Plan Integral de Seguridad Escolar Deyse

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Plan Integral de Evacuación y Seguridad Escolar «Francisca Cooper» es un sistema de administración de emergencias aplicado en Chile para los complejos educacionales. Su objetivo es una planificación eficiente y eficaz de seguridad para la comunidad escolar, adaptable a las particulares realidades de riesgos y de recursos de cada establecimiento educacional.

Historia[editar]

Tiene su antecedente en la «Operación Deyse» (acrónimo para "De Evacuación y Seguridad Escolar"), diseñado en 1970 por la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior (ONEMI).[1]​ Deyse sólo apuntaba a la evacuación frente a las variables de sismo e incendio. Por ello, en 2001, por resolución exenta N° 51 del Ministerio de Educación, se derogó la «Operación Deyse», y se instauró el nuevo Plan Integral de Seguridad Escolar.

El Plan Integral de Seguridad Escolar no sólo apunta a la evacuación sino también a la formulación de planes y programas de prevención de acuerdo a las distintas realidades de cada establecimiento educacional. Establece dos metodologías básicas; AIDEP para el diagnóstico de riesgos y recursos del establecimientos, y ACCEDER para la elaboración de los protocolos de emergencia para los riesgos identificados en el diagnóstico.[cita requerida]

En 2005, la ONEMI y el Ministerio de Educación realizaron una campaña de difusión que se llamó «Plan Francisca Cooper», en memoria de una mujer chilena que falleció en el tsunami que afectó al sudeste asiático en 2004, pero el Plan Integral de Seguridad Escolar mantiene su nombre.[cita requerida] Con motivo de la baja cantidad de fallecidos en el terremoto de 2014, se destacó en varios medios internacionales que en Chile:

"... no sólo las autoridades reaccionan rápido, los ciudadanos también. Con rapidez, pero sin correr. Y es que desde niños participan en simulacros organizados en los colegios y aprenden que mantener la calma y evacuar en orden es más seguro y eficaz".[2]

Descripción del plan[editar]

Previamente cada colegio debe tener demarcado distinta "ZS" o "Zonas de Seguridad" en los patios o lugares con mayores garantías de protección. Comúnmente se numeran. Cada curso y profesor debe saber de antemano el lugar que debe acudir en caso de siniestro.

  • Se establece una forma de timbre o sonido de campanada especial que sonará en caso que se necesite evacuar.
  • Se realizarán programados simulacros de evacuación en los que existen ciertos alumnos ya están previamente designados para:
    • Tomar Libro de Curso (es un documento legal que es difícil de recuperar la información en caso de pérdida)
    • Tomar el botiquín
    • Ayudar a salir a los alumnos con problemas de motricidad o minusvalía.
  • Salir ordenadamente de la sala, en filas, sin correr y jamás gritar, el profesor debe ser el último en salir.
  • Caminar por el pasillo hacia la zona de seguridad y esperar ahí hasta nuevo aviso.

Los simulacros deben hacerse en distintas horas y periodos y no todos son avisados. Se debe cronometrar para mejorar detalles. En colegios que quedan junto al mar además deben los alumnos caminar hasta lugares que estén a 30 msnm que previamente están designados. La responsabilidad de gestionar el plan Deyse descansa en los Inspectores de colegio.

Cuando en algunas ciudades se realizan simulacros masivos de ciudadanos por Tsunami todos los colegios de la zona están coordinados y deben participar.

Referencias[editar]

  1. ONEMI. «¿Por qué se cambió de Operación Deyse a Plan Integral de Seguridad Escolar?». Archivado desde el original el 7 de noviembre de 2015. Consultado el 3 de marzo de 2010. 
  2. La Nación.com.ar (18 de septiembre de 2015). «¿Por qué los terremotos en Chile son menos mortíferos que en otros países sísmicos?». Consultado el 25 de abril de 2017. 

Enlaces externos[editar]