Shenti

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Detalle de la paleta de Narmer, donde se ve al rey llevando una shenti (siglo XXXI a. C.).
General Tjahapimu de la Dinastía XXX de Egipto, llevando una shenti.
Detalle de anudado de la shenti del inspector de escribas Raherka (c. 2350 a. C.). Museo del Louvre.

La shenti o schenti era una prenda de vestir masculina en forma de falda corta que fue utilizada, al menos, desde el Reino Antiguo de Egipto.

Esta faldilla estaba compuesta por una pieza larga de tela rectangular confeccionada en tela de lino en color blanco o crudo, que envolvía la cintura del hombre y se sujetaba con un cinturón o faja, usualmente, de tela. Existían algunas variaciones, pero, en general, la tela se enrollaba varias veces alrededor del vientre, pasaba por entre las piernas y se anudaba por delante, a la altura de la cadera para ajustarse, en su caso, con un ceñidor.[1]

Mientras que durante los Reinos Antiguo y Nuevo se llevaba por encima de las rodillas, en el Imperio Nuevo (1550 a. C.-1069 a. C. la shenti se alargó y se volvió más sofisticada, con pliegues y para los personajes de alto rango, aparece una doble shenti con una especie de delantal triangular, con pliegues, que podía estar decorado con elementos simbólicos, como cobras y utilizar color. En algunos casos, en jeroglificos, los hombres llevan faldas transparentes más largas, sobre la parte superior de su shendi.

Se han encontrado representaciones de shentis en esculturas, pinturas o jeroglíficos egipcios desde el comienzo del arte egipcio dinástico, siendo la primera conocida en la famosa paleta de Narmer, portándola el propio rey. Pero no sólo en reyes, sino también en dioses, nobles o plebeyos. En el caso del shenti real, solía llevar cinturones donde figuraba su nombre o sus insignias reales y llevaba un distintivo que le distinguía de los demás, una cola de león, atada en su parte posterior, símbolo de su fuerza, como recuerdo de una antigua costumbre de cazador prehistórico.[2]

Las shentis probablemente fuesen una adaptación de las primeras faldillas confeccionadas de piel de animales que fueron utilizadas por los primitivos habitantes de Egipto, que les permitían la libertad de movimiento para el ejercicio de la caza. Posteriormente, otros materiales, como el lino, serían los preferidos.

También los miembros del ejército usaban una versión de la shendi, puesto que también necesitaban la libertad de movimiento que les proporcionaba esta prenda durante la batalla.

Referencias[editar]

  1. González Serrano, Pilar (1996). «El vestido y la cosmética en el Antiguo Egipto». En Espacio, Tiempo y Forma. Historia Antigua. Serie II: 35. 
  2. Anna Maria Donadoni (1988). Museo Egipcio de Turín, ed. Civilización de los egipcios. La vida cotidiana. Electa Spa. pp. 195-196. 

Enlaces externos[editar]