Muro de pago

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Paywall»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Un muro de pago o paywall es un sistema que restringe el acceso a sitios web a usuarios que no cuentan con una subscripción pagada.[1]​ Existen dos tipos de muros; "suaves" y "rígidos". Los muros "Rígidos" no permiten el acceso al contenido sin una subscripción, mientras que los muros "suaves" tienen más flexibilidad con los usuarios gratuitos, como contenido selectivo, límite de artículos gratuitos por mes o páginas de ejemplo de un libro o párrafos de un artículo. Los periódicos han implementado estos muros en sus sitios para aumentar sus ingresos, los cuales han disminuido debido al decremento en las ediciones impresas y las ganancias por publicidad.[2]

Mientras los muros se usan para ingresar ganancias extra, también se han utilizado para aumentar el número de subscriptores impresos. Algunos periódicos ofrecen acceso al contenido en línea junto con la entrega de una edición impresa semanal por un precio menor que contratar únicamente la versión en línea.[3]​ Sitios de noticias como BostonGlobe.com y NYTimes.com utilizan estas técnicas porque incrementa tanto sus ganancias en línea como la circulación de la versión impresa (lo cuál les da más ganancias por publicidad).[3]

Crear ganancias por publicidad en línea ha sido una batalla para los periódicos - actualmente un anuncio en línea ingresa únicamente del 10% al 20% de su contraparte impresa.[2]​ Se dice que "ni el ingreso por anuncios digitales ni las subscripciones a muros de pago son suficientes para quitar la presión que se generaría en los periódicos sin la presencia impresa."[2]​ Según el experto de Poynter media, Bill Mitchell, para que un muro de pago pueda generar ingresos importantes, los periódicos deben crear un "nuevo valor" (mayor calidad, innovación, etc.) para que su contenido en línea merezca ser pagado.[4]​ Analizado como un instrumento para generar ganancias, el uso de los muros de pagos trae implicaciones éticas en los medios sobre el acceso democrático a las noticias.

Historia[editar]

The Wall Street Journal ha mantenido su muro "rígido" desde su implementación. [5]​ A pesar de la presencia del muro, The Wall Street Journal se ha mantenido popular, con más de un million de usuarios a mediados de 2007, [5]​ y 15 millones de visitantes en marzo de 2008.[6]

En 2010, siguiendo los pasos de The Wall Street Journal, The Times (Londres) implementó un muro "rígido", una decisión que ha sido controversial ya que a diferencia de The Wall Street Journal, The Times es un sitio de noticias generales y se ha dicho que en vez de pagar los usuarios prefieren buscar la información gratis en otras fuentes.[7]​ No se ha declarado ni como un éxito ni como un fracaso, habiendo reclutado 105,000 visitantes pagados.[8]​ En contraste, The Guardian se ha resistido al uso de muros de pago citando "una creencia en un internet abierto" y "cuidado de la comunidad" como sus principales razones [9]The Guardian ha experimentado con diferentes alternativas de ingresos como usar un API abierto. Otros periódicos, como The New York Times, han oscilado entre la implementación y eliminación de varios muros de pago.[10]​ Debido a que las noticias en línea se mantienen como un medio relativamente nuevo, la experimentación es la clave para obtener ingresos y mantener a los lectores satisfechos.[11]

Algunas implementaciones de muros ha fracasado y se han eliminado.[12]​ Expertos que se muestran escépticos ante el modelo de muro de pago incluyen a Arianna Huffington, quien declaró "el muro de pago es historia" en un artículo de 2009 en The Guardian.[13]​ En 2010, Jimmy Wales (de Wikipedia) supuestamente llamó al muro de The Times' "un experimento tonto".[14]​ Una de las principales preocupaciones es que con tanta información disponible, los subscriptores potenciales voltearían a alternativas gratuitas.[15]​ Los efectos adversos de las implementaciones tempranas incluyen un decremento en el tráfico[16]​ y una pobre optimización en motores de búsqueda.[12]

Los muros de pago se han vuelto controversiales, con debates sobre la efectivdad de los muros para generar ingresos y sobre su efecto en los medios en general. Los críticos del muro de pago incluyen a empresarios, académicos como el profesor de medios Jay Rosen, periodistas como Howard Owens y analistas como Matthew Ingram de GigaOm. Aquellos que ven potencial en los muros de algo incluyen al inversionista Warren Buffett, al antiguo publicista de Wall Street Journal , Gordon Crovitz, y a Rupert Murdoch. Algunos han cambiado su opinión sobre los muros. Felix Salmon de Reuters era inicialmente un escéptico de los muros de pago, pero recientemente expresó la opinión de que podrían ser efectivos.[17]​ Clay Shirky, teórico de medios de NYU, también escéptico de los muros de pago pero en mayo de 2012 escribió, "Los periódicos deben voltear a sus lectores más leales para obtener ingresos, por medio de un servicio de subscripción digital como el de The New York Times" [18][19]​ Los muros de pago están cambiando rápidamente el periodismo, con un impacto en su práctica, en el modelo de negocio y en la libertad de información del internet.

