Subasta holandesa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Subasta Holandesa es un tipo de subasta en la que el subastador comienza subastando con un alto precio, que es rebajado hasta que algún participante esta dispuesto a aceptar el precio del subastador, o hasta que se llega al precio de reserva, que es el precio mínimo aceptado para esa venta. El participante ganador paga el último precio anunciado.

Este tipo de subasta es conveniente cuando es importante subastar los bienes rápidamente, y una venta nunca requiere más de una puja, que es aumentar el precio puesto a algo que se subasta. Teóricamente, la estrategia y resultados del pujo de la subasta holandesa es igual al de una subasta de primer precio, pero de cualquier modo, pruebas indican que a veces una subasta holandesa termina con precios de venta menores.

La subasta holandesa tiene su mejor exponente con las subastas de tulipanes holandeses, en Holanda este tipo de subasta es llamado Subasta China. Otro nombre holandés dado para esta subasta es: Afmijnen, que significa dando por mío, debido a que el precio cuando convence al comprador, éste dice: Mío!

El término Subasta Holandesa es a veces usado en las subastas en red, donde varios bienes iguales son vendidos simultáneamente a un número igual de postores.