Provincia de Víctor Fajardo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Provincia de Víctor Fajardo
Provincia
Location of the province Víctor Fajardo in Ayacucho.svg
Ubicación de Provincia de Víctor Fajardo
Coordenadas 13°41′00″S 74°04′00″O / -13.683333333333, -74.066666666667Coordenadas: 13°41′00″S 74°04′00″O / -13.683333333333, -74.066666666667
Capital Huancapi
Idioma oficial español
 • Co-oficiales quechua
Entidad Provincia
 • País Perú
 • Departamento Ayacucho
Alcalde Henry W. Ancco Oscorima
(2015-2018)
Distritos 12
Eventos históricos  
 • Fundación Creación
Ley 1306 del 14 de noviembre de 1910
Superficie  
 • Total 2260 km²
Altitud  
 • Media 3 102 m s. n. m.
Población (INEI 2007)  
 • Total 25 411 hab.
 • Densidad 11,24 hab/km²
[editar datos en Wikidata]

La provincia de Víctor Fajardo es una de las once que conforman el departamento de Ayacucho en el Perú. Limita al Norte con la provincia de Cangallo, al Este con las provincias de Vilcashuamán y Sucre, al Sur con las provincias de Lucanas y Huancasancos y al Oeste con el departamento de Huancavelica. Su nombre es un homenaje al coronel Víctor Fajardo, vencedor de la batalla de Tarapacá.

Historia[editar]

Coronel Víctor Fajardo.

La provincia fue creada el 14 de noviembre del año 1910, en el segundo mandato presidencial del Augusto B. Leguía, por ley Nº 1306, el 14 de noviembre de 1910. Se dio a la nueva provincia éste nombre como homenaje al coronel Víctor Fajardo, vencedor en la batalla de Tarapacá, librada el 27 de noviembre de 1879, entre las fuerzas peruanas y chilenas. Este jefe murió heroicamente en la batalla del Alto de la Alianza, entre las mismas fuerzas, el 26 de mayo de 1880.


FAJARDO

HISTORIA DE LA PROVINCIA A LA LUZ DEL CENTENARIO

Por Edilberto Huamaní Huamaní (*)

PRESENTACIÓN

El presente ensayo tiene como fuente documental el libro “FAJARDO: su historia en 54 relatos”. Allí se muestra en amplitud aspectos de la historia fajardina que esta vez solo aparecen en forma resumida. Si bien tendrá laguna limitación para ser entendida por todos, ruego comprender las circunstancias. Con un poco más de espacio y algo más de tiempo para trabajar, bien hubiésemos ampliado algo más de cada aspecto tratado. De cualquier modo, quedamos agradecidos a la Federación Fajardina por darnos la oportunidad de hacer conocer nuestro aporte a nuestra querida provincia.

ANTECEDENTES, GESTACIÓN Y NACIMIENTO DE LA PROVINCIA DE FAJARDO (1869-1910)

La provincia de Cangallo tenía historia desde la independencia, la capital era centro de inconformismo, de revueltas frente al statu quo. Con Castilla en el poder (1845-1851; 1855-1862), no terminó el inconformismo pero se organizó mejor, dada la ley de demarcación territorial del 2.01.1857. Quedó constituida por 12 municipios con sus respectivas regidurías: Cangallo (7), Colca (5), Hualla (6), Canaria (5), Huambalpa (5), Ocros (5), Vischongo (5), Chuschi (5), Paras (5), Sancos (5), Carapo (5), Huancarylla (5). Todo iba bien hasta que ocurrió una tragedia: el 13.08.1868 se desplomó gran parte de un cerro e interrumpió hasta el 21.01.1969 el curso del río Macro. Se formó una represa natural que al desbordarse el citado 21 de enero arrasó la ciudad de Cangallo, quedó solo lodo y piedra. La capital se trasladó a Chuschi por algunos años, hubo RS (20.10.1873) que formalizó eso. Aquello marcó una controversia digna de mejor causa, salió a luz la fuerza de la ciudad de Cangallo para hacer respetar sus fueros, pero también se puso al tapete la real dimensión de los problemas de la provincia. En ese contexto surgió en la villa de Hualla un pedido para crear una nueva provincia (Proyecto de Ley, 12.08.1874). Todo eso se paralizó en 1879 con la guerra con Chile.