Tipos[editar]

Muros "Rígidos"[editar]

El muro "rígido", como aquel implementado por The Times, requiere una subscripción pagada antes de que se pueda acceder a cualquier contenido en línea. Un muro con estas características se considera la opción más arriesgada para el proveedor de contenido.[20]​ Se estima que un sitio pierde 90% de su audiencia y de sus ingresos por publicidad, los cuáles solo pueden compensados al generar contenido interesante para atraer subscriptores.[20]​ Los sitios de noticias con muros rígidos pueden tener éxito si:

  • Proveen valor agregado a su contenido
  • Se dirigen a un nicho de la audiencia
  • Ya dominan a su propio mercado[20]

Muchos expertos desaprueban los muros "rígidos" por su poca flexibilidad, creen que actúan como un disuasivo para los usuarios. El blogger financiero Felix Salmon escribió que cuando uno encuentra un "muro de pago y no puede pasar a través de él, uno simplemente se va y se siente decepcionado de la experiencia"[21]Jimmy Wales, fundador de Wikipedia, argumentó que el uso de un muro de pago "rígido" disminuye la influencia de un sitio. Wales declaró que al implementar un muro "rígido", The Times "se hizo a si mismo irrelevante"[14]​ A pesar de que the Times incrementó potencialmente sus ingresos, redujo su tráfico en un 60%.[7]

Muros "Suaves"[editar]

El muro "suave" le permite a los usuarios ver un número específico de artículos antes de tener que pagar una subscripción.[20]​ En contraste a sitios que ofrecen contenido seleccionado fuera del muro, los muros "suaves" permiten el acceso a cualquiera de los artículos siempre y cuando el usuario no supere el límite. The Financial Times le permite a los usuarios acceder a 10 artículos antes de ser subscriptores pagados.[20]The New York Times [22]​ implemento controversialmente un muro suave en marzo de 2011, el cuál le permitía a los usuarios ver 20 artículos mensualmente sin subscripción pagada. En abril de 2012, The New York Times redujo el número de artículos gratuitos por mes a 10.[23]​ Su muro ha sido definido no como suave sino como "poroso"[21]​ porque también permite el acceso a cualquier link publicado en redes sociales y hasta 25 artículos gratis al día si se accede a través de un motor de búsqueda.[24]​ El modelo está diseñado para que el sitio mantenga el "tráfico de usuarios ligeros", lo cual les permite mantener alto el número de visitantes, mientras recibe ingresos por subscripción de los usuarios más intensos. [25]​ Utilizando este modelo, The New York Times consiguió 224,000 subscriptores en los primeros 3 meses.[22]​ A pesar de ser proclamado como un éxito al reportar ganancias en 2011, el incremento en los ingresos del muro de The New York Times se dice que fue "efímero" y "mayormente basado en una combinación de recortes y venta de activos.”[26]​ A pesar de que el éxito de un muro suave generaría ingresos para los periódicos y mayor libertad para el público, la rentabilidad de este modelo aun debe ser probada.

Combinación[editar]

Una estrategia de muro más "suave" incluye permite incluir el acceso libre a contenido seleccionado mientras se mantiene el contenido premium detrás del muro. Esta estrategia se dice que ha llevado a la "creación de dos categorías": contenido barato disponible sin costo (en ocasiones creado por personal sin mucha experiencia), y contenido más "noble".[20]​ Este tipo de separación trae la pregunta acerca de la equidad en el medio de las noticias en línea. Según el teórico político Robert A Hackett, "la prensa comercial de 1800s, el primer medio de comunicación masiva en el mundo, nació con una profunda promesa democrática: presentar información si miedo o favor, hacerla accesible para todos, y promover la racionalidad del público basada en la igualdad de acceso a los hechos relevantes".[27]

