Savita Halappanavar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Savita Halappanavar (1981 - Galway, 28 de octubre de 2012) fue una mujer irlandesa de origen indio, de profesión dentista, que falleció a los 31 años mientras estaba embarazada. Se suposo que su muerte fue debida a la negación de los médicos de practicarle el aborto. El Gobierno de Irlanda y el Hospital Universitario de Galway determinaron que la embarazada murió a consecuencia de una septicemia. Un estudio publicado en octubre de 2013 dio como motivo de la muerte diversos errores debidos a una mala gestión médica de la situación. [1]

Hechos[editar]

Savita Halappanavar se presentó el día 28 de octubre de 2012, quejándose de intensos dolores de espalda, por lo que fue atendida en el Hospital Universitario de Galway y fue llevada al hospital por su esposo Praveen Halappanavar, ingeniero del Boston Scientific, en Galway.

Savita Halappanavar estaba embarazada de 17 semanas. La mujer quería interrumpir el embarazo, después de ser informada por los médicos de que estaba sufriendo un aborto espontáneo, pero los médicos rechazaron hacerlo, porque el corazón del feto aún latía y le dijeron: «Este es un país católico».[cita requerida]

Halappanavar siguió sufriendo otros dos días más de intensos dolores y de lo que su marido calificó "agonía" hasta que el corazón del feto dejó de latir y fue extraído del útero de la mujer.

Cuando esto ocurrió ya era demasiado tarde, porque Halappanavar sufría una infección generalizada que le provocó la muerte. La autopsia reveló que la mujer había muerto de septicemia, una infección grave y potencialmente mortal que empeora de manera muy rápida y que puede surgir de infecciones en todo el cuerpo.

Reacciones[editar]

El fallecimiento de Savita Halappanavar reabre el debate sobre la interrupción voluntaria del embarazo en el país y el derecho de las mujeres en hacerlo. Las autoridades irlandesas han abierto una investigación. El Gobierno de la India expresó hoy su "preocupación" por la muerte en un hospital de Irlanda de una mujer india embarazada, después de que los médicos se negaran a practicarle un aborto pese a que su vida corría peligro.

Sentimos profundamente la muerte de la señora Halappanavar. La muerte de una ciudadana india en esas circunstancias es un asunto preocupante. Nuestra embajada en Dublín está estudiando el asunto.

Nota del Ministerio del Exterior de la India

[cita requerida]

Unas 2000 personas se reunieron en las puertas del Parlamento irlandés en Dublín para exigir un cambio en la ley del aborto tras la muerte de la mujer.

La interrupción del embarazo solo está permitida en Irlanda cuando la vida de la madre corre peligro. Interrogado en el parlamento irlandés, el primer ministro irlandés Enda Kenny dijo que no consideraba apropiado pronunciarse sobre la tragedia antes de haber visto las conclusiones de dos investigaciones sobre las circunstancias de la muerte de Savita Halappanavar, que estaba embarazada de 17 semanas.

«El hecho de que una joven mujer haya perdido la vida es una tragedia personal y una tragedia familiar. Ninguna de nuestras palabras aquí pueden remediarla», declaró Enda Kenny.

El ministro irlandés de Sanidad, James Reilly, confirmó la investigación por parte de su departamento.

Varias personas protestaron en la oficina electoral del primer ministro Enda Kenny, ubicada en Castlebar, Mayo County, Dublin.

Human Rights Watch, la organización defensora de derechos humanos denunció la muerte de Savita Halappanavar como asesinato.

27 de noviembre[editar]

El Gobierno irlandés dará a conocer el próximo día 27 las conclusiones de un informe elaborado por un grupo de expertos sobre el aborto, un mes después de la muerte de una mujer a la que se denegó la interrupción de su complicado embarazo.

Respuesta de los grupos antiaborto[editar]

Los grupos antiabortistas en Irlanda aseguraron que la reciente muerte de Savita Halappanavar, una madre embarazada en Galway, no fue causada por la prohibición del aborto en el país.

En declaraciones a ACI Prensa el 14 de noviembre, Ide Nic Athuna, portavoz de Youth Defense, señaló que "existen disposiciones dentro de nuestra ley y dentro de nuestra propia buena práctica médica, y en los hospitales nunca se niega el tratamiento a las mujeres embarazadas". "El lobby abortista está creando un delirio mediático con esto".

Sinn Fein[editar]

El Sinn Fein, cuarto partido político de Irlanda, presentó en el Parlamento irlandés una moción para reformar "urgentemente" la ley del aborto y evitar muertes como la de Savita Halappanavar.

Investigación[editar]

El Gobierno irlandés aseguró hoy que la investigación sobre la muerte de una mujer con un embarazo problemático, a la que se denegó un aborto en un hospital, seguirá adelante pese a la negativa de su marido a colaborar en la pesquisa.

Praveen, marido de Savita, se niega a colaborar en la investigación del Gobierno porque considera que no ofrece garantías de independencia.

El ministro irlandés de Gasto Público y Reforma, Brendan Howlin, afirmó hoy que el Ejecutivo de coalición entre el conservador Fine Gael y los laboristas está "abierto a explorar cualquier idea", pero recordó que el trabajo de un tribunal investigador independiente, la opción preferida por la familia de Savita, sería "mucho más lento".

El Departamento de Sanidad irlandés (HSE) ha formado un grupo de investigación encabezado por Sabaratnam Arulkumaran, jefe de ginecología y obstetricia de la Universidad San Jorge de Londres, que incluía también a otras seis personas, tres de ellas miembros del hospital donde falleció la mujer.

Retiro de especialistas[editar]

Ante las quejas del esposo, el Gobierno ha retirado a esos tres especialistas, pero desde grupos antiabortistas se critica ahora la elección de Arulkumaran, que califican de "desafortunada e inapropiada", pues le consideran partidario del aborto.

El laborista Howlin aseguró hoy que ninguno de los siete miembros del grupo de investigación del HSE tendrá "conexión alguna" con este caso, y prometió que el proceso será "objetivo, justo y rápido".

Reportaje de la RTE[editar]

El informe Arulkumaran[editar]

El informe Arulkumaran se publicó el 13 de junio de 2013. Se identificaron tres "factores causales clave" para la muerte:. Evaluación y seguimiento inadecuados, insuficiencia de ofrecer todas las opciones de administración a un paciente, y no adherencia a las guías clínicas relacionadas con la gestión rápida y eficaz de contra la septicemia.

Consecuencias[editar]

En parte como respuesta a la muerte de Savita Halappanavar, el Gobierno irlandés presentó una ley sobre la protección de la vida durante el embarazo en el año 2013. El proyecto de ley ha sido aprobada en el Dáil (cámara baja), y se debatirá en el Seanad (cámara alta irlandesa) el 15 de julio del 2013.Después de haber pasado las dos Cámaras legislativas irlandesas en julio de 2013, se convirtió en ley del país, el 30 de julio por Michael D. Higgins , el Presidente de Irlanda .

El 20 de septiembre de 2013, el abogado de Praveen Halappanavar adelanto procesos legales contra el Hospital Universitario de Galway y por separado contra la Dra. Katherine Astbury. Aseguran que el derecho constitucional de Savita a la vida había sido violada y alegan 30 cuestiones de negligencia médica.

Enlace interno[editar]

Enlaces[editar]


Error en la cita: Existen referencias en esta página, pero no pueden ser mostradas porque no se ha detectado la plantilla {{listaref}}. Por favor, añádela o cierra correctamente la última referencia, según el caso.