Primitivo Yela Montalván

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Primitivo Yela Montalván
Primitivo Yela Montalván.jpg
Dr. Primitivo Yela Montalván, Jurisconsulto, hombre de letras, profesor, historiógrafo, periodista, juez, asambleísta, senador y diputado.
Información personal
Apodo Ayac para El Porvenir de Quito
Nacimiento 27 de noviembre de 1878
Flag of Vinces.svg Vinces, Los Ríos
EcuadorFlag of Ecuador.svg Ecuador
Fallecimiento 12 de marzo de 1948
Quito
Residencia Quito
Nacionalidad Ecuatoriana
Ciudadanía Ecuatoriana
Familia
Padres Juan Bautista Yela Muñoz y Carmen Montalván Manjarrés de Yela
Cónyuge Mercedes Amelia de la Rosa
Hijos 1 (uno)
Educación
Educado en Universidad Central del Ecuador
Información profesional
Ocupación Jurisconsulto, hombre de letras, profesor, historiógrafo, periodista]], juez]], asambleísta]], senador]] y diputado]].
Cargos ocupados
Distinciones •En 1888 (10 años), “Premio al Saber”. I. Municipalidad de Vinces
•Premio de 1ª. Clase. Medallón VIRTVTI ET LITTERIS HOC HONORIS HOC TESTIMONIVM SOCIETAS IESV. D.D
•Premio de Ciencias de Bellas Artes de Literatura
•Premio al Talento y Aplicación
•Miembro de la Real Academia Hispano Americana de Ciencias, Artes y Letras de Cádiz

Primitivo Yela Montalván (Vinces, 27 de noviembre de 1878 - Quito, 12 de marzo de 1948) fue un jurisconsulto, hombre de letras, profesor, historiógrafo, periodista, juez, asambleísta, senador y diputado ecuatoriano.

Origen familiar[editar]

Hijo de Juan Bautista Yela Muñoz, extranjero que llegó a Vinces luego de residir en San Juan de Pasto, Colombia, en la década de 1870; y Carmen Montalván Manjarrés de Yela, vinceña, casados en 1876. Primitivo era el primogénito de los ocho hijos habidos en el matrimonio Yela Montalván. Al Dr. Yela le seguían: María, Arsenio, Leonidas, Juan Bautista, Mariana, Ciro, y Justina.

Infancia y juventud[editar]

"A mi querida mamá, tu amante hijo Primitivo. Quito, por 1890".

Desde su infancia se destacó por ser inteligente y aplicado. Durante su etapa estudiantil no sólo consiguió preciadas calificaciones, sino que también fue galardonado repetidamente con diplomas y medallas especiales. Estudió en Guayaquil en la escuela privada de niños dirigida por Tomás Martínez, etapa en la que recibió “Premio de 1ª. Clase”. En 1888, a sus 10 años de edad, la I. Municipalidad de Vinces le otorgó medalla “Premio al Saber”. Sus estudios secundarios los culminó en Quito en el colegio San Gabriel en 1896, donde año a año fue galardonado con el medallón VIRTVTI ET LITTERIS (para las letras y la virtud) HOC HONORIS HOC TESTIMONIVM (le honramos con el grado de doctor de letras humanas) SOCIETAS IESV. D.D (sociedad de doctor Divinitatis de Jesús); y las respectivas condecoraciones al mérito, honor y aplicación, además del premio de Ciencias de Bellas Artes de Literatura; y los superiores, en la Facultad de Jurisprudencia[1]​ de la Universidad Central del Ecuador[2]​ donde recibió anualmente el Premio al Talento y Aplicación, como lo acredita el hecho de haber obtenido votación de primera clase en todos los exámenes de prueba.[3]

Trayectoria[editar]

