura para los pétalos. Para esto se usaron 18 columnas curvadas de acero de 32,4 cm de diámetro y 20 mm de espesor como estructura primaria. Las columnas se anclaron a la base de hormigón y al óculo central - el cual fue previamente elevado mediante una torre de soporte de andamio a través de uniones apernadas. La estructura secundaria de los pétalos, la cual soporta el revestimiento interior y exterior del templo, esta hecha de un reticulado estereométrico de acero de doble capa.[16]

La construcción de la estructura portante fue terminada en mayo de 2016, y en junio comenzó el montaje del revestimiento interior. El revestimiento es de mármol, y para obtenerlo se extrajeron más de 400 toneladas de esta piedra en Portugal. Los bloques fueron cortados a medida y se les dio la curvatura necesaria para el proyecto. Cada pieza es única. Se necesitaron 1.580 piezas de mármol plano y 780 curvas para completar la estructura.

El revestimiento exterior es de vidrio fundido transparente, hecho con piezas diseñadas a medida y luego montadas en marcos de aluminio para trasladarlas a Chile. Las piezas del exterior fueron selladas con silicona, mientras que las del interior permanecen sin uniones.

El proceso creativo del diseño del Templo Bahá’í de Sudamérica se inspiró en un texto de Bahá’u’lláh, Fundador de la Fe Bahá’í, en donde describe lo que sucede cuando permitimos que la luz de lo divino impregne nuestros corazones. Él utiliza la metáfora de una casa que es ocupada por su legítimo dueño; cuando eso sucede “todos los pilares de la morada brillan con Su luz”.[17]

El diseño del templo estuvo a cargo de la oficina de arquitectura Hariri Pontarini Architects, y el arquitecto encargado fue Siamak Hariri, junto al chileno Juan Grimm, quien estuvo a cargo del diseño de paisaje.

La superficie del terreno perteneciente a la comunidad tiene 83 hectáreas, dentro de las que el templo abarca 11 hectáreas. La superficie construida es de 1.200 m2. El templo tiene un espacio central con una capacidad para 600 personas sentadas.[18]

La cúpula del templo con forma de flor tiene 30 metros de altura y 30 metros de diámetro.

Recepción e impacto[editar]

El Templo Bahá’í se convirtió rápidamente en uno de los lugares más visitados de Santiago, con casi 230 mil visitas durante sus primeros nueve meses de funcionamiento. Los visitantes valoran el espacio por su tranquilidad, su vista privilegiada de la ciudad, sus jardines y su inclusividad.[19]

El Ministro Nicolás Eyzaguirre, que representó al Gobierno de Chile durante la ceremonia de dedicación en octubre del 2016, mencionó:

“Este espacio magnífico e impresionante que nos regala la comunidad bahá’í es un lugar de trascendencia y reflexión que busca la unidad y respeto de todas las creencias y de todas las personas. Tiene un gran valor el que las casas de adoración bahá’ís sean lugares de encuentro abiertos, en los que se acogen como iguales a hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, sin que existan distinciones ni barreras de nacionalidad, credo o etnia. Aquí todos son bienvenidos. Esta es la materialización de nuestro sueño de inclusión. Este Templo continental es un regalo para nuestra sociedad, para nuestra ciudad y para cada uno de nosotros; es un Templo que embellece y enaltece nuestro paisaje, y se constituye en un ícono que estará siempre aquí, en lo alto, recordándonos cuán importante es el encuentro, el respeto y la unidad en la diversidad”[20]

En la misma ceremonia, el Intendente Metropolitano Claudio Orrego manifestó:

“Santiago es distinto a partir de ahora por este Templo que se nos regala como ciudad. Es un regalo espiritual, es un espacio que a los santiaguinos y a los chilenos nos hace falta. No importa la religión que tengamos, no importa el credo que profesemos, nuestras ciudades están llenas de sed por silencio, por sentido y por trascendencia”.[21]

Desde su inauguración, distintas figuras del ámbito cultural han visitado el lugar. El arquitecto Federico Sánchez mencionó lo siguiente: “[El Templo Bahá’í]... en el fondo lo que hace es invitar a reflexionar respecto de nosotros mismos, del entorno, de nuestra relación con el universo”.[22]

Rodrigo Guendelman, periodista y fundador de @santiagoadicto, realizó una nota para la televisión en la que afirmó: “Un lugar preciso para meditar, para sentir recogimiento”.[23]