The Boston Globe implementó una versión de esta estrategia en septiembre de 2011 al lanzar un segundo sitio; BostonGlobe.com, para officer meramente contenido detrás de un muro, excluyendo el contenido deportivo que se mantuvo para competir con otros medios deportivos. BostonGlobe.com opera junto a un segundo sitio pre-existente; Boston.com, que ahora solo contiene una cantidad limitada de información del sitio pagado con un cierto retraso, pero tiene un enfoque mayor en noticias orientadas a la comunidad. El editor de Boston Globe, Martin Baron los describió como "dos sitios diferentes para dos tipos de lectores diferentes – algunos entienden que el periodismo debe ser fondeado y remunerado. Otras personas simplemente no pagarán. Tenemos un sitio para ellos."[28]​ En marzo de 2014, el sitio tenía más de 60,000 subscriptores digitales; en ese tiempo, the Globe anunció que reemplazaría el muro rígido con un sistema suave que le permitiría a los usuarios acceder a 10 artículos gratis en un periodo de 30 días. El editor de Boston Globe, Brian McGrory, creía que al permitir dar muestras del contenido premium, más gente se convencería de pagar la subscripción. Al mismo tiempo McGrory también anunció planes para darle a Boston.com un enfoque editorial distinto, con una "voz más aguda que capture de mejor manera las sensibilidades de Boston", mientras movería contenido como blogs de Boston.com al sitio web, pero manteniéndolo disponible de manera gratuita.[29]

Recepción[editar]

Industria[editar]

La recepción profesional de la implementación de muros de pago estado mezclada. La mayoría de la discusión se centra en su éxito o fracaso como proyectos de negocio y supervisa sus implicaciones éticas de mantener al público informado. En el debate hay quienes ven la implementación como una estrategia que puede ayudar a aumentar los ingresos a corto plazo pero que no supone un crecimiento para el futuro de los periódicos.[10]​ Específicamente para el muro rígido, suele haber un consenso en la industria sobre los efectos negativos (como la pérdida de lectores) que tiene más peso que los ingresos potenciales, a menos que el periódico se dirija un cierto nicho de la audiencia.[20][30]

También están aquellos que se mantienen optimistas en el uso de muros de pago. Bill Mitchell establece que para que un muro traiga nuevos ingresos y no afecte a los lectores actuales, los periódicos deben: "invertir en sistemas flexibles, explotar la experiencia de sus periodistas en ciertas áreas y crucialmente ofrecer a los lectores nuevo valor".[11]​ El reporte annual de 2011 generado por The State of the News Media en el periodismo Americano aclama que: "para sobrevivir financieramente, el consenso es que los sitios de noticias no solo deben hacer su estrategia publicitaria de manera más inteligente, sino que también deben encontrar alguna manera de cobrar por contenido e inventar nuevos canales de ingresos más allá de mostrando anuncios o por medio de subscripciones.[31]​ Incluso aquellos que no creen en el éxito en general de los muros de pago reconocen que para un futuro rentables, los periódicos deben generar contenido más atractivo con valor agregado o encontrar nuevas fuentes de ingreso.[10]

Proponentes del muro de pago creen que sería crucial para mantener publicaciones más pequeñas a flote. Argumentan que como el 90 de los ingresos por publicidad se encuentran concentrados en las 50 editoriales más importantes, las operaciones más pequeñas no pueden depender en el sistema tradicional de contenido gratuito fondeado por anuncios de la misma manera que los grandes periódicos lo hacen.[32]​ Muchos defensores del muro también creen que la gente está más que dispuesta a pagar una pequeña cantidad de dinero por contenido de calidad. En una publicación de VentureBeat, Malcolm CasSelle de MediaPass estableció que "la gente paga por contenido y ese dinero se utiliza para mejorar el contenido."[33]

En abril de 2013, The Newspaper Association of America liberó el perfil de ganancias de su industria para 2012, el cuál reportó que el ingreso por circulación creció en 5% para los diarios, siendo la primera vez que ocurre en 10 años. El ingreso por circulación únicamente digital reportó un crecimiento del 275%; El ingreso por circulación digital-impresa creció 499%. Por lo mismo, los ingresos por circulación únicamente impresa decrecieron 14%. Estas noticias corroboran la creencia de que las subscripciones digitales serán la clave para asegurar la supervivencia a largo plazo de los periódicos.[34][35]

Lector[editar]

