Relajación muscular progresiva de Jacobson

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La relajación muscular progresiva (RMP) es un método no farmacológico de relajación muscular profunda desarrollada por el médico estadounidense Edmund Jacobson en los primeros años de la década de 1920.[1]​ Se basa en la premisa de que la tensión muscular es la respuesta psicológica del cuerpo a los pensamientos que provocan ansiedad y que la relajación muscular bloquea la ansiedad.[2]

Consiste en dividir el cuerpo humano en distintos grupos musculares sobre los cuales el paciente aprende a aplicar ciclos de tensión-relación muscular en grupos de músculos específicos y hacer consciente la sensación de contraste entre cada uno de estos estados de tensión-relajación[1]​ dirigiendo la atención hacia las diferencias que se sienten durante un estado y el otro.[3]

Historia[editar]

La relajación muscular progresiva fue desarrollada inicialmente por el médico estadounidense Edmund Jacobson y se la presentó por primera vez en 1908 en la Universidad de Harvard.[4]

En 1929, Jacobson publicó el libro Progressive Relaxation, que incluía un procedimiento detallado para eliminar la tensión muscular. Su trabajo llevó al uso de la palabra "relajarse", en el sentido de "volverse menos tenso, ansioso o estresado, calmarse".[5]

Jacobson continuó trabajando en este tema a lo largo de su vida y escribió varios libros al respecto.[6]

Aplicaciones[editar]

Insomnio[editar]

La relajación muscular progresiva se utiliza como una opción de tratamiento no farmacológico para algunas causas de insomnio. Siendo la intención reducir la tensión física e interrumpir los procesos de pensamientos acelerados que afectan el sueño.[7]​ El insomnio suele ser un problema psicológico común de los pacientes con cáncer y, en particular, de aquellos que padecen dolor. Algunos estudios informaron los beneficios de la técnica de relajación muscular progresiva utilizada por pacientes con cáncer. Uno de ellos postuló: "el efecto significativo para el grupo de relajación muscular sobre la latencia del inicio del sueño indica que los hubo una mejora significativa autoreportada en los sujetos. El tiempo total de sueño también se incrementó".[8]

Alivio del dolor[editar]

El dolor es uno de los síntomas más frecuentes en los pacientes sometidos a cirugía o quimioterapia oncológica y para su alivio se proponen diversos tratamientos, entre ellos técnicas de relajación. Se sugiere que la técnica de relajación muscular progresiva puede conducir a un aumento en el flujo sanguíneo lo cual suministra más oxígeno, mejorando así el metabolismo local, lo que resulta en una reducción del dolor y los espasmos musculares.[9]

La relajación muscular progresiva podría reducir también la percepción del dolor y aliviar el dolor de los pacientes después de la cirugía. Uno de los estudios recientes indicó "una disminución significativa de la tensión en todos los tipos de músculos entre las situaciones previas y posteriores a la relajación previa y posterior en los pacientes después de la cirugía como resultado de la relajación muscular progresiva".[10]

Además, se ha indicado que la técnica de relajación muscular progresiva parece mostrar algunos resultados positivos en el tratamiento del dolor pélvico crónico en mujeres. En estos casos de dolor crónico, pareciera que no es posible evitar el dolor, pero sí la amenaza percibida (dolor). El dolor pélvico crónico está a menudo asociado al funcionamiento del sistema nervioso del área abdominal (a menudo llamado "dolor neuropático"). Si los medicamentos recetados no tienen éxito, se puede derivar al paciente a una práctica especializada en el manejo del dolor, como la técnica de relajación muscular progresiva. En estos casos el tratamiento tiene como objetivo aliviar la tensión de los músculos del abdomen y la espalda baja, así como la tensión musculoesquelética.[11]

Esquizofrenia[editar]

La técnica de relajación muscular progresiva se ha utilizado en entornos psiquiátricos como un medio alternativo para afrontar el estrés subjetivo y el estado de ansiedad. Se ha informado de algunos estudios modernos sobre la eficacia terapéutica sobre los síntomas de angustia psicológica y ansiedad, así como sobre la respuesta / remisión de las personas con esquizofrenia. Existe evidencia que revela una disminución en el nivel de estrés después del entrenamiento regular, después de lo cual los pacientes tienden a sentir una mayor sensación de bienestar y bienestar. Además, tienen como objetivo aprender a gestionar situaciones estresantes, especialmente las relacionadas con el "autocontrol", "asumir responsabilidades" y "reevaluación positiva". Sin embargo, la aplicación de la técnica de relajación muscular progresiva en pacientes con esquizofrenia es poco común y requiere investigación adicional.[12][13]

Deportes[editar]

Los deportes profesionales requieren una tensión constante de los atletas tanto física como mentalmente, por lo tanto se ha especulado que la técnica de relajación muscular progresiva puede ayudar a los atletas a lograr un rendimiento óptimo y optimizar el funcionamiento en la vida diaria. En este sentido Hashim y Hanafi realizaron un experimento con jugadores de fútbol adolescentes para comprender los efectos de la relajación muscular progresiva en los atletas. Los resultados obtenidos en este experimento sugirieron reducciones en las puntuaciones de la subescala de confusión, depresión, fatiga y tensión después de la relajación muscular progresiva.[14]

