Serguéi Pankéyev

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sergei Pankejeff con su mujer en 1910.

Serguéi Konstantínovitch Pankéyev, también Pankejeff (Сергей Константинович Панкеев Serguéy Konstantínovich Pankéyev) (24 de diciembre de 18867 de mayo de 1979) fue un aristócrata ruso nacido en Odesa (Ucrania), conocido por ser uno de los pacientes de Sigmund Freud. Aparece en sus textos con el seudónimo de "el hombre de los lobos" (der Wolfsmann).

Biografía[editar]

Prescripción de Sigmund Freud el 22 de noviembre de 1919 para la mujer del paciente que él denominaba "el hombre de los lobos", cuyo nombre real era Serguéi Pankéyev.

Pankéyev sufría de una grave neurosis y pesadillas recurrentes que le impedían valerse por sus propios medios. Freud interpretó los sueños del paciente concluyendo que estaban relacionados a un trauma sexual de su infancia.

Según Karin Obholzer Freud dijo que al comunicarle el origen de su problema Pankeyéff se curó completamente.[1]

Sin embargo, hay personas que aseguran que Freud jamás dijo que el llamado "hombre de los lobos" se curó cuando le manifestó las causas de su enfermedad.[cita requerida]

Crítica al caso[editar]

Las críticas comenzaron por Otto Rank (1926), que cuestionó la precisión y eficacia de la terapia psicoanalítica que Freud aplicó a Pankejeff. De forma similar, a mediados del siglo XX, el psiquiatra Hervey Cleckley desestimó por completo el diagnóstico de Freud como puramente especulativo. Dorpat suguirió que la conducta de Freud hacia Pankejeff fue un caso ejemplar de gaslighting (el intento de manipular la percepción de la realidad).

Daniel Goleman escribió para el New York Times el siguiente escrito:

A la hora de tratar al Hombre de los Lobos Freud se centra en su pesadilla en la cual está tumbado en una cama y ve a unos cuantos lobos sentados en una árbol frente a una ventana abierta. Freud dedujo que ese sueño simboliza un trauma: que el Hombre de los Lobos, cuando era un niño, observó a sus padres realizar el acto sexual. La interpretación de Freud sobre el supuesto trauma, sin embargo, es contradecido por el mismísimo Hombre de los Lobos, Sergej Pankejeff, en una entrevista realizada por Karin Obholzer, un periodista que le siguió de cerca en Viena en 1970.

El señor Pankejeff afirma que la interpretación de Freud sobre su sueño es "terriblemente fuera de lugar". El señor Pankejeff dijo, "Es totalmente imposible", dado que Pankejeff vivía en una vivienda donde la habitación de sus padres estaba completamente aislada de la suya.

El señor Panekjeff también discutió que las afirmaciones de Freud sobre su cura fueron "propaganda", una manipulación para asombrar al público en su obra. Añadió que "Freud afirma haberme curado al 100%, lo cual es totalmente falso".

Según las investigaciones realizadas por la periodista Karin Obholzer, la historia fue muy distinta. No sólo Pankeyév nunca se curó, sino que siguió siendo tratado por otros psicoanalistas hasta su muerte y su estado durante ese transcurso empeoró considerablemente. Según Karin Obholzer Pankeyév cobraba un sueldo mensual a cargo de la Fundación Sigmund Freud con el propósito de mantenerlo oculto en Viena para que el fraude no se hiciera público.[1]

Referencias[editar]

  1. a b Karin Obholzer. The Wolf-Man: conversations with Freud's patient sixty years later o Karin Obholzer. Conversaciones con el hombre de los lobos: un psicoanálisis y las consecuencias (1980). Trad. P. Arias. Buenos Aires: Nueva Visión, 1996. ISBN 978-950-602-349-2

Bibliografía para consultar[editar]

  • Sigmund Freud, De la historia de una neurosis infantil (1918 [1914]), volumen XVII de la obras completas de Freud, Buenos Aires/Madrid: Amorrortu Editores, ISBN 978-950-518-593-1.
  • Muriel Gardiner (ed.). El Hombre de los lobos por el Hombre de los lobos (1971). Trad. M. Guastavino. Buenos Aires: Nueva Visión, 1983.
  • Karin Obholzer. Conversaciones con el hombre de los lobos: un psicoanálisis y las consecuencias (1980). Trad. P. Arias. Buenos Aires: Nueva Visión, 1996. ISBN 978-950-602-349-2

Enlaces externos[editar]