La respuesta general de los usuarios a la implementación de los muros de pago ha sido medida a través de una serie de estudios recientes que analizan los hábitos de los lectores de noticias en línea. Un estudio hecho por Canadian Media Research Consortium titulado "Los consumidores canadienses no están dispuestos a pagar por noticias en línea" identifica directamente la respuesta de los Canadienses a los muros de pago. Encuestando a 1,700 Canadienses, el estudio encontró que el 92% de los participantes que leen noticias en línea preferirían buscar una alternativa gratuita a pagar por su sitio preferido (en comparación al 82% de los Estadounidenses[36]​), mientras el 81% estableció que definitivamente no pagarían por su sitio de noticias de preferencia.[37]​ Basado en la pobre recepción del contenido pagado, el estudio concluye con una declaración similar a la de los expertos en medios, estableciendo que con la excepción de sitios prominentes como The Wall Street Journal yThe Times , dada "la actitud del público actual, la mayoría de la editoriales deberían buscar en otro lado alternativas de ingresos."[30]

Implicaciones Éticas[editar]

Deterioro de la esfera pública en línea[editar]

Hackett argumenta que un "foro en el internet [...] puede funcionar como una esfera pública especializada o de pequeña escala."[38]​ El internet ha sido una locación ideal para que el público en general obtenga y discuta noticias relevantes.[39]​ – una actividad que ha sido posible a través del acceso gratuito a contenido de noticias en línea y ha la habilidad de comentar el contenido creando un foro. Al montar un muro de pago, se restringe la comunicación abierta del público al restringir la habilidad de leer y compartir las noticias en línea.

La manera obvia en la cual un muro de pago restringe el acceso igualitario a la esfera pública en línea es a través del requerimiento de pago, privando a aquellos que no quieran o no puedan pagar de unirse a la discusión. La restricción del acceso igualitario fue llevado a un nuevo nivel cuando The Independent, implementó un muro en sus lectores Americanos y Canadienses y no en su audiencia nacional. [40]​ Medios de noticias en línea han probado la habilidad de crear conexión global que va más allá de las típicas esferas públicas. En Democratizing Global Media, Hackett y Yuezhi Zhao describen como una nueva "ola de democratización de los medios surge en la era del internet, lo cuál ha facilitado las conexiones de la sociedad civil trasnacional de y para una comunicación democrática."[41]​ Al montar un muro de pago en sus lectores internacionales, The Independent hunde el crecimiento y la calidad democrática de la esfera pública creada por el internet.

El uso de muros de pago también ha recibido quejas acerca de la suscripción ya que no se pueden compartir los artículos de la misma manera que en la versión impresa. Mientras una edición impresa puede ser compartida entre amigos o familiares, la ética de compartir una suscripción en línea es poco clara ya que no hay objetos físicos involucrados. El experto en ética de The New York Times' , Ariel Kaminer, en el tema de compartir la subscripción en línea establece que "compartir con tu pareja o tu hijo pequeño es una cosa, y compartir con amigos o familia que vive en otro lugar es otra."[42]​ Los comentarios de los lectores tras la declaración de Kaminer se concentran en la dicotomía entre pagar por una versión impresa y una subscripción digital.[42]​ La facilidad de acceso de la versión en papel significa que más individuos pueden leer de una sola copia, y que cualquiera que lee el periódico tiene la posibilidad de enviar una carta al editor sin la molestia de tener que registrarse o pagar por una subscripción. El uso de un muro de pago impide el acceso a la comunicación personal y en línea. Esta opinión no es solo de los lectores en línea sino también de los escritores. Jimmy Wales comenta que "preferiría escribir una opinión en un lugar donde va a ser leída", declarando que "poner opiniones detrás de muros no tiene ningún sentido."[14]​ Sin el fácil acceso a la lectura y habilidad de compartir opiniones, la plataforma de noticias en línea pierde una característica esencial del intercambio democrático.