Los años de reconstrucción nacional (1885-1995), poco se pudo hacer por las provincias del Perú. Ya a partir de 1895, con la estabilidad, las cosas cambiaron: la visita del prefecto de ayacucho a Cangallo (1902) fue terminante: informó aquel que Cangallo no se había recuperado de su tragedia, recomendó que se traslade la capital a Chuschi o a Huancasancos. Se incubó así un segundo intento de formar una nueva provincia, más por acción de subprefecto Mariano Salcedo (huancasanquino). Pero la política va más allá de los buenos deseos. En 1907 el senador Pedro Ruíz presentó al congreso un proyecto de división de la provincia de Cangallo, proponía la creación de una nueva provincia de nombre “Fajardo” con capital la villa de Hualla. El congreso derivó al Ejecutivo y este al prefecto de Ayacucho, que a su vez derivó a la provincia para que se pronuncien. Subprefecto y Alcalde de cangallo propusieron conformidad con el proyecto de nueva provincia, solo que modificaron la sede, plantearon una nueva, el pueblo de Huancapi, anexo del distrito de Colca: Ellos opinaron que cumplía requisitos de clima, topografía, centralidad, etc. ¿Qué motivaciones hubo para ignorar a Hualla, Huancasancos y Colca? Lo dicho por Cangallo llegó a Ayacucho y luego al Congreso, fue decisivo. Se hizo ley (Ley No 1306), el 14 de noviembre de 1910.

INSTALACION Y PRIMEROS AÑOS DE FAJARDO, UNA EPOCA DE AISLAMIENTO (1910-1931)

Promulgada la ley 1306, se debía instalar la nueva provincia de modo oficial en Huancapi. En principio, asumió la Alcaldía Provincial el alcalde distrital de Colca en ejercicio, Julián Huamaní Mezajil; fue quien recibió al subprefecto nombrado, Bach. Estanislao Amorín Zamora (N. Espite). Juntos, subprefecto y alcalde provincial interino prepararon la inauguración, la misma que se llevó a cabo el 15.01.1911. El subprefecto gestionó por su parte la convocatoria a elecciones para alcalde titular. Efectuada la elección, que recayó en el huancapino Juan E. Gonzales Avalos, se instaló el primer consejo provincial el 13.02.1911.

Los primeros años de Fajardo fueron en realidad tortuosos, porque solo se instaló la subprefectura y en 1912 la oficina de telégrafo. Los pueblos de Fajardo siguieron dependiendo de Cangallo, en lo judicial, en lo educativo y en salud. El Párroco de Colca asumió la Vicaría Provincial pero no se trasladó a Huancapi. Todo esto fue así hasta los años treinta. Los veinte años de Huancapi sin ser sede de nada sino apenas de la subprefectura tuvo sus costos para los pueblos de Fajardo.

Lo grave fue que aún la subprefectura, institución de vínculo con el ejecutivo, fue inestable: Fajardo tuvo 34 subprefectos en 20 años (ninguno duró un año, muchos se fueron a los 3 meses, alguno ni siquiera llegó a Huancapi). La política provincial se circunscribió al final, a la elección anual de alcalde en Huancapi (hasta 1919), pues con Leguía hasta eso se canceló.

Visto en perspectiva, se puede apreciar la marginalidad de Fajardo en la propia representación al congreso nacional. Todas las provincias del Perú tenían un Diputado, Fajardo debía elegir el suyo, pero no había fajardino capaz para asumir el reto. Se explica así que nuestros primeros diputados fueran foráneos: Carlos Basadre (Lima) durante los años diez y Teodoro Noel (Lima) durante los años veinte. En 1920, cuando se instaló el Congreso Regional del Centro (Sede: Huancayo), Fajardo pudo percibir en el horizonte político sus figuras del futuro. Postularon para diputado regional dos abogados sanquinos: Cirilo Moscoso y Benjamín Salcedo. Ganó Moscoso e hizo obra para recordar: elevó la categoría de varios pueblos (Huancasancos, a ciudad; Huancapi, Canaria, Carapo, a Villa).