Se desempeñó desde muy joven como catedrático, vicerrector y rector encargado[4]​ del Instituto Nacional Mejía, tesorero de la Sociedad Jurídico Literaria del Ecuador,[5]asambleísta (Constitución Política de la República del Ecuador en 1906[6]​), diputado y senador por la provincia de Los Ríos desde 1906 hasta 1924,[7]​ Consejero de Estado[8]​ durante el Gobierno del Gral. Eloy Alfaro (1909), miembro del Directorio Permanente de la Junta Liberal de Pichincha,[9]catedrático de la Facultad de Jurisprudencia[10]​ de la Universidad Central (desde 1922), socio de la Sociedad Bolivariana del Ecuador,[11]​ Vice-Presidente Honorario de la Sociedad de Artesanos Luz y Progreso de Vinces,[12]​ durante dos lustros desempeñó la Judicatura de Letras —equivalente al actual Juez del Crimen— de la provincia de Pichincha. Procurador Síndico Ad-honorem de los cantones de la provincia de Los Ríos. Perteneció al Grupo nacional ecuatoriano correspondiente de la Asociación Internacional de Derecho Penal.[13]​ Fue Síndico de la Sociedad de Beneficencia Olmedo, institución establecida solemnemente en Quito, el día 28 de mayo de 1893, por los costeños residentes en la capital.

Durante su desempeño en las Cámaras Legislativas (1906 a 1924) logró que se aprueben proyectos, que terminaron en Decretos Legislativos o Ejecutivos, que establecían que parte de los impuestos se destinen a los cantones de su provincia y por consiguiente a su natal Vinces, a favor de obras como la Casa Municipal (Registro Oficial No. 1060. 1909 se construyó - 10 de abril de 1911 abrió oficialmente al servicio público), la casa de Gobierno en Babahoyo,[14]​ el alumbrado de hidrocarburo, del muro y el muelle (inaugurados en 1910), fondos para implementar grifos contra incendios y plaza del mercado[15]​ (inicio 1911 -inaugurado 1913), el hospital (1912), planta de luz, fuerza eléctrica, y para la renovación de los motores de los grifos (hidrante) contra incendios[16]​(1921. R.O. 301- inaugurado en 1923), donación terrenos para la Sociedad Obrera de Beneficencia Luz y Progreso (Registro Oficial No. 912).

En 1906 Alfaro volvió al poder como Jefe Supremo, buscando garantizar el proceso revolucionario. Triunfante Alfaro entra por segunda ocasión a Quito para un nuevo período de gobierno. El mismo año convocó a la Asamblea Constituyente, y Primitivo Yela Montalván, notable vinceño, intelectual de la época, con sus vastos conocimientos contribuía como Asambleísta a la nueva Constitución. En ella se establece la separación completa de la Iglesia y el Estado, el laicismo en la enseñanza oficial, el equilibrio de los tres poderes, las garantías individuales y políticas. Y Alfaro fue elegido Presidente de la República para el período 1907-1911.[6]

Durante el gobierno de Alfaro, el Congreso en Pleno en sesión del 5 de noviembre de 1909 declaró al Dr. Yela Consejero de Estado. El Dr. Yela, de espíritu abierto al progreso social, tuvo la honra en 1910 de plantear decididamente un proyecto de ley, en la que se suprimía la sociedad forzosa de bienes entre los cónyuges; ya que en virtud de ésta era que se consideraba más que sumida, al absolutismo marital, vejada a la mujer; y sobre todo privada de sus derechos civiles y de la facultad de poder disponer libremente de su patrimonio.[17]​ Años más tarde, planteó la necesidad de dar al trabajador participación en las utilidades de las empresas.

En mayo de 1912, como parte del profesorado del Instituto Nacional Mejía, fue declarado Miembro de la Real Academia Hispano Americana de Ciencias, Artes y Letras de Cádiz.[18]​ El Dr. Yela, vicerrector del colegio Mejía, con un cariño excepcional por la Institución, a la que venía sirviéndola desde 1906, en su diputación comprendida de 1920 a 1922, no sólo formuló un proyecto sustitutivo (promulgado el 27 de octubre de 1920)[19]​ para la creación de rentas especiales para la construcción de un edificio moderno y la adquisición de gabinetes y mobiliario escolar, sino que tuvo la idea y negoció con la Sociedad de Beneficencia "Olmedo", la compra de los terrenos donde se ubica actualmente el colegio.[20]​ Así, mediante los buenos oficios, dominó la resistencia de los primeros momentos de negociación y consiguió que dicha Sociedad cediera un lote de 25.000 m2, con un frente de tres cuadras para la ciudadela Larrea y ubicado en una de las mejores avenidas de la ciudad, la Av. Vargas.".[21]​ Y con las mejores condiciones de precio para el colegio (85.000, oo sucres). Este era una de sus objetivos, ante un fallido intento de conseguir fondos, en septiembre de 1909, para laboratorios de Química y Física.[22]

Constantemente laboró en las Comisiones Permanentes de Mesa de la Cámara de Diputados, y designado en Comisiones Especiales, cabe citar: Comisión para la modificación del Himno Nacional del Ecuador, Comisión sobre fondos para la Biblioteca Municipal de Vinces, sobre accidentes de trabajo formulado por el primer congreso de obreros, etc.

