Pedro Ara Sarria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Pedro Ara ante el cuerpo de Eva Perón.

Pedro Ara Sarria (Jaca, España, 1891 - Buenos Aires, Argentina, 1973). Médico y anatomista español. Licenciado (1917) y Doctor (1919) en Medicina y Cirugía por la Universidad de Madrid, se especializó en conservación de piezas anatómicas a través del proceso de "parafinación". Aplicó estas técnicas para la embalsamación de personajes célebres, como Eva Perón.

Biografía[editar]

El 1 de junio de 1925 se suscribió un contrato con el Profesor Dr. Pedro Ara Sarria para desempeñarse con dedicación exclusiva y para cumplir las funciones de Director del Instituto Anatómico, Profesor Titular y encargado de la formación del Museo ahora conocido como "Museo Anatómico Pedro Ara", ubicado en la ciudad de Córdoba, Argentina.

Luego de efectuar prácticas de especialización en el Instituto Anatómico de Viena bajo la dirección del Profesor Ferdinand Hochstetter, asume las responsabilidades contractuales con la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba. En 1927 se autorizó la adscripción a la Cátedra del Profesor Juan Martín Allende.

Ara inauguró el Curso de 1925 con una Conferencia Magistral sobre el haz de His ilustrada con una pieza anatómica por él procesada.

Entre 1928 y 1929 realiza con la técnica de la parafinización la que hasta hoy es la preparación cumbre del Museo Anatómico Pedro Ara, llamada “Cabeza de viejo”. Dicha técnica, fue ideada por Léon Fredericq en 1876, reanudada por el Prof. Ferdinand Hochstetter y perfeccionada posteriormente por el Dr. Ara. Embalsamó a un mendigo que siempre estaba en las escalinatas del Clínicas. Ara lo apreciaba y a su muerte decidió inmortalizarlo de esa manera.

En 1932 consideró que había hecho escuela, que dejaba sucesores y que su labor sería continuada. Regresa a su España natal y retornaría en más de una oportunidad, como ocurrió en 1947 en que se desempeñó como agregado cultural de España en la República Argentina.

Entre 1952 y 1953, embalsama, mediante la misma técnica de la parafinización, el cadáver de Eva Perón, cuyo caso representa, junto a los de Lenin y Mao Tse Tung, uno de los tres paradigmas de esta técnica en el mundo.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]