Mientras Sancos tenía ya profesionales por los años veinte, los otros pueblos empezaban a enviar a sus hijos a terminar la primaria en Huamanga. Esa era la realidad de la provincia.

UNA EPOCA DE DESPERTAR, AUTONOMIA Y NACIMIENTO DE LA IDENTIDAD PROVINCIAL (1932-1956)

Con la caída de Leguía termina una época: la de la república aristocrática. La elección general de 1931 trajo consigo mucho cambio. Votan por primera vez todos los alfabetos y por Fajardo fue elegido como diputado el Ing. Jesús Maraví (N. Huancayo). A partir de ese momento, puede decirse que empieza una época de despertar en la provincia, sobre todo cuando la escuela elemental 10201 asciende de categoría a Centro Escolar 1021 (primaria completa) en 1934, además de la creación de escuelas elementales en muchos anexos. Luego vino la autonomía en materia judicial (creación del juzgado de primera instancia) y la estabilidad en la relación con el estado, con subprefectos que duran hasta tres años en cada caso. Por esa época también la vicaría provincial cambió de sede, de Colca a Huancapi. Mucho distritano llega a Huancapi a terminar la primaria, nace la identidad provincial primero en las aulas, luego cuando en Lima empieza a editarse el quincenario regional SIERRA (1936) dirigido por el huallino Moisés Viscarra (N. Cayara). Poco después se fundó también en Lima el Centro Unión Fajardo (1940).

En 1939 el pueblo fajardino eligió al abogado huancasanquino Teodosio Salcedo (único candidato) como diputado nacional. Con su padrinazgo la provincia por fin adquirió su autonomía total: el nombramiento del huancapino Quintín Gonzales como subprefecto (1940-1945), el primer fajardino en el cargo; la creación en 1942 de la Inspección de Educación. Salcedo fue reelecto en 1945, frente a una furibunda oposición conformada por tres candidatos alternativos; pero ya no pudo influir mucho porque quedó como parte de la minoría en el congreso. El golpe de estado de 1948 solo significó que líderes apristas fajardinos fueran a prisión (Abraham Ñajcha, Enrique Cárdenas, entre otros). En 1950 Salcedo fue reelecto por segunda vez; bajo su padrinazgo se nombró al carapino Porfirio Cauna como subprefecto (1950-1955), el segundo fajardino en el cargo. Si se hace un balance de los 15 años de Salcedo queda solo obra en educación, si bien de mucho significado: creación de escuelas en anexos y ascenso de categoría de escuelas elementales a centros escolares (primaria completa) en distritos: Huancasancos (1023-V, 1025-M), Hualla (1024-V) y Colca (1026-V), luego en Sarhua (1027-V), Huamanquiquia (1028-V), Huancaraylla (1029-V), Canaria (1030-V).


LA HORA DEL PROGRESO MATERIAL Y CULTURAL EN FAJARDO (1956-1970)