En abril de 1938, la distinguida dama quiteña Hipatia Cárdenas de Bustamante, invitó a opinar a personalidades ecuatorianas sobre: "¿Qué debe hacer el Ecuador para liberarse de las dictaduras?" La respuesta del Dr. Yela fue:

“La Dictadura es un fenómeno complejo, las repúblicas hispanoamericanas no han podido cimentar la democracia. La consolidación envuelve en sí un estudio psico-sociológico-político-económico. El mal no está en las dictaduras, sino en los pueblos que la producen. Hay que recurrir a métodos y sistemas cuya eficacia dependa de la conciencia cívica de los ciudadanos.

Para el Dr. Yela hay tres formas de actuación aconsejables: 1) Educación e instrucción; 2) Organización y disciplina de los partidos políticos; 3) Organizar lo económico-financiero, para una finalidad justa y adecuada”.

También se destacó como historiógrafo y periodista. Escribía con el seudónimo de Ayac para El Porvenir de Quito.[23]​ Publicó en 1908 el Semanario “El Impulso” en Riobamba, junto a Alberto Peña.[24]​ Su lenguaje era pulcro, su estilo enérgico, sus pensamientos nobles. Y convincente su dialéctica. He aquí un fragmento de uno de sus múltiples escritos:

“…La revolución, palabra sagrada, supremo derecho de la soberanía, cruzó los ámbitos de la República, la vimos, la sentimos, y el progreso fue. ¡Ah, cuán doloroso es para la humanidad este progreso! Siempre se ha cumplido revolucionariamente: sus heraldos, han sido el hierro y el fuego; la sangre del hombre, su bautismo...”[25]

Dr. Primitivo Yela Montalván

Fallecimiento[editar]

El Dr. Yela murió a la edad de 69 años. Sus restos reposan en la Mz. 21 Solar 12 del cementerio de San Diego en Quito.

Matrimonio y descendencia[editar]

Casó en Quito con Mercedes Amelia de la Rosa. Tuvo un hijo que como él se educó en el colegio de los jesuitas; este hijo, excelente alumno, murió siendo aún colegial.

Homenajes y reconocimientos[editar]

  • En 1948 el Concejo municipal de Vinces informa: “...la Subdirección de Educación ha notificado que se creará un colegio en Vinces”. Y en 1949 Simón Ubilla Muñoz, presidente del Concejo, manifestó que el asunto ya era una realidad y pidió que se lo identifique con un nombre, por unanimidad se resolvió designarlo Dr. Primitivo Yela Montalván. Sin embargo, en 1951 el nuevo Concejo dictó una ordenanza dando el nombre Diez de Agosto, al nuevo establecimiento educativo.
  • En junio del 2012, el Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal del Cantón Vinces rindió homenaje en su memoria confiriéndole la Distinción Post Mortem. En la placa: "Quien fuera un distinguido hombre de leyes, catedrático y propulsor del desarrollo del cantón. Siendo considerado un notable intelectual de su época, que honró a su patria y a su pueblo natal Vinces. Personaje que mantuvo estrecha relación con los ideólogos del liberalismo".[26]​|[27]​|[28]​|[29]

… “Talentoso jurisconsulto quien con una tenacidad propia de su gran carácter, labora constantemente en las Cámaras Legislativas en favor de Vinces. A su labor inteligente, se le debe los impuestos para la construcción de la Casa Municipal, el Colegio de Niñas, los grifos contra incendios, el alumbrado eléctrico y la canalización”[30]

Referencias[editar]