Pagando para permanecer informados[editar]

El uso de muros para restringir el acceso a contenido de noticias trae numerosas implicaciones éticas. Según Hackett, los medios están "fracasando en proporcionar acceso a los ciudadanos a información cívica relevante."[43]​ La implementación de muros de pago en noticias que anteriormente eran gratuitas resalta este fracaso. Hackett cita "mecanismos culturales y económicos como la mercantilización de la información y la dependencia de los medios en los ingresos por publicidad" como dos de las principales influencias en el desempeños de los medios. Según Hackett, estos mecanismos "generan violaciones de la norma democrática de equidad."[44]​ La implementación de un muro de pago tiene lazos directos con los mecanismos citados por Hackett, ya que el muro mercantiliza el contenido de noticias para traer más ingresos de lectores y del incremento en la circulación de los anuncios en las versiones impresas. El resultado de estos mecanismos, como establece Hackett, es un impedimento al "acceso igualitario a noticias relevantes"[27]​ La mercantilización de la infromación- convertir las noticias en producto que debe ser comprado - restringe el principio igualitario del periódico. Katherine Travers, retomando este tema en una publicación discutiendo el futuro de The Washington Post, pregunta, "¿es permisible cobrar por la subscripción digital así como lo es cobrar un par de dólares por una versión impresa?"[45]​ Mientras las tarifas de subscripción han sido atribuidas a los periódicos impresos, todas las demás formas de noticias han sido tradicionalmente gratuitas. .[46]​ El diario del Reino Unido. Daily Mail argumenta que el ingreso impreso es único porque "la gente paga por la impresión reconociendo el costo de producción y entrega de un producto tangible y porque lo compran entero.".[46]​ Jeff Sonderman, de Poynter digital media, resalta la tensión ética creada por los muros de pago. Sonderman explica que "la tensión latente es que los periódicos actúan simultáneamente como negocios y como un servicio de interés público. Como empresas con fines de lucro tienen el derecho ( o incluso el deber) de hacer dinero para los accionistas o dueños. Pero la mayoría también aclaman tener un enfoque social, en el cual salvaguardan el interés del público y ayudan a su comunidad a entender y moldear sus valores compartidos"[47]​ Al implementar un muro de pago antes de experimentar con otras iniciativas de ingreso, el periódico pone a las ganancias antes que al público.

Contraestrategias[editar]

Mientras que ha habido poca cobertura y discusión sobre las implicaciones éticas de los muros de pago considerando la obligación de los periódicos de mantener al público general informado, hay dos instancias prominentes en donde las compañías han dirigido la restricción en línea de las noticias. Primero, el remover los muros en caso de emergencias nacionales o locales. El segundo es el "First Click Free" de Google, aplicación que puede implementar los sitios de noticias para darle acceso a los lectores a ciertas historias sin importar el muro.

Deshabilitar el muro[editar]

Algunos periódicos han removido el bloqueo del muro cuando se cubren emergencias. Cuando el Huracán Irene pegó en la costa este de los Estados Unidos en agosto de 2011, The New York Times declaró que toda la cobertura relacionada con la tormenta, tanto en el sitio web como móvil sería gratuita para los lectores.[48]​ Jeff Roberts de The New York Times‌ habla sobre la decisión del periódico, declarando: "Estamos conscientes de nuestras obligaciones hacia nuestra audiencia y hacia el público en general cuando hay una gran historia que impacta directamente en un gran número de personas."[47]​ En su artículo discutiendo la eliminación de los muros de pago, Sideman aprueva la decisión de The New York Times, declarando que, mientras un publicista "se compromete a un muro como la mejor estrategia de neogicos para su compañía, también hay algunas historias o temas que tengan tanta relevancia e urgencia que sería irresponsable no darle acceso a los no subscriptores."[47]​ Al crear agujeros en el muro se demuestra conciencia ética, sin embargo, también sugiere que The New York Times no cree que tiene "una obligación con su audiencia"[47]​ de proveer contenido profundo gratuito en temas más allá de desastres naturales.

Nuevas iniciativas de ingreso[editar]

Dada la abrumadora opinión de que, sin importar el éxito de los muros de pago, se deberían buscar nuevas fuentes de ingresos para los periódicos, es importantes resaltar las nuevas iniciativas de negocio. Además de levantar muros de pago, últimamente los periódicos han explotado los nuevos productos como tabletas y smartphones, aunque no se sabe la rentabilidad con estos mismos.[49][50]​ Algunos periódicos también han intentado dirigirse a ciertos nichos de audiencia, por ejemplo el Daily Mail's Mail Online en el Reino Unido.[46]​ Otra estrategia comenzada por The New York Times, involucra crear nuevas ganancias utilizando contenido antiguo empaquetado en e-books y ofertas especiales para crear productos llamativos para los lectores. El atractivo de estos paquetes no está solo en el tema sino también en los autores y la profundidad de la coverture. Según el reportero Mathew Ingram, los periódicos se pueden beneficiar de esas ofertas especiales de dos maneras, primero aprovechando el contenido antiguo cuando surgen nuevos intereses, como por ejemplo un aniversario de un evento importante, y segundo a través de la creación de paquetes de interés general. The New York Times, por ejemplo, ha creado paquetes de baseball, golf y la revolución digital (ebooks)[51]

