Psicología deportiva

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La psicología deportiva es el sector de la psicología aplicada que estudia el comportamiento humano antes, durante y después de la actividad deportiva en relación a la personalidad, a la motivación, a las tasas de ansiedad y de agresividad, a las dinámicas de grupo en los deportes colectivos, porque el atleta experimenta situaciones mentales extremas y correspondientes sensaciones impulsivas que no se manifiestan en las actividades normales del deportista. También la psicología del deporte se enfoca en el estudio de técnicas encaminadas a maximizar las capacidades mentales de cada atleta, como su concentración, atención, control sobre las emociones y como hacer uso de ellas en momentos estratégicos de cada deporte. Tampoco, en la psicología deportiva, se debe dejar de lado la motivación presente en cada atleta dentro y fuera del campo de juego, su nivel de compromiso y perseverancia. No se debe olvidar que cada atleta tiene cualidades distintas a los demás y son aspectos que deben ser evaluados para crear un plan de intervención dirigido a maximizar sus capacidades mentales en pro de un mejor manejo de emociones dentro y fuera del terreno de juego a nivel competitivo o en el deporte de alto rendimiento. Se debe diferenciar al deporte recreativo del deporte competitivo y entender que la Psicología del deporte, solo es aplicable a nivel competitivo y de alto rendimiento.

Aplicación e investigaciones[editar]

Además de las investigaciones de neuropsicología que se avalan de técnicas psicofísicas, y a las investigaciones conductuales como el control de tiempos de reacción, la psicología deportiva ha elaborado un test para medir la ansiedad en la actividad deportiva (Sport Competition Anxiety Test - SCAT), para tratar con la agresividad con la motivación se han establecido técnicas existente modificadas para servir al deportista como el relajamiento, el entrenamiento autógeno, el biofeedback, la hipnosis, el entrenamiento a las relaciones interpersonales en caso de un deporte de conjunto. Las investigaciones de la psicología deportiva de personalidad, de la motivación y de la influencia social, con análisis multivariadas e interactivas.

Los problemas psicológicos y de comportamiento son frecuentes en niños y adolescentes. Una mejora de la autoestima es una forma de prevenir el desarrollo de estos problemas. Diversos estudios y revisiones indican un efecto positivo de la actividad física sobre la depresión, la ansiedad y problemas de conducta en niños y adolescentes. Sin embargo, estos estudios no se han actualizado desde su publicación inicial, por lo que es necesaria una revisión actualizada sobre la efectividad de las intervenciones basadas en el ejercicio para promover la autoestima en los niños y jóvenes.

Una revisión sistemática de 23 estudios, realizados en Estados Unidos, Canadá, Australia y Nigeria, y cuyos participantes fueron niños y adolescentes entre 3 y 20 años de edad, determinó que las intervenciones de ejercicios físicos tienen efectos positivos sobre la autoestima, al menos en el corto plazo. No hubo diferencias significativas en los efectos según la duración o el tipo de intervención, y dado que no se entregaron resultados de seguimiento, no se conocen los efectos a largo plazo. No obstante, existen varias deficiencias metodológicas y sesgos en los estudios, por lo que se necesitan más investigaciones que proporcionen evidencia más robusta.[1]

Referencias[editar]

  1. Chukwudozie, A., & White, H. (18 de diciembre de 2018). «Las intervenciones de ejercicios físicos ayudan a mejorar la autoestima en niños y jóvenes en el corto plazo, pero se requieren más investigaciones». Caracas: The Campbell Collaboration. Consultado el 23 de enero de 2020. 
  • Galimberti, U. (2007). Enciclopedia di psicología (en italiano). Milano: Garzanti.