  1. Anales de la Universidad central del Ecuador, Volumen 21, Número 144 - Volumen 24, Número 169. Pág. 115
  2. Ecuador a comienzos de siglo. Páginas: 98-99.
  3. Anales de la Universidad Central del Ecuador, Volumen 24, Número 165. Pág. 115. Sesión del 31 de julio de 1908
  4. Instituto Nacional Mejía, historia y proyección: ciento seis años de educación laica y democrática. Página: 23
  5. Colección de revistas ecuatorianas. Autor Sociedad Jurídico-Literaria. Página(s): 53-55
  6. a b Asamblea Nacional de la república del Ecuador (2010). «Constitución de 1906». Consultado el 9 de julio de 2009. 
  7. Anuario de legislación ecuatoriana, 1924. Página: XXVIII
  8. Congreso Ordinario de 1909 – Actas de las Sesiones del Congreso Pleno. Página: 283
  9. Junta Liberal de Pichincha, 1918-1919. Páginas: 18, 28, 29, 40
  10. Anales de la Universidad central del Ecuador, Volumen 31, Número 245. Pág. 314
  11. Historia de la Sociedad bolivariana del Ecuador. Página(s): 43
  12. Monografía y Álbum de Vinces. Pág. 77-78
  13. Universidad Central del Ecuador (1925). Anales de la Universidad Central del Ecuador, Tomo 252. Quito: Imp. de la Universidad Central. Pág. 367
  14. Congreso Ordinario de 1909 – Actas de las Sesiones del Congreso Pleno. Página: 35
  15. Diario de debates de la Cámara del Senado. La Cámara del Senado, 1911. Página: 137
  16. Anuario de legislación ecuatoriana. Edición: 1921. Página(s): 132, 133, 134, 135
  17. Anales de la Universidad Central del Ecuador, Volumen 64, Número 310. Pág. 553. Comentarios a la Ley de Enmancipación Económica de la Mujer Casada.
  18. «Honra para un Colegio de la República». El Comercio (Quito) (1964). Sábado 4 de mayo de 1912. Pág. 2
  19. Anuario de legislación ecuatoriana. Instituto Nacional Mejía.- Impuesto para la reconstrucción del edificio, facultad para venderlos, etc.Edición: 1919-1920. Página(s): 70…73
  20. Larenas, Dr. Luis. Vocal de la Junta Administrativa. Consecución de Rentas para el nuevo edificio y la contratación de arquitecto. Informe a la Junta Nacional de Profesores en sesión del 10 de enero de 1923.
  21. Mejía y la educación laica en el Ecuador. Página(s): 149
  22. Actas de las Sesiones del Congreso Pleno. Congreso Ordinario de 1909. Página(s): 194
  23. Boletín, Volumen 3, Número 3 - Volumen 4, Número 6. Página: 210
  24. Informe del Ministerio de Hacienda y Crédito Público al H. Congreso Nacional. Página: 286
  25. Florilegio de los Ríos. Página(s): 84, 85, 86
  26. «Vinces recordará su fundación 258». La Hora (Los Ríos)(1363). 24 de junio de 1912. Pág. A14
  27. «Homenaje Post Mortem al Dr. Primitivo Yela Montalván». La Crónica(Vinces)(1362). 2 de julio de 1912. Pág. 1 y 7
  28. «Agradecimiento por reconocimiento al Dr. Primitivo Yela Montalván». La Crónica(Vinces)(1363). 9 de julio de 1912. Pág. 7
  29. «258 Años de Fundación». El Despertar (Guayaquil)(117). 14 de julio de 1912. Pág. 9
  30. Monografía y álbum de Vinces. Pág.69

Bibliografía[editar]

