Sokushinbutsu

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los Sokushinbutsu (即身仏, literalmente, "consecución de la budeidad en vida") fueron monjes budistas de la forma del budismo Shugendō que, de forma diseminada en el norte de Japón (principalmente, la prefectura de Yamagata) y durante el siglo XV, se provocaban la muerte lentamente, de forma tal que sus cadáveres se conservaran momificados y así consiguieran el estado de iluminación y se convirtieran en Budas. Aunque fueron cientos los monjes que intentaron automomificarse, solo se han descubierto unos 16-24 hasta la fecha. Vale decir que la técnica está extinta actualmente y que ningún monasterio ni ningún grupo budista la sigue practicando.

Por un período de 1.000 días (algo menos de tres años), estos monjes se sometían a un muy estricto régimen de entrenamiento físico y dieta, consistente únicamente en frutos secos y semillas. Todo esto era para deshacerse de su grasa corporal. Luego, por otros 1.000 días tomaban un té venenoso, elaborado a partir del árbol urushi. El veneno provocaba el vómito, con la consiguiente pérdida de fluidos corporales, y además conseguía que, tras la muerte, los gusanos no corrompieran el cuerpo.[cita requerida]

Para terminar el proceso, el monje se colocaba en una tumba solo un poco más grande que su cuerpo, entonaba cantos y permanecía en la posición del loto hasta su muerte. Sus únicas conexiones con el mundo exterior eran una campana y una caña para respirar. Cada día, si la campana sonaba, el monje indicaba que aún vivía. El día que la campana dejaba de sonar se retiraba la caña de respiración y se sellaba la cripta. Los monjes esperaban 1.000 días adicionales, después de los cuales abrían la tumba para verificar si la momificación había tenido éxito.

Si el cuerpo se había corrompido, el monje era enterrado con honores especiales. En cambio, si la momificación había resultado exitosa, se le colocaba en un templo y se le consideraba un Buda.[cita requerida]

En la cultura popular[editar]

  • En los juegos de Megami Tensei, aparece un practicante del Sokushinbutsu llamado Daisoujou. Es retratado como un esqueleto preservado que usa vestimentas amarillas y lleva una campana.
  • En la serie anime Inu Yasha, aparece un monje llamado santo, Hakushin, quien pasó por el proceso de Sokushinbutsu en tiempos de hambruna y guerra para poder proteger a su pueblo como un buda viviente. Sin embargo, cuando se aproximaba a la muerte se molestó al ver que aquellos a los que había dedicado su vida tratando de proteger ahora estaban ansiosos esperando su muerte. Por ello, tras haber completado el proceso de Sokushinbutsu, sirvió a su gente como un buda por muchos años, y estaba deseoso de auxiliar al demonio Naraku.
  • En la novela El haikú de las palabras perdidas, de Andrés Pascual, un personaje visita un templo con un sokushinbutsu.
  • En el número dos del cómic de "Call of the Suicide Forest" (Amigo Comics 2017) de Desiree Bressend, Rubén Gil y editado por El Torres, un personaje visita un templo con varios sokushinbutsu en su entrada.

Véase también[editar]