Religión en Suiza

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Iglesia suiza en Fischental.

La Constitución suiza garantiza una completa libertad religiosa. Sin embargo, los cantones pueden apoyar a una o a varias iglesias con subvenciones públicas. El número de practicantes de las distintas religiones se dividía de la siguiente forma en el año 2000:

Católicos Protestantes Sin confesión
Zúrich 33,9 % 30,3 % 26,8 %
Ginebra 37,4 % 13,5 % 23,2 %
Basilea 25,2 % 23,5 % 31,4 %
Berna 24,5 % 47,0 % 12,7 %
Lausana     37,8 % 27,2 % 16,9 %

El patrono de Suiza es San Nicolás de Flüe, también conocido como el Hermano Klaus[1]​ En la Dieta de Stans del 1478 evitó la guerra civil, consiguiendo el milagro de la reconciliación. Su obra política no fue sólo coyuntural, sino que hizo técnicamente posible la realidad de la patria común suiza. Desde el siglo XVI tanto los protestantes como los católicos requieren su patronazgo; unos por sus recomendaciones de mantenerse dentro de las fronteras, por los razonamientos que les ayudan a lo mezclarse en políticas extranjeras y por la cuasi prohibición de mostrar interés por la política europea; los otros, por ser un gran político que saca su genio de la condición de santo y fiel. [2]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]