Signo clínico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La ictericia es un signo clínico.

Los signos clínicos (también signos) son las manifestaciones objetivas, clínicamente fiables, y observadas en la exploración médica, es decir, en el examen físico del paciente, a diferencia de los síntomas, que son elementos subjetivos, señales percibidas únicamente por el paciente como, por ejemplo, el dolor, la debilidad y el mareo.[1]​ Un signo clínico es un elemento clave que el médico puede percibir en un examen físico, en contraposición a los síntomas que son los elementos subjetivos, es decir, son percibidos solo por el paciente, como el dolor, la astenia o los mareos. La semiología clínica es la disciplina de la que se vale el médico para indagar, mediante el examen psicofísico del paciente, sobre los diferentes signos que puede presentar.


Ejemplos[editar]

  • acropaquia (agrandamiento de los dedos)
  • adenopatía (inflamación de los ganglios linfáticos)
  • ascitis (líquido en el abdomen)
  • caquexia (desnutrición extrema)
  • edema (acumulación de líquido en el espacio extracelular)
  • eritema (enrojecimiento de una zona del cuerpo)
  • esplenomegalia (agrandamiento del bazo)
  • estornudo (Expulsión violenta y ruidosa del aire de los pulmones que se realiza por la nariz y la boca mediante un movimiento involuntario y repentino del diafragma)
  • exoftalmia (propulsión notable del globo ocular)
  • fiebre (temperatura corporal mayor de 37ºC)
  • ginecomastia (agrandamiento de las mamas en el hombre)
  • hepatomegalia (agrandamiento del hígado)
  • hemoptisis (esputos con sangre de los pulmones)
  • hipo (es la contracción involuntaria del diafragma)
  • ictericia (piel y mucosas amarillas)
  • tos

Véase también[editar]