La Asociación Chilena de Diálogo Interreligioso para el Desarrollo Humano (ADIR) realizó una visita en el mes de octubre 2017[24]​, y la Oficina Nacional de Asuntos Religiosos (ONAR), junto a otras autoridades religiosas, visitó el lugar unos meses antes de su inauguración.[25]

Servicio en el Templo[editar]

Las Casas de Adoración bahá’ís contemplan, como parte del proyecto de levantamiento de un templo, el aspecto esencial del servicio a la humanidad. Es desde esa base que se desprende una serie de actividades y espacios que buscan generar un impacto positivo al entorno.

Uno de los proyectos de servicio que acompaña al Templo de Sudamérica desde su proceso de construcción ha sido Flora Nativa, un vivero formado por voluntarios que tiene como propósito mantener los jardines del Templo y reforestar el terreno aledaño con flora autóctona del sector.

Flora Nativa cuenta constantemente con la colaboración de distintos grupos voluntarios que se ofrecen a ayudar en la mantención de los jardines del templo. Entre ellos, por ejemplo, se cuentan las visitas de grupos scouts, quienes dedican jornadas completas a ayudar en su mantenimiento.[26]

En 2017, bajo el contexto de la celebración del Bicentenario de natalicio de Bahá’u’lláh, Flora Nativa, proyecto de servicio vinculado al Templo, realizó una donación de 2 mil árboles autóctonos a la ciudad de Santiago en un gesto de regalo para la ciudad.

Ante esto, el Seremi de Medioambiente de la Región Metropolitana, José Miguel Arriaza, afirmó:

“Esta donación permitirá contribuir al déficit de áreas verdes que tiene la región, ya que la vamos a incorporar a los nuevos parques urbanos que estamos construyendo para mejorar la calidad de vida de sus habitantes, por lo que agradecemos el amor que le pone la Comunidad Bahá’í a su vivero y a las donaciones que hace”.[27]

Otro de los proyectos de servicio es el centro Kelluwün, un espacio dedicado a ser usado para actividades de servicio, educación y encuentros abierto a todo público, para ser utilizado por distintas organizaciones.

Premios y reconocimentos[editar]

El Templo, desde su conceptualización hasta su realización, ha sido reconocido con varios premios y distinciones, entre los cuales destacan (por orden histórico):

  • 2004: Premio a la Excelencia arquitectónica de Canadá[28]
  • 2010: Premio de World Architecture News a la Mejor obra civil por construir[29]
  • 2015: Galardón “Hito tecnológico” de la Corporación de Desarrollo Tecnológico (CDT) de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC)[30]
  • 2017: Premio a la Innovación arquitectónica del American Institute of Architects[31][32][33]
  • 2017: Premio a la Mejor vista de Santiago[34]
  • 2017: American Architecture Prize (AAP) Premio en la categoría Arquitectura cultural[35]
  • 2017: International Architecture Awards 2017 otorgado por The Chicago Athenaeum: Museum of Architecture and Design, junto con The European Centre for Architecture Art Design and Urban Studies[36]
  • 2018: Premio de la ciudad Benjamin Vicuña Mackenna, categoría Proyecto Urbano Privado[37]
  • 2018: Finalista en la categoría de Premios a la excelencia en diseño de la Asociación de Arquitectos de Ontario[38]

Galería de fotos[editar]

Referencias[editar]

