Servicio de referencia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El servicio de referencia es una de las tareas principales que se desarrollan en las bibliotecas, donde los bibliotecarios instruyen y ayudan a los usuarios a encontrar y elegir aquellos materiales que estos requieren. Consiste en la asistencia personal al usuario en la búsqueda de información.

El servicio de referencia, presenta diversos tipos de servicios con características variadas y distintos grados de complejidad, que en la teoría se exponen de forma separada, mientras que en la práctica estas divisiones no son tan rigurosas. Con el fin de satisfacer una demanda, el referencista comúnmente pondrá en juego su conocimiento, destreza y creatividad para seleccionar el servicio más adecuado a sus combinatorias. No es posible que todos los servicios estén disponibles en todos los tipos de bibliotecas. Algunos se adecuan a ellas mejor que otros y debido al cambio de paradigma, hoy el servicio gira cada vez más en torno al usuario.

Referencia rápida. Provee información precisa en corto período de tiempo, utilizando una cantidad mínima de fuentes (especialmente obras de referencia). El servicio de referencia rápida es frecuente en todo tipo de bibliotecas, sin embargo, constituye la mayor parte de las solicitudes recibidas en bibliotecas públicas, populares y escolares.

Preguntas frecuentes (FAQs – Frecuently Asked Questions) En el servicio se pueden identificar con anticipación algunas preguntas que se reiteran a lo largo de la jornada de trabajo. Estas preguntas frecuentes en general se refieren a datos de biblioteca: horario, uso, tipo y alcance del servicio, colección, localización de las secciones, políticas, etc.

Verificación de citas bibliográficas. Pretende identificar y localizar cualquier tipo de documento de forma completa en cualquier formato o soporte, incluido en la colección de la biblioteca o fuera de ella.

La verificación bibliográfica requiere que el referencista consulte las obras de referencia bibliográficas clásicas, tales como los catálogos locales y colectivos, índices, bibliografías, bases de datos etc. con el fin de comprobar que la cita es correcta y completa. Este proceso de verificación de citas bibliográficas, tiene como objetivo que el usuario tenga todos los datos necesarios para localizar la obra en la biblioteca, pedirla en préstamo interbibliotecario, consultarla en otra biblioteca etc.

Obtención de documentos . Dado que uno de los propósitos de la biblioteca es dar acceso al documento, el servicio de referencia debe, una vez realizada la verificación bibliográfica, en primer lugar facilitar su localización y obtención mediante la consulta de su catálogo y de los recursos disponibles en ella. Cuando el material no se encuentra en la biblioteca es necesario recurrir a otras instancias que lo puedan proveer. Estas instancias son: el servicio externo de obtención de documentos, el préstamo interbibliotecario o la derivación de la solicitud o del usuario a otra biblioteca. El préstamo interbibliotecario se presenta en todo tipo de biblitoecas, pero en las universitarias y especializadas es más frecuente.

Alerta de novedades El servicio es conocido también con el nombre de servicio de alerta o alerta informativa, boletín de novedades, sumarios, newsletter, entre otros. Informa a todos los usuarios acerca de la incorporación de adquisiciones, nuevos servicios, lecturas recomendadas, reseñas, eventos etc. El alerta de novedades debería estar presente en todo tipo de bibliotecas.

Diseminación Selectiva de la Información (DSI) A diferencia del servicio anterior que va dirigido a todos los usuarios, la DSI distingue su distribución de acuerdo a los perfiles de interés previamente definidos. Se puede llamar también servicio de puesta al día, ya que está destinado a facilitar la actualización del campo de interés de los usuarios involucrados. Se ofrece a investigadores y docentes en bibliotecas especializadas y universitarias. Comprende la entrega de referencias bibliográficas, tablas de contenidos, los resúmenes etc.

Servicios de información o referencia comunitaria También conocido como servicio de información local, servicio de información a los ciudadanos o servicio de información para la comunidad local. Consiste en reunir, organizar, difundir y promover los recursos de información de la comunidad perteneciente a una localidad geográfica determinada. Presente en las bibliotecas públicas y populares.

Búsqueda de información. El servicio de búsqueda de información se diferencia de la referencia rápida por la complejidad y el tiempo que requiere dar respuesta a la demanda. Implica la identificación, localización y entrega de información concreta al usuario. Este servicio se brinda frecuentemente en bibliotecas especializadas, nacionales, universitarias. No es habitual encontrarlo en bibliotecas escolares, públicas o populares.

Compilación de bibliografías. Las bibliografías como producto de la búsqueda de información en el servicio de referencia se compilan con el objeto de satisfacer una demanda puntual. El referencista puede recibir un pedido expreso de compilación acerca de un tema o un autor. Otro propósito de la bibliografía es difusión de un acontecimiento, etc.