Iniciativa de ingresos alternativa: API[editar]

Un API (Interfaz de programación de aplicaciones) abierto hace a un sitio de noticias en línea "una plataforma para información que puede generar valor de diversas maneras"[10]​ Al liberar su API hace la información de la editorial pública y doisponible a fuentee terns , permitiendo a desarrolladores y otros servicios hacer uso de su contenido por una tarifa[52]The Guardian, manteniendo su creencia de un internet abierto,[9]​ ha estado experimentando com el uso de un API.[10]The Guardian ha creado una plataforma abierta que funciona como un sistema de tres niveles:

  1. Base/Gratuito – El contenido de The Guardian[53]​ es gratis para fines personales y no comerciales.
  1. Comercial – Licencias comerciales son otorgadas a desarrolladores para utilizar el API siempre y cuando estén de acuerdo en mantener la publicidad asociada.
  2. "Bespoke" – Los desarrolladores se pueden asociar con el periódico, utilizando información específica para crear un servicio on una aplicación, todas la ganancias serán compartidas.[52]

Mientras el API se considera arriesgado, así como el muro de pago, el periodista Matthew Ingram hace notar que el uso de un API abierto API tiene el objetivo de "obtener ganancias del intercambio libre de información y otros aspectos del mundo en línea, mientras el muro de pago es un intento de crear el tipo de escasos de información artificial que los periódicos solían disfrutar."[10]​ Un API abierto mantiene el contenido de las noticias libre al público mientras el periódico obtienen ganancias de la calidad y utilidad de su información para otros negocios. La estrategia del API abierto le quita la presión a las editoriales de buscar nuevas maneras para generar ganancias. Al contrario, el API abierto depende del interés y las ideas de los externos, a quienes les puede ser atractiva la información del sitio.[52]

Iniciativas abandonadas[editar]

The New York Times — TimesSelect
El programa de subscripción original, TimesSelect, fue implementado en 2005 en un esfuerzo para crear un nuevo sistema de ingresos. TimesSelect costaba $49.95 dólares anuales o $7.95 al mes, por acceso en línea a los archivos de periódico. En 2007, las subscripciones pagadas ganaban $10 millones, sin embargo las proyecciones de crecimiento eran bajas en comparación al crecimiento por publicidad.[12]​ En 2007, The New York Times quitó el muro para los archivos posteriores a 1980. Los artículos anteriores en PDF siguen bajo muro de pago pero la mayoría cuentan con un abstract gratuito en línea.[54]
The Atlantic
Originalmente, el contenido en línea estaba disponible exclusivamente para subscriptores de la versión impresa. Esto cambió en 2008 bajo la supervisión de James Bennet, editor en cargo, en un esfuerzo de convertir la revista en un negocio multi plataforma.[12]
Johnston Press
En noviembre de 2009, el editor regional del reino unido con más de 300 títulos elevo muros de pago en seis sitios de periódicos locales, incluyendo Carrick Gazette y Whitby Gazette. El modelo fue abandonado en marzo de 2010; el crecimiento de subscriptores pagados durante el periodo de 4 meses era bajo.[12]

Implementaciones actuales[editar]

The Wall Street Journal fue por un tiempo el último periódico grande en los Estados Unidos en mantener su sitio detrás de un miro de pago, hasta que el New York Times implemento uno en 2011. El Journal tiene casi un millón de lectores de pago.

Extensiones recientes incluyen la idea de un muro "suave", que sea relativamente "poroso", con la versión del New York Times siendo notada como "tan porosos que puede ser considerado como un modelo freemium."[55]​ En esos casos la diferencia entre un muro de pago y modelo Freemium desaparece.

