Promo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un promo también llamado promo CD, es el nombre que se le da en los medios especializados a la copia promocional de un disco. es una grabación de audio o vídeo distribuido de forma gratuita, por lo general con el fin de promover una grabación que está o pronto estará disponible en el mercado. Las Promociones normalmente se envían directamente a los organismos de radiodifusión, tales como estaciones de radio de música y televisión, y para los creadores de tendencias, tales como DJs y periodistas musicales, antes de la liberación de las ediciones comerciales, con la esperanza de que la transmisión, opiniones, y otras formas de exposición den como resultado estimular el interés del público en la liberación comercial.

Las Promociones se distribuyen a menudo en un empaquetado genérico, sin el texto o material gráfico que aparece en la versión comercial. Típicamente una promo está marcado con alguna variación del texto siguiente: "Con licencia sólo para uso promocional está prohibida la venta.". También puede indicar que la promoción es todavía propiedad del distribuidor y debe ser "devuelto a la demanda". Sin embargo, no es ilegal la venta de grabaciones promocionales[1] , y los reclamos por promociones son extremadamente raros y no forzadas[2] .

Debido a que las promociones se producen en menor cantidad que en versiones puestas a disposición del público en general, se consideran a veces valiosos objetos de colección. Ellos nunca están destinados a la venta en las tiendas de discos.

En ocasiones, el promo también sirve para hacer llegar a los seguidores de un grupo o artista musical un adelanto (generalmente una o dos canciones en formato single) de lo que más tarde será editado en un álbum.

En algunas ocasiones este promo incluye la incrustación de una frase de un locutor (a veces miembro de la banda) para evitar que el disco sea usado por la piratería.

Sencillo promocional[editar]

Un sencillo promocional es un sencillo que se puso a disposición de las estaciones de radio, nightclubs, publicaciones de música, y otros medios de comunicación por un sello discográfico con el propósito expreso de promover un próximo sencillo comercial o un álbum completamente nuevo. Una canción puede ser lanzado como un sencillo promocional, incluso si no hay una versión comercial del sencillo que esté disponible para comprar. Esto es por lo general para el propósito de promover un álbum completo. Mientras destinado específicamente para su uso por DJ profesionales y no para reventa, no obstante, con frecuencia son buscados por los coleccionistas de música.

El sencillo promocional es generalmente reconocido por sus limitadas notas y arte de caratula, así como su número de catálogo único (o la falta del mismo de vez en cuando). Muy a menudo, los discos de vinilo se publican en una funda de cartón genérico o una funda de papel blanco, mientras que los CD se publican en una jewel case delgada o una funda de cartón.

También puede haber términos específicos de promoción impreso en el disco o la cubierta, más notablemente "Para uso promocional solamente".

El single promocional se presenta a los DJ a veces semanas o meses antes de una liberación interna, para dar a los sellos discográficos una oportunidad para despertar el interés en el sencillo y medir la respuesta respecto a este. A diferencia de un sencillo promocional terminado, estos son comúnmente prensados de prueba o en white labels y por lo tanto son fabricados en series limitadas. Tradicionalmente estas copias promocionales se suministran a los DJ a través de los music pools. A pesar de la buena intención, ha habido cierta controversia dentro de la industria si una promoción es una buena cosa o no. Crear interés es naturalmente una buena cosa, pero puede tener el efecto opuesto cuando las personas interesadas no son capaces de encontrar una nueva canción en las tiendas de discos por algún tiempo.

Referencias[editar]

  1. ...al menos no en los EE.UU., donde el caso “UMG v. Augusto” aclaró en 2011 que las promociones son un regalo, no son de la propiedad del distribuidor, y que la doctrina de la primera venta permite a la otra parte a disponer de la grabación como deseen.
  2. Eso es, al menos en los EE.UU., el destinatario de una promo no tiene la obligación de cumplir con un reclamo, a menos que un contrato separado este en vigor.