Pelayo Peláez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Pelayo Peláez
Noble asturiano
Información personal
Fallecimiento 1092/1095
Familia
Padre Pelayo Froilaz
Madre Aldonza Ordóñez
Cónyuge Muniadona Mayor González
Descendencia Véase descendencia

Pelayo Peláez (fl. 1056–1092/1095)[1]​ fue un magnate asturiano, miembro de la alta nobleza, que estuvo presente, junto al rey Fernando I de León, cuando se depositaron las reliquias de san Isidoro en la Basílica de san Isidoro de León.

Orígenes familiares[editar]

Arca Santa en la Catedral de Oviedo, abierta en presencia del rey ALfonso VI de León y varios magnates, incluyendo al conde Pelayo Peláez.

Fue hijo del conde Pelayo Froilaz el Diácono —hijo del conde Froila Jiménez—[a]​ y de la condesa Aldonza Ordóñez,[3][4]​ hija legítima del infante Ordoño Ramírez el Ciego y de la infanta Cristina Bermúdez,[b]​ hija del rey Bermudo II de León y de la reina Velasquita Ramírez. Los condes Pelayo y Aldonza habían fundado en 1032 el monasterio de Lapedo en Belmonte de Miranda.[6]

Biografía[editar]

Pelayo Peláez aparece frecuentemente en la curia regia confirmando diplomas reales en la documentación de varios monasterios y de la catedral de San Salvador de Oviedo. También se registra su presencia en varios actos familiares en Asturias en la década de los sesenta y en la apertura del Arca Santa por el rey Alfonso VI de León.[7]​ Se hallaba presente, con su hermano Ordoño Peláez y otros nobles junto al rey Fernando I de León en 1063 cuando las reliquias de San Isidoro fueron trasladadas desde Sevilla por el conde Munio Muñoz y depositadas en la iglesia de los Santos Juan y Pelayo, que desde entonces se llamó la Basílica de San Isidoro de León.[8]

Habrá fallecido entre 1192, la última vez que se menciona en la documentación junto a su hermano Pedro Peláez, tenente en Tineo, y 1095 cuando sus hijos confirman un documento sin la presencia de su padre. En 1097 su viuda hizo una donación por el alma de su marido a la catedral de Oviedo.[7]

Matrimonio y descendencia[editar]

Pelayo casó con Muniadona cognomento «Mayor» González, posiblemente hija de Gonzalo Salvadórez, conde en La Bureba.[c][d]

Los hijos documentados de este matrimonio fueron:

  • Gonzalo Peláez (fl. 1095–1138), llamado «el conde rebelde», heredó todos los bienes de sus padres y aparece por primera vez en la documentación asturiana aunque ya en el reinado de Alfonso VI de León se encuentra en tierras gallegas al servicio de la reina Urraca I de León.[11][12]
  • Aldonza Peláez (fl. 1095-1128/1138). Su primera aparición en la documentación medieval fue en 1095 con su hermano el conde Gonzalo. Dos años más tarde su madre Muniadona González la excluye y deshereda del patrimonio familiar. Ya se encontraba casada en 1097 con Pedro García, alférez real en 1131. Aldonza fue una de las confirmantes de una donación de su primo Suero Bermúdez del monasterio de Cornellana a la catedral de Oviedo en 1128. Tuvo por lo menos, dos hijas, María y Urraca.[13][11][e]

También pudieron ser los padres de:

  • Fruela Peláez,[15][f]
  • Cristina Peláez,[17]​ y su esposo Gonzalo Bermúdez hicieron una donación a la Catedral de Oviedo por el alma de su hermano Gonzalo.[g]

Notas[editar]

