Saqueo de Jerusalén

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Saqueo de Jerusalén. Grabado de Johann Christoph Weigel. 1875.

El saqueo de Jerusalén es un relato bíblico transcurrido durante el 5º año del reinado de Roboam,[1]​ después del fallecimiento de su padre[2]Salomón. Tal narración ha sido fechada entre 926 y 917 a. C.

El faraón egipcio Sisac (en hebreo, שישק‎ Sysk) (identificado con Sheshonq I) llegó con su ejército —de 60.000 jinetes y 1.200 carros, el cual incluía aliados del Reino de Kush— al Reino de Judá y después de tomar varias plazas[3]​ llegó a Jerusalén y saqueó el Templo de Salomón y la casa real llevándose todos los tesoros;[4]​ Roboam reemplazó los vasos que el faraón tomó y destrozó por otros de bronce. Pese a ello el arca de la alianza no fue llevada ya que es mencionada durante el reinado de Josías[5]​(ca. 640-609 a. C.)

En el templo de Amón en Tebas (Egipto) se encuentra un bajorrelieve que conmemora las conquistas de Sheshonq I, incluyendo la acaecida en el territorio de Canaán. Sin embargo entre ellos no se menciona a Jerusalén, lo que hace en parte dudoso al relato bíblico.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]