En el Reino Unido MoneyWeek comenzó a utilizar un muro en 2005. Actualmente el 60% del contenido de la revista se mantiene detrás de un muro de subscripción mensual. Esto incluye historias de portada y artículos profundos. El director de operaciones Toby Bray dice que tratan de emular el modelo de FT.com que da acceso a un cierto número de artículos por mes en el sitio.[56]

  • La estación de Radio KPIG colocó su torrente de audio detrás de un muro de pago en 2010 y así se ha mantenido desde entonces.[57]
  • The Dallas Morning News reportó 49,000 subscriptores digitales después de un año de implementación. Esto representa nueva circulación ya que las ofertas en línea se le ofrecen gratis a los suscriptores tradicionales de la versión impresa. 91,000 subscriptores de la versión impresa han registrado sus cuentas.[58]
  • En los Estados Unidos, el importante periódico Newsday cargaba $5 dólares semanales por acceso a su sitio web, excepto para los subscriptores de Cablevision. A mediados de enero de 2010, tres meses después de que comenzaron a cobrar, únicamente se habían registrado 35 personas.[59]​ Removió temporalmente su muro de pago en diciembre de 2010 y lo volvió a implementar en enero de 2011.
  • El Financial Times carga a los lectores en un modelo "dosificado" bajo el cual los lectores obtienen acceso a ciertos artículos gratuitos pero deben pagar para leer más. Ellos dicen que el sistema fue un éxito.[cita requerida] Desde abril de 2010 el FT dejó su sistema dosificado y ahora requiere que todos los lectores se registren antes de ver los artículos. Sigue habiendo cierto acceso gratuito mensual. En junio de 2012, el Financial Times tenía 285,000 subscriptores solo en línea y se espera que supere a los subscriptores de la versión impresa. Los subscriptores digitales en este periódico crecen con una tasa anual de cerca del 30%.[60]
  • The Times y Sunday Times comenzaron a cobrar el acceso a su sitio en junio de 2010. Los usuarios pagan £1 por acceso de un día o £2 por subscripción semanal. En mayo de 2012 the Times tenía cerca de 120,000 subscriptores digitales.[61]
  • The New York Times comenzó a cobrar $15 por una subscripción mensual a su sitio comenzando en marzo de 2011. Los usuarios pueden leer hasta 10 artículos gratuitos al mes, al superar ese número se les pedirá que se subscriban.[62]​ En mayo de 2012, The New York Times tenía 472,000 subscriptores digitales.[63]
  • En agosto de 2011, el sitio de The Onion comenzó a probar un modelo de muro de pago utilizando el servicio Press+. Los visitantes fuera de los Estados Unidos que quisieran leer más de 5 historias en un periodo de 30 días deben pagar $2.95 dólares mensuales o $29.95 anuales. "Estamos probando con el mercado internacional ya que los lectores en esos mercados ya están acostumbrados a pagar directamente por contenido, en especial en el Reino Unido donde tenemos muchos lectores" dijo el director de tecnología de Onion, Inc., Michael Greer.[64][65][66]​ Este nuevo intento vino después de 6 años de eliminar el fallido muro Onion Premium que fue lanzado en 2004 y retirado en 2005.[67][68]
  • El 31 de mayo de 2012, The Courier-Journal de Louisville, Kentucky colocó la mayoría de su contenido en línea detrás de un muro de pago, permitiendo el acceso gratuito a 20 artículos antes de pedir a los lectores que se subscriban. El C-J es uno de los periódicos de Gannett que han implementado muros de pago recientemente.[69][70]
  • En mayo de 2012 la edición en línea del periódico Noruego Fædrelandsvennen (fvn.no) implementó un muro para la mayoría de su contenido. Fædrelandsvennen es uno de los periódicos de Schibsted Media Group en Noruega.
  • The Globe and Mail volvió a lanzar su subscripción digital en octubre de 2012, ofreciendo acceso completo por C$19.99 al mes. Los subscriptores del periódico podían recibir un precio con descuento y todos tenían acceso a 10 artículos grátis al mes.[71]
  • En febrero de 2013, Journal Broadcast Group anunció que utilizaría MediaPass para ofrecer contenido exclusivo en su sitio RightWisconsin. RightWisconsin es el primer diario de transmisión de media en implementar un sistema de subscripción.[72]
  • En enero de 2013, Weekly World News anunció que utilizaría MediaPass para implementar un modelo de pago en su contenido.[73]​ El límite inicial era 3 artículos gratuitos.[74]​ Mientras otros sistemas de muro pueden tardar meses en su implementación, MediaPass genera una línea de Javascript[75]​ personalizado que permite la monetización de contenido en tan solo 5 minutos.[76]
  • The Sun implementó un muro de pago en agosto de 2013.[77]​ Conocido como Sun Plus, el esquema muestra encabezados y un párrafo de cada historia, después le pide a los lectores que paguen £8.67 al mes para leer el resto. La oferta incluye el acceso al contenido en móviles y otros elementos como tickets de lotería o videos de los goles de la Premier LeagueTde soccer. El primer mes, el servicio tiene un precio de £1.[78]The Sun has anunció que el muro sería retirado en noviembre de 2015.[79]
  • The Toronto Star lanzó una subscripción digital con un precio de C$9.99 al mes en agosto de 2013. Se pueden ver 10 artículos al mes de manera gratuita. Los subscriptores de la versión impresa pueden acceder de manera gratuita al contenido en línea.[80]
  • The Natal Witness, publicado en Pietermaritzburg, Sudáfrica , cobra por artículos marcados como contenido "Premium". Todos el resto del contenido está disponible de manera gratuita.[81]
  • Varios de los periódicos de Ogden Newspapers fueron colocados detrás de un muro de pago en marzo de 2014. El sistema muestra los encabezados y el primer párrafo de la historia. Los subscriptores también pueden leer una versión en línea de los periódicos así como acceder las publicaciones a través de aplicaciones para teléfonos inteligentes o tabletas.[82]​ Ogden continuó implementando este modelo en más de sus periódicos en 2014.
  • El periódico británico The Independent lanzó un muro de pago para lectores fuera del Reino Unido con un precio de $3.99 por mes.[83]
  • El periódico irlandés The Irish Times introdujo un muro de pago en febrero de 2015 con precios desde €12 mensuales. El modelo de muro es similar al utilizado por The New York Times y está diseñado para cobrar a los lectores recurrentes sin bloquear a los usuarios casuales.[84]
  • Comenzando en febrero de 2016, la versión en inglés del portal DELFI fue colocada bajo un muro de pago con precios desde €5.99 al mes o €68 al año. Los artículos en esta versión del Delfi están apoyados por Lithuania Tribune, que cuestiono la implementación del muro en marzo.[85]

