Reloj despertador

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Reloj despertador analógico.

Un despertador es un dispositivo que se utiliza para despertarse mediante un sonido (que puede ser un ruido, música o emisora de radio) o una luz[1] , a una hora y/o día determinados. También se puede llamar comúnmente beep.

Para detener el sonido, es necesario apretar un botón o manivela. Algunos se detienen automáticamente después de algunos minutos.

Un reloj despertador analógico clásico tiene una manivela adicional que se usa para especificar el horario en el cual se debe activar la alarma. Los relojes despertadores mecánicos tradicionales poseen una campanilla en la parte superior que produce el sonido, pero los despertadores analógicos pueden hacer otros ruidos. Los más simples, alimentados por pilas hacen un sonido simple, repetitivo, mientras que los más nuevos pueden hablar, reír, o cantar. Algunos poseen radio, que comienza a funcionar a una hora especificada. El nombre más específico para este artefacto es radio-reloj.

Un teléfono móvil puede contener una función de despertador o incluir una agenda (que diferencia entre mañanas, tardes, días de la semana, series...) con alarma y por lo tanto funcionar como tal. En los dos casos se los denominaría "teléfono móvil con despertador".

Características[editar]

Despertador digital.

Un reloj despertador puede tener las siguientes características:

  • Tipos de alarma.
    • Alarma con volumen en progresión.
    • Varios sonidos
    • Radio.
    • Campanillas, del clásico diseño con manivelas y sin radio
  • Repetición de la alarma cada cierto tiempo, en caso de que el usuario se vuelva a dormir.
  • Activación según el día de la semana.
  • Iluminación
  • Ajuste automático de la hora.
  • También existe el despertador de pulsera que te da un calambre para despertarte
  • Te da la fecha del dia.

Origen[editar]

Radio reloj digital despertador.

El primer sistema para despertarse a una hora determinada fue inventado por los griegos hacia el año 250 a. C. Consistía en un pájaro mecánico que sonaba cuando la marea subía de nivel. El despertador tal y como se conoce hoy fue inventado por el relojero Levi Hutchins de Nuevo Hampshire, EEUU, en 1787. Hasta entonces la gente era despertada por el sol pero el relojero se despertaba a las cuatro de la madrugada, hora en la que aún no ha salido el sol. Hutchins colocó una palanca en el número cuatro para que, cuando la manecilla marcase esa hora, sonase una campana.

Véase también[editar]


Referencias[editar]