El período 1956-1962 tuvo honda significación en el Perú, sobre todo por el voto de la mujer; a Ayacucho le iría aún mejor, dada la reapertura de la Universidad de Huamanga. En ese contexto, el retorno de Jesús Maraví al parlamento nacional representando a Fajardo (1956-1962) y la emergencia de un nuevo liderazgo en la provincia, abrió un período de grandes realizaciones: 1) creación de tres nuevos distritos (Alcamenca, Cayara, Sacsamarca); 2) instalación de red telefónica en toda la provincia (1957); 3) construcción de carretera Cangallo-Huancapi (1955-1960); 3) creación del Jardín de Infancia en Huancapi (1957) y gran expansión educativa; 4) creación del Instituto Agropecuario (1960) y del Instituto Industrial de Mujeres (1962); 5) construcción de la Iglesia de Huancapi todo con fondos de estado. Llegó en realidad la hora del progreso para Fajardo, traducida incluso en la elevación de categoría de Huancapi de Villa a Ciudad por Ley de la República, con motivo del cincuentenario de la provincia. En Lima nace la Federación Fajardina (1959) Con Fernando Belaúnde en el poder (1963-1968) retornó la elección de alcaldes en provincias y distritos del país luego de haber sido cancelada en 1920: terminó la era de los subprefectos y fue reemplazada por la era de los alcaldes electos por el pueblo. Fajardo eligió el suyo, en la persona del colquino Edilberto Huamaní Alca (APRA-UNO) quien ganó en elecciones reñidas al huancapino Quintín Gonzales Sotomayor (AP-DC). Continuó así la obra iniciada en 1956: 1) distritalización de Lucanamarca; 2) creación de los colegios Basilio Auqui (Huancapi) y Gonzales Prada (Canaria) en 1966, nacionalización del Los Andes de Huancasancos; 3) construcción de la carretera de Huancapi hasta Canaria y Huancapi-Huancaraylla; 4) la I Olimpiada Provincial en Huancapi; 5) parque infantil en el barrio de Luren. Fajardo asistió a la Conferencia Nacional de Alcaldes (Arequipa, 1965). El nuevo alcalde provincial, Esteban Villanueva Huarcaya (1966-1969) al llegar al cargo a la hora del declive del régimen de turno, poco ya pudo hacer. En 1968 el golpe militar puso todo de cabeza, la clase política en general apareció desprestigiada y en Ayacucho empezó a emerger las sombras de la UNSCH en el magisterio, particularmente en los colegios secundarios. Eso fue patético en Fajardo, aunque forma parte ya de un nuevo capítulo en la historia provincial.

LUCES Y SOMBRAS EN LA HISTORIA DE FAJARDO (1970-1992)

El discurso “revolucionario” del Gral. Velasco marcó época. Se reorganizó el sistema educativo (Ley 19326), se cambió la numeración de las escuelas y se reformó la enseñanza. Al cancelarse todo sistema de elección, los alcaldes dejaron de ser los protagonistas… En todo caso surgió un nuevo liderazgo en cada pueblo, el de los maestros: en Fajardo eso fue patético, que a esas alturas ya todos eran fajardinos o lugareños (en 1970 no quedaban maestros de antigua data, casi todos los huamanguinos habían cesado).

Con la creación de nuevos colegios se creo un clima de nuevo despertar en cada pueblo, solo que esta vez mostraba un lado contestarlo y radical. Se explica solo: la UNSCH y otros centros superiores, por cuyas facultades de educación habían pasado muchos maestros dejaban ya sentir sus frutos. La coyuntura electoral de 1978 fue apenas un instante en que pudo ya advertirse que no todos recibían con agrado el retorno de la democracia. Eso fue patético en algunos pueblos de fajardo. El día de elecciones se dejó ver pintas con llamado a boicotearlas. El pueblo en general tenía por cierto su propia expectativa, por eso votó por los candidatos de turno. Pero había más, la Federación Fajardina con sede en Lima se dejó sentir. En 1979 fue puntal junto con el alcalde Ernesto Gutiérrez, en la organización de la 1ra convención campesina de Fajardo con sede en Huancapi. En 1980 organizaron la II convención en Huancasancos.

La apertura democrática de 1980, daba pie para un nuevo derrotero para Fajardo, que desde ya, no era pues una provincia donde campeaba el analfabetismo. Tenía campesinado pobre pero también tenía hijos con instrucción y con piso universitario. En ese panorama, irrumpió la acción del PCP-SL. El estado respondió con saña. Hubo sangre, dolor y muerte, hasta genocidio. Todo fue enturbiado, pero más el proceso de elección de alcaldes, medio legítimo por el cual el pueblo elige su destino. La obra material como la obra cultural fue destruida… Las luces que SL decía tener no fueron sino oscurantismo, terrorismo. Los ochenta y parte de los noventa se fueron así, sin pena y sin gloria para Fajardo como para todo el Perú. Lo que sigue, sobre todo a partir de 1992 (captura de Abimael Guzmán), política económica y obra material forman parte en realidad de un nuevo capítulo (1993-2010), el mismo que falta aún evaluar en su cabalidad.

