Teléfono de lata

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Dibujo de teléfono de lata del siglo XIX.

Un teléfono de lata es un dispositivo acústico donde el sonido es transformado en vibraciones en cadena en una lata. Estas vibraciones se transmiten a lo largo de una cuerda, para ser transformadas de nuevo en sonido en otra lata situada en el extremo de la cuerda. Normalmente se compone de dos latas, conos de papel o similares, unidos por un elemento tenso, como una cuerda o un hilo, entre ambos extremos.

Historia[editar]

Antes del teléfono electromagnético actual, había dispositivos acústicos mecánicos para transmitir palabras y música a una distancia mayor que la del habla normal. Los primeros teléfonos mecánicos utilizaron tubos u otros medios físicos, y entre los primeros experimentos realizados estuvieron los del físico y polimata británico Robert Hooke entre 1664 y 1685 Robert Hooke.[1] [2] Desde 1664 a 1665 Hooke experimentaba transmitiendo sonido a través de alambre tensado.[3] Es acreditado con haciendo un teléfono acústico de cadena tan temprano como 1667.[4]

El muy similar teléfono de lata, o 'teléfono de amantes', también se ha conocido por siglos. Dos diafragmas con cadena o alambre tirante se conectan cual transmite sonido por vibraciones mecánico desde una a la otra a través del alambre (y no por una corriente eléctrica modulada). El ejemplo clásico es el juguete de niños que se hace conectando los fondos de dos vasos de papel, latas de metal, o botellas de plástico con cuerda sostenida tensamente.[1] [5]

Por un corto periodo, los teléfonos acústicos se vendieron como una fuerte competencia al teléfono eléctrico. Cuando la patente del teléfono de Alexander Graham Bell caducó docenas de empresas nuevas inundaron el mercado, los fabricantes de teléfonos acústicos no pudieron competir y cerraron rápidamente. La distancia más larga fue muy corta, pero cientos de innovaciones (causar cerca de 300 patentes) hizo la distancia aproximadamente una media de una milla (800 m) o más en buenos condiciones.[5] Un ejemplo de una de estas empresas era la 'Pulsion Telephone Supply Company' de Lemuel Mellett de Massachusetts, cual diseñó su versión en 1888 y la desplegó en ferrocarriles, supuestamente con un alcance de 3 millas (4,828032 km).[2] [6]

En los siglos antes de latas y copas de papel llegó a ser común, otras copas se usaban y el aparato a veces se llamaban el "teléfono de amantes". Durante el siglo 20, lo se usaban comúnmente en los preescolares y las escuelas primarias para enseñar los niños de la vibración de sonido.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b McVeigh, Daniel P. An Early History of the Telephone: 1664–1866: Robert Hooke's Acoustic Experiments and Acoustic Inventions, Columbia University website. Retrieved January 15, 2013. This work in turn cites:
    • Richard Waller and edited by R.T. Gunther. "The Postthumous Works of Robert Hooke, M.D., S.R.S. 1705. Reprinted in R.T. Gunther's "Early Science In Oxford", Vol. 6, p. 185, 25
  2. a b Grigonis, Richard. A Telephone in 1665?, TMCNet Technews website, December 29, 2008.
  3. Preface to Micrographia (1665) «I have, by the help of a distended wire, propagated the sound to a very considerable distance in an instant». Micrographia - Extracts From The Preface
  4. Giles, Arthur (editor). County Directory of Scotland (for 1901-1904): Twelfth Issue: Telephone (Scottish Post Office Directories), Edinburgh: R. Grant & Son, 1902, p. 28.
  5. a b Jacobs, Bill. Acoustic Telephones, TelefoonMuseum.com website. Retrieved January 15, 2013. This article in turn cites:
    • Kolger, Jon. "Mechanical or String Telephones", ATCA Newsletter, June 1986; y
    • "Lancaster, Pennsylvania Agricultural Almanac for the Year 1879: How to Construct a Farmer's Telephone", John Bater's Sons.; y
    • "Telephone Experiences of Harry J. Curl as told by him to E. T. Mahood, During the summer of 1933 at Kansas City, Missouri: First Telephone Experience."
  6. "The Pulsion Telephone", New Zealand: Hawke's Bay Herald, Vol. XXV, Iss. 8583, January 30, 1890, p. 3.