  • Sociedad Jurídico-Literaria (1902). Revista de la Sociedad Jurídico-Literaria, Volumen 1. Quito: Banco Central del Ecuador, Centro de Investigación y Cultura. 
  • Universidad Central del Ecuador (1906). Anales de la Universidad central del Ecuador, Volumen 21, Número 144 - Volumen 24, Número 169. Quito: Imp. de la Universidad Central. 
  • Ecuador. Congreso. Cámara del Senado (1906). Decretos 1906. Quito. OCLC 8908891. 
  • Asamblea Nacional 1906-1907 (1907). Constitución Política de la República del Ecuador. Quito: Imprenta Nacional. OCLC 683664949. 
  • Ecuador (1908). Anuario de legislación ecuatoriana. Quito: s.n.,. 
  • Congreso Ordinario de 1909. Congreso Ordinario de 1909 – Actas de las Sesiones del Congreso Pleno. Quito: Imprenta Nacional. 
  • Compañía "Guía del Ecuador" (1909). El Ecuador, guía comercial, agrícola, e industrial de la República. Guayaquil: Compañía "Guía del Ecuador". p. 1328. OCLC 8673640. 
  • Ecuador. Congreso. Cámara del Senado (1911). Diario de debates de la Cámara del Senado. Quito: La Cámara del Senado. 
  • Ecuador (1910-1912). Anuario de legislación ecuatoriana. Quito: s.n.,. 
  • Junta Liberal de Pichincha (1919). Junta Liberal de Pichincha, 1918-1919. Quito: Impr. de "El Diario Social". OCLC 23590754. 
  • Ecuador (1919-1920). Anuario de legislación ecuatoriana. Quito: s.n.,. 
  • Magisterio Ecuatoriano (1919). El magisterio ecuatoriano, Números 25-36. Quito. 
  • Periódico Albores Juveniles, Director: Simón Ubilla Muñoz (1 de agosto de 1921). «Vida Social». 15 (Guayaquil) (15). 
  • Ecuador (1921). Anuario de legislación ecuatoriana. Quito. 
  • Universidad Central del Ecuador (1922). Anales de la Universidad central del Ecuador, Volumen 31, Número 245. Quito: Imp. de la Universidad Central. 
  • Ecuador (1923). Anuario de legislación ecuatoriana. Quito. 
  • Ecuador (1924). Anuario de legislación ecuatoriana. Quito: s.n. 
  • José Buenaventura Navas V. (1924). Monografía y álbum de Vinces. Vinces. 
  • Centro de Investigaciones Históricas (Guayaquil, Ecuador) (1933). Boletín, Volumen 3, Número 3 - Volumen 4, Número 6. Guayaquil. pp. 210 páginas. 
  • Mena Villamar (1995). Ecuador a comienzos de siglo. Quito: Abya-Yala. p. 155 páginas. OCLC 34231830. 
  • Mora Bowen, Alfonso (1935). Historia de la Sociedad bolivariana del Ecuador. Quito: Tip. I. I. Fernández. p. 531. OCLC 656589801. 
  • Cárdenas de Bustamante, Hipatia (1939). Hipatia Cárdenas de Bustamante, ed. Encuesta: Qué debe hacer el Ecuador para librarse de las dictaduras?. Quito: Litografía e imprenta Romero. p. 189 páginas. OCLC 9321302. 
  • Alemán, Hugo (1947). Tránsito de generaciones: el Instituto Nacional Mejía medio siglo de educación democrática. Quito. p. 271 páginas. OCLC 490377808. 
  • Muñoz, Julio H. (1953). Fray Jodoco Ricke, ed. Geopolítica de la provincia de Los Ríos y del estado ecuatoriano. Quito. p. 310 páginas. OCLC 1541200. 
  • Llaguno, J. Orión (1957). Florilegio de Los Ríos. Impr. Municipal Francisco María Roca. p. 166 páginas. OCLC 23451329. 
  • Cinco siglos de historia: centenario del Colegio San Gabriel, 1863-1962. Quito: Prensa Católica. 1962. p. 258 páginas. OCLC 1460152. 
  • Muñoz Vicuña, Elías (1987). Departamento de Publicaciones de la Universidad de Guayaquil, ed. La guerra civil ecuatoriana de 1895: una epopeya de la revolución burguesa anti feudal: el triunfo del Partido Radical de Eloy Alfaro. Quito. p. 520 páginas. OCLC 3982751. 
  • Edwing Guerrero Blum, Instituto Nacional Mejía (Ecuador) (2003). Instituto Nacional Mejía, historia y proyección: ciento seis años de educación laica y democrática. Quito: E. Guerrero Blum. p. 310 páginas. OCLC 55871031. 
  • Cornejo, Justino (2005). Apodos, chapas o agnomentos en la lengua y el folclore: sobrenombres del Ecuador. Quito: Casa de la Cultura Ecuatoriana "Benjamín Carrión. p. 379 páginas. OCLC 70267331. 
  • Yela Villamar, Xavier Oswaldo (22 de marzo de 2010). «Ilustres Hijos de Vinces: Dr. Primitivo Yela Montalván». Semanario La Crónica (Vinces) (1245): 4. 

Enlaces externos[editar]