(*) Edilberto Huamaní Huamaní. Nacido en Colca en 1954, ingeniero electrónico por la Universidad Nacional de Ingeniería graduado en 1981, fue organizador y presidente del I Congreso de Fajardinos en Lima en 2000, fundador (2000) y director de la revista trimestral ilustrada EL FAJARDINO (2000-2004), luego Presidente de la Federación Fajardina (2001-2004), puntal de la organización de la III Convención Provincial de Fajardo con sede en Canaria el 2005. Con motivo del Centenario de la creación política de la provincia de Fajardo, a solicitud de los titulares de la Federación Fajardina de entonces, Presidente de la Federación Fajardina en ejercicio Ing. Víctor H. Vargas Galindo y director de la revista Ing. Leoncio Tito Ataurima, preparó el artículo epónimo sobre la historia de Fajardo, el cual fue publicado de inmediato. El texto que se presenta en esta edición es la transcripción completa de dicho artículo.

División administrativa[editar]

La provincia tiene una extensión de 2 260,19 kilómetros cuadrados y se encuentra dividida en doce distritos:

Mapa distrital de la provincia.
  • Huancapi
    • Anexos: Ccocha y Pitahua
  • Alcamenca
    • Anexos: Huambo, Carampa, Mirata, Unya, Eccallo, Patallacta, Irimpay y Santa Rosa
  • Apongo
    • Anexos: Paire, Chillanccay y Huayccohuasi
  • Asquipata
    • Anexos: Chihuire y Morcolla Chico
  • Canaria
    • Anexos: Raccaya, Taca y Umasi
  • Cayara
    • Anexos: Chincheros y Mayopampa
  • Colca
    • Anexos: Quilla y San José de Sucre
  • Huamanquiquia
    • Anexos: Tinca, Nazaret de Uchu y San Juan Patará
  • Huancaraylla
    • Anexo: Llusita y Centro Poblado de Circamarca.
      Circamarca Centro Poblado.
  • Huaya
  • Sarhua
    • Anexos: Auquilla, Chuquihuarcaya y Tomanga
  • Vilcanchos
    • Anexos: Cocas, Espite y Urancancha

Población[editar]

La provincia tiene una población aproximada de 27,919 habitantes. Los pobladores que migraron a Lima formaron la Federación Fajardina.

Capital[editar]

La capital de la provincia es la ciudad de Huancapi. La misma ley que creó la provincia de Fajardo, señaló como capital al pueblo de Huancapi. Luego, este pueblo fue elevado a la categoría de villa, por ley regional Nº 230, del 16 de agosto de 1920. Esta villa fue elevada a la categoría de ciudad por ley Nº 13720, del 11 de noviembre de 1961. Un dato curioso es que Huancapi antes de 1910 pertenecía al antiguo distrito de Colca.

Autoridades[editar]

Regionales[editar]

Municipales[editar]

  • 2015 - 2018[1]
    • Alcalde: Henry Williams Ancco Oscorima, de Alianza Renace Ayacucho.
    • Regidores:
    1. Salvador Ananias Rodolfo Vargas (Alianza Renace Ayacucho)
    2. Domingo Guzman Huamani Diaz (Alianza Renace Ayacucho)
    3. Edit Nelida Vivanco Chaico (Alianza Renace Ayacucho)
    4. Julio Cesar Huamani Ayala (Alianza Renace Ayacucho)
    5. Juan Pablo Quichua Baldeon (Alianza para el Progreso de Ayacucho)

Religiosas[editar]

Virgilia flores Medina Tuvo una gran labor evangelizadora en la ciudad de Huancapi, enseñando las oraciones católicas en el idioma Quechua desde la alcaldía de Cristóbal Asto. ella ahora cuenta con 91 años de edad actualmente.

Policiales[editar]

Las festividades de víctor fajardo son algunas de sus danzas que son típicas allí.

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]