Renting de vehículos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El término Renting es sinónimo de alquiler a largo plazo de un bien, en este caso de un vehículo, sea cual sea su marca, modelo o segmento. Mediante el Renting, una compañía (la empresa arrendadora) compra un vehículo nuevo, según los gustos y necesidades de su cliente o arrendatario, y lo pone a su disposición. A cambio, el cliente se compromete al pago de una cuota mensual, por un plazo de tiempo y un kilometraje previamente establecido, que incluye una serie de servicios muy amplios, donde como mínimo se hallan los gastos de mantenimiento y de seguro incluidos.

En España el Renting es empleado, principalmente, por las empresas como una forma de gestión de sus flotas de vehículos. Esto se debe a que, aquellos negocios que optan por el Renting pueden beneficiarse de ventajas administrativas, fiscales y operativas.

Éstas son:

1.1- Flexibilidad para aumentar o disminuir el número de vehículos que componen la flota de la empresa en función del volumen de trabajo.

1.2- Liberar recursos financieros de las empresas. Estas aumentan su capacidad de endeudamiento pues el alquiler de bienes se refleja, a efectos contables, como un gasto y no como una inversión. Además, se trata de una cuota fija, lo que facilita la planificación en Tesorería.

1.3- Aumentar la productividad de los recursos humanos de la empresa, ya que no se precisa personal propio de la empresa para las labores de control de mantenimientos de la flota, las averías, la contratación y abono de los seguros, las gestiones con talleres e incluso los eventuales recursos de multas que puedan darse, entre otras muchas.

Diferencias entre Renting y Leasing[editar]

Se trata de dos conceptos que tienden a confundirse dado que ambos se basan en el alquiler de una flota de vehículos a una empresa. La diferencia está en la finalidad del servicio. Así, en el contrato de Renting no figura opción de compra al final del período de alquiler (aunque, si el cliente lo desea, puede optar por pagar el valor residual y quedarse con el bien) mientras que el Leasing siempre va encaminado a la posesión final del vehículo por parte de la empresa cliente.

Tanto el Renting como el Leasing ayudan a las empresas a evitar la inversión inicial necesaria para obtener, y mantener, una flota de vehículos. Por lo que puede ser una buena opción para mejorar el cash flow.

Estado del Renting en España[editar]

En 2015, la flota de vehículos en Renting en España era de 447.623 unidades, según datos de la Asociación Española de Renting. En total, un 14,22% de los vehículos matriculados durante ese año se destinaron a Renting (sumando los orientados a Rent a car y los de Renting de empresas).

La Asociación Española de Renting –creada en 1995- es la organización más representativa y punto de referencia del sector de Renting de vehículos en España. Sus 23 asociados, entre los que se encuentran las principales compañías del sector, controlan cerca del 98% del mercado en España.

Referencias[editar]