Segunda guerra anglo-birmana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Pintura birmana durante la Segunda Guerra Anglo-Birmana.

La segunda guerra anglo-birmana (1852-1853) fue la segunda de las tres guerras libradas entre el Imperio británico y el birmano en el siglo xix.[1]

En 1852 el comodoro Lambert fue enviado a territorio birmano y tras una acción marítima contra los birmanos estalló la Segunda Guerra Anglo-Birmana. La guerra provocaría la pérdida de más territorios y una revuelta que acabaría con el rey Pagan Min que fue remplazado por su hermano Mindon Min (1853-1878). Este trató de modernizar su reino e impulsar la economía y trasladó la capital a Mandalay.[1]

Historia[editar]

Fotografía histórica de Amarapura, Birmania, tras la Segunda Guerra Anglo-Birmana.

En 1852, el Comodoro Lambert fue enviado a Birmania por James Broun-Ramsay, gobernador general de la India, por una serie de problemas menores surgidos en relación con el cumplimiento del tratado de Yandabo.[1]​ Los birmanos hicieron inmediatas concesiones que incluían la destitución del gobernador de quien los británicos habían hecho su casus belli. Lambert finalmente provocó un enfrentamiento naval en circunstancias muy cuestionables, y así comenzó la segunda guerra anglo-birmano en 1852, que terminó con la anexión británica de la provincia de Pegu,[2]​ que pasó a llamarse Baja Birmania. La guerra dio lugar a una revolución palaciega en Birmania, con el nombramiento del rey Mindon Min (1853-1878) en sustitución de su hermano el rey Pagan Min (1846-1852).[2]

La guerra tuvo como resultado final la anexión del resto del Delta al beligerante Imperio Británico. Posteriormente en 1885, Mandalay volvería a ser derrotada por el Imperio Británico, consiguiendo conquistar todo el país con el pretexto de que apoyaban falsos ataques del ejército de Birmania a sus tropas.[3]

A pesar de que en los años anteriores a la conquista de Mandalay el Imperio Británico se ganó algunas simpatías por el orden y la prosperidad que establecieron en sus territorios del sur. Al poco tiempo de anexionarse, la ciudad norteña emprendió una feroz campaña de represión en la que muchos campesinos y civiles en general fallecieron. Además, muchos pueblos y aldeas fueron incendiados por el ejército invasor.[3]

Hasta 1948, Birmania no volvería a lograr su independencia definitiva.[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c Thant Myint-U (2008). The River of Lost Footsteps (1 paperback edición). USA: Farrar, Straus and Giroux. pp. 133-134. 
  2. a b San Beck Org.
  3. a b Birmania Viajes. «Historia». Consultado el 8 de noviembre de 2015. 
  4. The Asian Continent. «Myanmar». Consultado el 8 de noviembre de 2015. 

Enlaces externos[editar]