  1. «Templo Bahá’í de Chile» (en inglés). The Skyscraper Center - The Global Tall Building Database of the CTBUH. Consultado el 5 de julio de 2017. 
  2. «Templo Bahá’í de Chile» (en inglés). Emporis. Consultado el 5 de julio de 2017. 
  3. «En qué creen los bahá'ís | La Fe Bahá’í». www.bahai.org. Consultado el 11 de julio de 2017. 
  4. a b «.Comunidad Bahá'í de Chile.». www.bahai.cl. Consultado el 5 de julio de 2017. 
  5. Lamb, Artemus. «Remembranzas, Los Comienzos de La Fe Bahá'í en América Latina». 
  6. Ruhe-schoen, Janet. An Enchantment of the Heart: A Portrait of Marcia Steward (en inglés). Consultado el 2018-04-04. 
  7. «.Comunidad Bahá'í de Chile.». www.bahai.cl. Consultado el 2018-04-04. 
  8. «Excavation work commences for Chile's "temple of light" | Bahá’í World News Service (BWNS)». Bahá’í World News Service (en inglés). 2010-11-28. Consultado el 2018-04-04. 
  9. Martínez-Conde, María Jesús (2016-11-24). «¿Bahaha… qué? La religión oriental que levantó un espectacular templo en Santiago». El Definido. Consultado el 2018-04-04. 
  10. «The Mashriqu’l-Adhkár | What Bahá’ís Do». www.bahai.org (en inglés). Consultado el 2018-04-04. 
  11. «Templo Bahá’í, la luz que nos mira desde Peñalolén – AmoSantiago». amosantiago.cl. Consultado el 2018-04-04. 
  12. LUN. «El Mercurio | NACIONAL| Página 8 | lunes, 10 de octubre de 2016». Consultado el 2018-04-04. 
  13. «Emocionar con arquitectura - Más Deco». Más Deco. 2017-04-06. Consultado el 2018-04-04. 
  14. «Can one temple unite every faith?». CNN Style (en inglés). 2016-10-25. Consultado el 2018-04-04. 
  15. Hariri, Siamak, How do you build a sacred space? (en inglés), consultado el 2018-04-04 
  16. a b «Cómo se construyó el Templo Bahá’í para Sudamérica, por Hariri Pontarini Architects». Plataforma Arquitectura. 13 de octubre de 2016. Consultado el 5 de julio de 2017. 
  17. «Casa de Adoración Bahá'í de Sudamérica». templo.bahai.cl. Consultado el 5 de julio de 2017. 
  18. «10 datos sobre el Templo Bahá’í que se está construyendo en Santiago, el primero de Sudamérica». Plataforma Urbana. Consultado el 4 de julio de 2017. 
  19. «Peregrinando a la flor de Sudamérica». La Tercera. Consultado el 2018-04-04. 
  20. Funkster (2016-10-21), Templo Baha'i de Chile - Inauguracion, consultado el 2018-04-04 
  21. Funkster (2016-10-21), Templo Baha'i de Chile - Inauguracion, consultado el 2018-04-04 
  22. Gerardo Rodríguez (2017-08-02), City tour: Templo Baháí en Peñalolén, Santiago., consultado el 2018-04-04 
  23. 13, Tele. «#Hayqueir: Templo Baháí». https://www.facebook.com/teletrece. Consultado el 2018-04-04. 
  24. «ADIR Chile». www.facebook.com. Consultado el 2018-04-04. 
  25. «Director de la ONAR visita instalaciones del primer Templo Bahai de Sudamérica - Oficina Nacional de Asuntos Religiosos». www.onar.gob.cl. Consultado el 2018-04-04. 
  26. «Casa de Adoración Bahá'í de Sudamérica». templo.bahai.cl. Consultado el 2018-04-04. 
  27. «COMUNIDAD BAHAI DONA 2 MIL ÁRBOLES NATIVOS PARA NUEVOS PARQUES URBANOS DE LA REGIÓN METROPOLITANA - Intendencia Metropolitana - Gobierno de Chile». www.intendenciametropolitana.gov.cl. Consultado el 2018-04-04. 
  28. «The 2004 Canadian Architect Awards of Excellence winners announced». 
  29. «CIVIC BUILDINGS 2010 Award». 
  30. «CDT premia a empresas del sector construcción». 
  31. «AIA announces winners of the 2017 Innovation Awards». 
  32. «Templo Bahá’í gana premio a la innovación en arquitectura en Canadá». 
  33. «Un templo bahá'í ganó el premio del Royal Institute a la innovación en arquitectura 2017». 
  34. «Ganador mejor vista de la ciudad: Templo Bahá’í». 
  35. «The AAP 2017 Winners Are Here - The American Architecture Prize». The American Architecture Prize (en inglés estadounidense). 9 de octubre de 2017. Consultado el 17 de marzo de 2018. 
  36. «The Chicago Athenaeum». chi-athenaeum.org. Consultado el 17 de marzo de 2018. 
  37. «Los premios de la ciudad benjamín vicuña mackenna 2018 ya tienen a sus ganadores». 
  38. «Bahá’í Temple of South America: OAA Design Excellence Awards Finalist». 

Enlaces externos[editar]

Coordenadas: 33°28′35.0″S 70°30′41.8″O / -33.476389, -70.511611