Asesoría de información para la investigación. Se relaciona con la formación de usuarios y la Alfabetización Informacional. Se desarrolla generalmente en las bibliotecas universitarias y especializadas en donde el bibliotecario asesora a estudiante o investigador, en la búsqueda de información para la elaboración de tesinas, informes de investigación, tesis de licenciatura, maestrías, doctorados y proyectos de investigación.

Formación de Usuarios (orientación bibliotecaria e instrucción bibliográfica) En todas las bibliotecas es algo fundamental el aprender a utilizar los servicios, conocer la colección, etc.

Historia[editar]

En 1876, durante la primera conferencia de la ALA (American Library Association), Samuel Green presentó el artículo, "Personal Relationship Between Librarians and Readers"[1] que se considera el primer tratado sobre el servicio de referencia; allí, él sugirió sus cuatro funciones fundamentales:

  1. Instruir al lector en el uso de la biblioteca.
  2. Asistirlo en sus preguntas.
  3. Ayudarlo en la selección de obras buenas.
  4. Promover la biblioteca dentro de la comunidad.

Romanos de Tiratel señala que, si bien estas definiciones de funciones tienen ya más de un siglo, siguen siendo adecuadas, aunque hace una salvedad en la tercera función: al decir "obras buenas", Green se refería a "obras moralmente edificantes", mientras que hoy en día se toma como "las obras más relevantes respecto de las necesidades del usuario".[2]

En 1915, Bishop define al servicio de referencia como el esfuerzo organizado para asistir en el uso de los libros de una biblioteca de la forma más ágil y fructífera. En 1929 Wyer dice que su objetivo es el de asistir a los lectores en la interpretación de las colecciones de la biblioteca con fines de estudio e investigación.[3] Y en 1939 Shores retoma la idea de que el referencista es el intérprete entre el usuario y la colección.[4]

En 1944, Hutchins desacredita a Wyer diciendo que sus ideas son obsoletas y declarando que no sólo es la interpretación de la colección para la investigación y el estudio, sino el proveer de todo tipo de información para cualquier fin, con lo cual recalca la importancia de la asistencia personal y directa del referencista al usuario.[5]

En la misma corriente Rothstein dice, en 1953, que el trabajo del referencista es la asistencia personal dada por un bibliotecario a lectores en la búsqueda de información.

En 1967, Rees distingue el 'trabajo de referencia' del 'servicio de referencia' y del 'proceso de referencia'. Hasta entonces, las dos primeras expresiones se utilizaban indistintamente, pero ella las distinguió, y definió a la tercera como los diferentes procesos llevados a cabo por el referencista durante una entrevista de referencia. Así, para esta autora el servicio de referencia es la entrega formal de información realizada por un referencista, quien se interpone entre el usuario y las fuentes de información, en tanto que el trabajo de referencia es toda actividad llevada a cabo para cumplir dicha función.

Sabor siguió esta tendencia en 1978 destacando además la importancia de las fuentes de referencia que son las obras que el referencista consulta para obtener los datos necesarios.

Varios[¿quién?] autores más continuaron estas ideas durante las siguientes décadas, como Boop y Smith, quienes en 1991 definieron al servicio de referencia en un aspecto mucho más amplio, destacando que ya no sólo incluía a la entrevista de referencia sino también a la organización y gerencia del servicio, la evaluación y el desarrollo de la colección.

En 200, García dice que el servicio de referencia es el conjunto de etapas sucesivas, en las que se realizan diversas tareas con el fin de satisfacer las necesidades de información y formación de la comunidad de usuarios a la que sirve la biblioteca.

Con el advenimiento de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, el servicio de referencia tuvo que adaptarse. Así como en alguna época las bibliotecas tuvieron que añadir la consulta telefónica, de la misma forma hoy en día se pueden realizar consultas mediante formularios web, correo electrónico, mensajes de texto vía celular y servicios de mensajería instantánea, como IRC o chats especiales incorporados en los OPAC de algunas bibliotecas.

Referencias[editar]

  1. Green, Samuel (1876). «Personal Relationship Between Librarians and Readers». Library Journal 1: 74-81. 
  2. Garcia, Irma Luz (2009). «Prologo». Servicio de referencia : una propuesta integradora (2a edición). Buenos Aires: Alfagrama. pp. 13-33. ISBN 9789871305308. 
  3. Weyr, J.I. (1930). Reference work: a textbook for students of library work and librarians (en inglés). Chicago: American Library Association. 
  4. Shores, L. (1954). Basic Reference Sources: an introduction to materials and methods. (en inglés). Chicago: American Library Association. 
  5. Hutchins, M. (1944). Introduction to reference work. (en inglés). Chicago: American Library Association.