Plaza de la Cebada

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Plaza en el plano de Teixeira, 1656.
La Feria de Madrid en la plaza de la Cebada, Manuel de la Cruz Vázquez, 1770 — 1780, Museo del Prado.
Construcción del mercado, en La Ilustración Española y Americana, 1873.
Vista de la plaza, foto de Compañy, en Nuevo Mundo, 1903.
La plaza y mercado, siglo xxi.

La plaza de la Cebada es una de las plazas más antiguas de la ciudad de Madrid. Es famosa por residir en ella el mercado homónimo. Se encuentra ubicada en La Latina entre las calles de Toledo, Cebada, Humilladero y la plaza de Puerta de Moros. Fue empleada en el siglo xix como un espacio de ejecución pública de reos a muerte.

Historia[editar]

La etimología del nombre de la plaza se debe a la calle cercana homónima en la que se separaba la cebada cribando la destinada al forraje de los caballos del rey y de la que se aprovisionaba a los regimientos de caballería. El grano lo traían a vender a la plaza los labradores de la cercanías de la provincia de Madrid. Una de las primeras instituciones es el Hospital de la Latina que se construyó en terrenos que trocó Beatriz Galindo con otros que poseía Isabel la Católica en la Puerta de Moros.[1] La plaza según Hilario Peñasco de la Puente y Carlos Cambronero debe su nombre, al igual que la homónima calle de la Cebada, a que se cree que era el lugar donde acudían los labriegos de las cercanías de Madrid a vender la cebada.[2] La plaza se formó como tal a partir del siglo xvi y era empleada como un mercado de verduras, cereales y productos de cerdo. El espacio se ofrece a la encomienda de Moratalaz, de la Orden de Calatrava, según se ve por escritura otorgada en 1536 por Rodrigo de Coalla. En el siglo XVII se instala una fuente en el espacio de la plaza.

Originalmente estaba situada entre la calle de Toledo y la desaparecida Puerta de Moros.[2] Habría tenido el nombre de plaza de la Cebada al menos desde finales del siglo xvi.[2] En 1610 hubo pleito entre Madrid y el Hospital de la Latina en relación a la pertenencia de una parcela de terreno en la plaza de la Cebada, que quedaría cerrado por transacción.[2] Los antecedentes de construcciones particulares en la plaza habrían comenzado en 1653.[2]

La plaza aparece en el Plano de Teixeira de 1656 y ocupa un espacio tan grande como la Plaza Mayor. El 19 de junio de 1622 se la acondicionó como un jardín público con motivo de las celebraciones de San Isidro.[2] En la plaza se celebraron durante el siglo xviii las denominadas Ferias de Madrid. El 7 de noviembre de 1823, tras el fin del Trienio Liberal, Rafael del Riego fue sentenciado a muerte y ejecutado en la plaza entre los insultos de parte de la población madrileña, cuando años antes le habían aclamado, por iniciar el movimiento militar y popular que puso final al gobierno absoluto del rey Fernando VII.

La primera piedra del mercado de la plaza se colocó en julio de 1870, para dar lugar a un recinto de 6323 m², que se inauguraría el 1 de abril de 1875.[2] Este mercado, junto con el de los Mostenses, era explotado por una compañía extranjera, pero después de un largo expediente fueron ambos adquiridos por el municipio.[2] En la plaza se encontraba la iglesia de Nuestra Señora de Gracia, construida a finales del siglo xvii por la Hermandad de la Vera Cruz, sobre un solar donde se encontraba un humilladero.[2] En la esquina que da a la calle de Toledo se hallaba el convento de la Concepción Francisca.[2]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Répide, 2007, pp. 148-150.
  2. a b c d e f g h i j Peñasco de la Puente y Cambronero, 1889, pp. 142-144.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]

Coordenadas: 40°24′39.95″N 3°42′34.88″O / 40.4110972, -3.7096889