Prolapso uterino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Prolapso uterino
Uterine prolapse - standing.jpg
Un prolapso uterino que sólo se manifiesta en posición de pie.
Clasificación y recursos externos
CIE-10 N81.4
CIE-9 618.1
DiseasesDB 13651
MedlinePlus 001508
eMedicine subj/topic
MeSH D014596
Sinónimos
  • Descenso del útero
  • Histerocele
  • Procidencia uterina
  • Prolapso del útero
Expresiones coloquiales
  • Caída de la matriz
  • Matriz caída
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata]

Prolapso uterino o histerocele es una forma de descenso genital femenino. También se llama prolapso del órgano pélvico o prolapso de la matriz.

Etiología[editar]

La causa más común es trauma al dar a luz, en particular en partos múltiples o complicados. Alrededor del 50% de las mujeres que han tenido hijos desarrollan alguna forma de prolapso uterino en su vida. Es más común conforme las mujeres envejecen, particularmente en las que han pasado la menopausia.

Fisiopatología[editar]

El útero (matriz) normalmente se mantiene en su lugar gracias a un soporte de músculos y ligamentos. El prolapso ocurre cuando los ligamentos que soportan el útero se vuelven tan débiles que el útero no se sujeta y desciende de su posición habitual. Estos ligamentos son: el ligamento redondo del útero, los ligamentos recto-uterinos, el ligamento ancho del útero y el ligamento útero-ovárico. Los ligamentos recto-uterinos (también llamados útero-sacros) son con mucho los más importantes para prevenir el prolapso uterino.

Tratamiento[editar]

El prolapso uterino se corrige quirúrgicamente. Las opciones incluyen histerectomía (extracción del útero) y otras técnicas que conservan el útero como sacrohisteropexia[1] (suspensión del útero con una malla sintética) o la operación de Manchester.[2]

En caso de histerectomía, la operación puede ir acompañada de sacrocolpopexia,[3] en la que la cima de la vagina se une al hueso sacro.

Situación en Nepal[editar]

Entre 130.000[4] y 600.000[5] mujeres nepalíes sufren prolapso uterino. Esta enfermedad es muy dolorosa; muchas de las mujeres que lo sufren no pueden realizar trabajo físico pesado, algunas ni siquiera pueden sentarse cómodamente o caminar. A menudo hace que las relaciones sexuales sean dolorosas, provocando la violación conyugal, porque las mujeres no pueden negarse a mantener relaciones sexuales con sus esposos.

Además el problema está rodeado de un considerable estigma social. En ocasiones, cuando el dolor impide realizar el trabajo que se espera de ellas, las mujeres son calificadas de “vagas” por sus familias y comunidades. A menudo las mujeres no pueden buscar atención médica, o hablar siquiera de su dolor, o son reacias a hacerlo. Pero la base del problema es la persistente discriminación contra las mujeres y las niñas. Se les niega el control sobre su cuerpo, no pueden decidir si quieren: casarse, tener relaciones sexuales, utilizar métodos anticonceptivos o ir al médico.[6]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]

Véase también[editar]