Túnel de viento vertical

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Túnel de viento vertical

Un túnel de viento vertical es simplemente un túnel de viento que mueve aire en una columna vertical adentro de un tubo cristalino. La gran mayoría de este tipo de túnel de viento sirve como simuladores de paracaidismo y son conocidos por diferentes nombres, túnel de aire, indoor skydiving, bodyflying o simplemente túnel de viento. El túnel mueve aire verticalmente a aproximadamente 195 km/h, lo cual es la velocidad terminal de un humano en caída libre (salto en paracaidismo) en posición horizontal (de barriga).[1]

Historia[editar]

La primera persona que voló en un túnel de viento fue Jack Tiffany en 1964.

España[editar]

El primer túnel de viento (o Simulador de caída libre) en España se construyó en la Base Aérea de Alcantarilla (Escuela Militar de Paracaidismo "Méndez Parada") de Alcantarilla (Región de Murcia). Actualmente, es el más potente del mundo, ya que cuenta con cuatro motores de succión con una potencia superior a 1000CV. La cámara de vuelo es de 4,26 m. de diámetro y se pueden alcanzar velocidades de hasta 250 km/h, por lo que se pueden experimentar sensaciones y perfeccionar la técnica de vuelo dentro de una columna de aire de 9 metros de altura. Además, pueden practicar a la vez hasta ocho personas.

Este simulador permite al paracaidista experto practicar aquellas figuras que realizará posteriormente en solitario o en grupo; y a quienes se inician en este deporte les ayuda a practicar en un entorno controlado y con la ayuda de un instructor.

Como sistema de entrenamiento de caída libre resulta más práctico y económico que practicar paracaidismo desde un avión y el período de entrenamiento es mucho más corto. El túnel cuenta además con medidas de seguridad pasivas, como un sistema de redes elásticas y metálicas en la parte inferior para que el usuario no choque contra el suelo, un detector de presencia para evitar que choque contra el techo y un sistema para evitar una parada repentina en caso de fallo en el suministro eléctrico.

Actualmente existen otros túneles de viento recreativos y profesionales disponibles para todos los públicos, ya sea para entrenar la técnica (paracaidistas) o para disfrutar de la sensación de volar (amateur). El túnel con mejor calidad de aire se encuentra en Madrid y pertenece a la empresa WINDOBONA. Este túnel está dotado de la mejor tecnología ISG (Indoor Skydiving Germany) lo cual le confiere una calidad total al flujo de aire impidiendo definitivamente las variaciones. El más grande de Europa está situado en Las Rozas (Madrid) y cuenta con 18m de alto y 4,60 de ancho. Se llama Madrid Fly y tiene una patente (100% española) que consigue las condiciones adecuadas para practicar el deporte del vuelo indoor de una manera segura y controlada 100%.

El túnel de viento ofrece prestaciones superiores a los existentes en París, Bedford (Inglaterra), Orlando y Perris Valley (EE. UU.).

Referencia[editar]

  1. «Que es un Túnel de Viento». Archivado desde el original el 4 de marzo de 2016. Consultado el 31 de octubre de 2015.