Efectos a largo plazo[editar]

Según la Enciclopedia de medicina de Miller-Keane, los efectos a largo plazo de practicar la relajación muscular progresiva incluyen:[15]

  • Disminución del nivel generalizado de ansiedad.
  • Disminución de la ansiedad anticipatoria relacionada con las fobias.
  • Reducción de la frecuencia y duración de los ataques de pánico.
  • Capacidad mejorada para enfrentar situaciones fóbicas a través de una exposición gradual.
  • Concentración mejorada.
  • Una mayor sensación de control sobre los estados de ánimo.
  • Aumento de la autoestima.
  • Mayor espontaneidad y creatividad

Referencias[editar]

  1. a b Ibáñez-Tarín, C.; Manzanera-Escartí, R. (1 de septiembre de 2012). «Técnicas cognitivo-conductuales de fácil aplicación en atención primaria (I)». Medicina de Familia. SEMERGEN 38 (6): 377-387. ISSN 1138-3593. doi:10.1016/j.semerg.2011.07.019. Consultado el 4 de julio de 2020. 
  2. «progressive muscle relaxation». TheFreeDictionary.com. Archivado desde el original el 13 de julio de 2018. Consultado el 20 de julio de 2017. 
  3. Jacobson, E. (1938). Progressive relaxation. Chicago: University of Chicago Press
  4. Jacobson, E. (1929). Progressive relaxation. Chicago: University of Chicago Press
  5. Bernstein, Douglas (2000). New directions in progressive relaxation training : a guidebook for helping professionals. Westport, Conn. : Praeger. pp. 2-5. ISBN 0275968375. 
  6. «The man who invented relaxation». BBC News (en inglés británico). 4 de noviembre de 2015. Consultado el 6 de noviembre de 2021. 
  7. Blanaru, Monica; Bloch, Boaz; Vadas, Limor; Arnon, Zahi; Ziv, Naomi; Kremer, Ilana; Haimov, Iris (7 August 2012). «The effects of music relaxation and muscle relaxation techniques on sleep quality and emotional measures among individuals with posttraumatic stress disorder». Mental Illness 4 (2): 13. PMC 4253375. PMID 25478114. doi:10.4081/mi.2012.e13. 
  8. Wang, Fang; Eun-Kyoung, Othelia; Feng, Fan; Vitiello, Michael V.; Wang, Weidong; Benson, Herbert; Fricchione, Gregory L.; Denninger, John W. (1 December 2016). «The effect of meditative movement on sleep quality: A systematic review». Sleep Medicine Reviews (en inglés) 30: 43-52. ISSN 1087-0792. PMID 26802824. doi:10.1016/j.smrv.2015.12.001. 
  9. «Effect of Progressive Muscular Relaxation on Stress and Disability in Subjects with Chronic Low Back Pain (PDF Download Available)». ResearchGate (en inglés). 
  10. Paula, Adriana Aparecida Delloiagono de; Carvalho, Emilia Campos de; Santos, Claudia Benedita dos (2002). «The use of the "Progressive Muscle Relaxation" technique for pain relief in gynecology and obstetrics». Revista Latino-Americana de Enfermagem 10 (5): 654-659. ISSN 0104-1169. PMID 12641051. doi:10.1590/S0104-11692002000500005. 
  11. McLennan, Mary T. (31 de julio de 2014). Pelvic Pain in Women, an Issue of Obstetrics and Gynecology Clinics, E-Book. ISBN 978-0-323-32336-9. 
  12. Melo-Dias, Carlos; Alves Apóstolo, João Luís; Batista Cardoso, Daniela Filipa (October 2014). «Effectiveness of progressive muscle relaxation training for adults diagnosed with schizophrenia: a systematic review protocol». JBI Database of Systematic Reviews and Implementation Reports 12 (10): 85-97. doi:10.11124/jbisrir-2014-1639. 
  13. Vancampfort, Davy; Correll, Christoph U; Scheewe, Thomas W; Probst, Michel; De Herdt, Amber; Knapen, Jan; De Hert, Marc (27 July 2012). «Progressive muscle relaxation in persons with schizophrenia: a systematic review of randomized controlled trials». Clinical Rehabilitation 27 (4): 291-298. PMID 22843353. doi:10.1177/0269215512455531. 
  14. Hashim, Hairul Anuar; Hanafi Ahmad Yusof, Hazwani (2011-06). «The effects of progressive muscle relaxation and autogenic relaxation on young soccer players' mood states». Asian Journal of Sports Medicine 2 (2): 99-105. ISSN 2008-7209. PMC 3289204. PMID 22375225. doi:10.5812/asjsm.34786. Consultado el 7 de noviembre de 2021. 
  15. O'Toole, ed. (2005). Encyclopedia & dictionary of medicine, nursing, & allied health. (7th ed., revised reprint. edición). Philadelphia: Saunders. ISBN 9781416026044. 

Véase también[editar]