  1. El conde Froila Jiménez fue hijo de Fruela Jiménez, por tanto, era sobrino de Piniolo Jiménez, el fundador del Monasterio de San Juan Bautista (Corias).[2]
  2. El 31 de julio de 1096, María Peláez dona a la iglesia de Oviedo bienes en el reino de León, Cornellana, Salcedo y otros lugares en Asturias. Dice que estos bienes los habían obtenidos sus padres, el conde Pelayo Froilaz y su esposa la condesa Aldonza Ordóñez: «...sicut obtinuerunt eas genitoribus meis comes Pelagius Froilaz et uxor eius comittissa Eldoncia Ordoñiz.» Documento 109, pp. 296-297 de la Colección de Documentos de la Catedral de Oviedo [5]
  3. «...Mayor González, cuyo matrimonio nos explica la relación de parentesco o consanguinidad entre los condes Gonzalo Peláez, asturiano, y Rodrigo Gómez, de cuya rebelación nos habla la Chronica adefonsi Imperatoris (...) Nos consta este matrimonio por un documento de la catedral de Oviedo, por el cual ella hace una donación (...)"Ego domna Mummadonna congnomento domna Maiore Gundesalviz". Lo hace por el alma de su marido Pelayo Peláez y nos recuerda a su hijo: "illo filio meo domno Gundesaluo". El padre Gregorio Argáiz (...) cita otro documento de la misma señora, hoy perdido, por el cual "ella dona parte de su hacienda a Oña, en sufragio del alma de su padre, Gonzalo Salvadores y su tío Álvaro"». El documento citado es el núm. 110, p. 298 en la Colección de Documentos de la Catedral de Oviedo.[9]
  4. Calleja Puerta dice que parece que casó con Muniadona González citando al Liber Testamentorum (Sánz Fuentes) y al documento 3 de la documentación del monasterio de Lapedo (Belmonte), pero que «en cuanto a la identidad de su esposa, ningún documento declara explícitamente sus orígenes familiares».[10]
  5. Aldonza y su marido recibieron una donación en 1127 del obispo Pelayo de Oviedo que consistía en una corte junto a la catedral, registrada en la Colección de Documentos de la Catedral de Oviedo, doc. 146, pp. 373-374. El documento citado cuando su madre la deshereda está publicado en Liber Testamentorum, doc. 68, de Sánz Fuentes. Las dos hijas de Aldonza Peláez y su esposo Pedro García figura en el documento 198 del Monasterio de San Vicente de Oviedo.[14]
  6. «Recogemos la noticia tardía de un sepulcro que al parecer existió en la iglesia de San Pedro de Teverga: Aquí fue soterrado Froylan Pelaez, fillo de Payo Paez e de si el so fillo Payo Froilez, home del Emperador» citando a Inscripciones medievales de Asturias, doc. 185 de Diego Santos.[16]
  7. En junio de 1143, Gundisaluus Ueremudi y su esposa Christina Pelagii donaron la población de Águila pro anima comitis Gundisalui.Colección de Documentos de la Catedral de Oviedo, doc. 155, pp. 392-395.[17]

Referencias[editar]

  1. Calleja Puerta, 2001, p. 110.
  2. Calleja Puerta, 2001, p. 112.
  3. Torres Sevilla-Quiñones de León, 1999, p. 102.
  4. Calleja Puerta, 2001, p. 104 y 113.
  5. Fernández Suárez, 1992, p. 48 y 53, n. 29.
  6. Solano Fernández-Sordo, 2016, pp. 193, 199.
  7. a b Torres Sevilla-Quiñones de León, 1999, p. 110.
  8. Calleja Puerta, 2001, p. 540.
  9. Canal Sánchez-Pagín, 2003, p. 53.
  10. Calleja Puerta, 2001, pp. 110 y 647, n. 128.
  11. a b Torres Sevilla-Quiñones de León, 1999, p. 110-111.
  12. Calleja Puerta, 2001, pp. 105.
  13. Calleja Puerta, 1997, p. 105.
  14. Calleja Puerta, 1997, pp. 105 y 645, notas 75, 76 y 79.
  15. Calleja Puerta, 1997, pp. 105, 110 y 207.
  16. Calleja Puerta, 1997, p. 647, n. 129.
  17. a b Barton, 1999, p. 102.

Bibliografía[editar]