República de indios en la Nueva España

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La república de indios fue una forma de organización social que incluía un gobierno municipal propio existente en la Nueva España que se estableció en los lugares densamente poblados por indígenas. En esta nueva organización social estaban las autoridades de la República y los macehuales o gente común.

Objetivos[editar]

Uno de los objetivos fue evangelizar a los indígenas para transformarlos en católicos A su vez, adquirieron conocimientos de las costumbres españolas.

Se crearon los cabildos, que tenían un gran parecido al modelo municipal español. En cuanto a los gobernadores, alcaldes regidores y alguaciles, debían ser elegidos del grupo de caciques y principales, pues se debía transformar, pero sin destruir el orden existente. Cuando llegaba el momento de elegir, todos los españoles, curas doctrineros y en general cualquier persona no perteneciente al pueblo de indios, debía abandonar el pueblo, de tal manera que se tuviera una elección más libre en todos los aspectos.

Economía[editar]

Existían las cajas de comunidad, en donde se guardaba el dinero común. De esta manera se evitaba que las autoridades hicieran un mal uso del dinero. Los nobles indígenas estaban exentos de tributar, por lo que el comercio se convirtió en una fuente importante de ingreso, aunque todos los demás pertenecientes al común sí debían pagar tributo. El pago de tributo fue variando, pues también se llegó a aceptar el pago a través de trabajo en las minas.

Encomenderos[editar]

En la conquista los indios fueron repartidos entre los encomenderos, en donde realizaban trabajos agrícolas o mineros. Los encomenderos también tenían la responsabilidad de velar por el bienestar del encomendado, es decir, proporcionarles alimento, vestimenta y oportunidades para seguir su fe. Sin embargo, este sistema concluye en 1542.

Pleitos[editar]

Las tierras eran el patrimonio principal de los indígenas y por ello,surgían pleitos e invasiones constantes. Entrar en conflicto implicaba llegar hasta la Audiencia de México, instancia suprema de la Nueva España, para solicitar al virrey justicia y amparo.

Congregaciones[editar]

Una medida que tomaron los españoles para reunir a indígenas de pequeñas comunidades fue hacer las congregaciones que son pueblos que “congregan” a indígenas de distintos lugares en un nuevo pueblo, dotado de una iglesia y un sacerdote.


Bibliografía[editar]