Tatami

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cuarto con seis alfombras Tatami y con shoji.

Las esteras denominadas como tatami (?); (palabra que originalmente significaba "doblada y apilada") son un elemento muy característico de las casas japonesas, que se usaban para recubrir todo el suelo en las habitaciones más destacadas (no en la cocina, baño o entrada) que eran colocadas en un peldaño inferior, al ras del suelo de entrada.

Tradicionalmente se hacían con tejido de paja, y se embalaban con ese mismo material. En la actualidad pueden también elaborarse con poliestireno expandido aunque, al menos en Japón, no es lo más habitual. El borde de cada estera se recubre con un brocado, o simplemente con tela verde oscura.

Una estera de tatami siempre presentan el mismo tamaño y forma, y de hecho, proporcionan el módulo del que derivan el resto de proporciones de la arquitectura tradicional japonesa. El tamaño de una habitación viene dado por el número de tatami que podría contener. Las tiendas son tradicionalmente diseñadas para medir 5,5 esteras. El cuarto del té y las casas de té miden frecuentemente 4,5.

Las dimensiones tradicionales de estas alfombras adosadas fueron fijadas en 90 cm por 180 cm por 5 cm. También se fabrican medias esteras de 90 cm por 90 cm. Por su tamaño fijo, los cuartos de las construcciones tradicionales japonesas están construidos en múltiplos de 90 cm. Se debe destacar, también, que las alfombras de Kioto y otras regiones del oeste de Japón son un poco más largas que las de Tokio.

Tanto los tatami como los fusuma son elementos que fueron determinantes en la arquitectura japonesa. Si nos ponemos a comparar con la arquitectura en general podemos notar que esta se diferencia por la relación que tiene con la naturaleza y sus creencias. Sus diseños están compuestos por formas puras, materiales nobles y colores sobrios. Busca anular casi por completo la ornamentación y la ostentación. Logra una conexión muy fuerte entre el espacio y la persona que va a habitarlo. Se podría decir que la vivienda tradicional japonesa apela a la sensibilidad del ser humano, lo cual fue perdiendo relevancia con el tiempo en gran parte del mundo.

Fueron originalmente un accesorio lujoso para los ricos en las mansiones de estilo shinden del período Kamakura, en un tiempo en que casi todos los japoneses se conformaban con un piso de tierra compactada. Mucho después encontró su camino en el estilo Minka (Japón).[1]​ Los tatami están asociados con tradiciones japonesas como la ceremonia del té.

En general, las casas Minkas de la zona occidental de Japón utilizan el sistema de diseño basado en el tatami y en las de Japón oriental, el diseño se basa en la distancia entre columnas.

Disposición[editar]

Diferentes disposiciones de tatami[2]

Existen variadas reglas acerca del número y la colocación de los tatami. Nunca deben situarse en cuadrícula, tampoco deben coincidir tres o cuatro esquinas de las esteras en ningún punto.

La disposition de los tatami puede hacerse de dos modos:

  • Shūgijiki: unidos en sentido vertical o en el horizontal, formando figuras en retículas no netamente cuadradas.
  • Fushūgijiki, dispuestos en un sentido único, formándose mediante tiras paralelas.

En las agencias inmobiliarias las fichas descriptivas marcan las habitaciones con tatami dibujando sistemáticamente la disposición en ellas de las piezas correspondientes que caben en cada una. Es normal hablar de cuartos de 'ocho tatami'.

Las casas modernas japonesas suelen tener al menos un cuarto con tatami para llevar a cabo dichas ceremonias, agasajar a los invitados o, simplemente, descansar.

Tatami en las artes marciales[editar]

Karate[editar]

Para el karate la norma de la WKF (siglas en inglés de la Federación Mundial de Karate o World Karate Federation) es una plancha de polietileno de celdas cerradas de monodensidad, de 10 mm x 1000 mm x1.

Se usa de dojo para el karate que solía ser de madera flotante, hoy en día se entrena en planchas de colchoneta.

Para el entrenamiento no hay una norma para las dimensiones ni distribución de los colores, los cuales suelen ser azul y rojo, o verde y rojo, pero para la competición éste debe ser de 8 x 8 piezas, más un perímetro adicional de seguridad de 2 piezas. La distribución de los colores suele ser 6x6 piezas azules en el centro, seguido por una franja roja de 8x8 piezas alrededor y la zona de seguridad azul.

El tatami japonés tradicional ya casi no se usa puesto que hoy en día está más al día el karate deportivo y no el tradicional.

Referencias[editar]

  1. Itoh, Teiji (1965). Arquitectura tradicional de Japón. EUDEBA. 
  2. Itoh, Teiji (1965). Arquitectura tradicional de Japon. Eudeba.