Muros planeados[editar]

El periódico británico The Daily Telegraph y The Sunday Telegraph anunciaron planes de implementar muros de pago a finales de 2013, ofreciendo a los lectores un mes de prueba gratis. El plan requerirá que los lectores paguen £1.99 al mes para obtener acceso al sitio web y móvil o £9.99 por acceso completo, pero tienen acceso a 20 artículos al mes sin pagar.[86]​ No se sabe cuando se implementarán estos planes. Las editoriales promueven sus planes de subscripción sin embargo gran parte del contend permanece sin restricción.[87]

En España desde septiembre de 2015 el grupo Vocento ha extendido este modelo entre sus cabeceras de ámbito regional, donde posee unos altos índices de audiencia y donde existen menos competidores. [88]

Burlando el muro[editar]

El usuario puede utilizar los ajustes del navegador para encontrar y remover las cookies del muro o bloquear JavaScript para evitar que corran los scripts del muro de pago.

RefSpoof para Mozilla Firefox burla al referrer para que se puedan abrir links gratuitos varias veces.[89]​ BreakthePaywall agrega una opción al menú de Internet Explorer para ejecutar acciones similares como burlar el referrer o borrar las cookies. También existe una extensión para Chrome de BreakthePaywall.[90]​ Simplemente utilizar el buscador en modo privado inhabilita ciertos muros, como el de The Washington Post, sin embargo, acciones como comentar seguirán bloqueadas.

Proveedores de muro de pago[editar]

Hay diversas empresas que proveen muros de pago como un servicio.

  • Super Stack le permite a los lectores utilizar una sola cuenta para acceder a diferentes editoriales. Utilizan un modelo que le cobra automáticamente a los lectores una pequeña cantidad de dinero por visita e implementan muros personalizados a sus clientes.
  • Piano es uno de los proveedores de muros de pago más grandes. También ofrecen analíticas basadas en la información que obtienen en su red. Piano se formó de la unión entre Piano Media y Tinypass.[91]
  • PayWall es un servicio básico de muro que puede ser embebido en otros sitios.
  • Leaky Paywall es un muro de pago que le permite a Google archivar documentos detrás.
  • Pigeon Paywall es un plugin de muro de pago.

Referencias[editar]

  1. Radoff, Jon (30 de noviembre de 2009). «A Brief History of Paywalls». Consultado el 2 de enero de 2011. 
  2. a b c Preston, Peter (7 de agosto de 2011). «A Paywall that pays? Only in America». The Guardian (London). Consultado el 22 de octubre de 2011. 
  3. a b Rosen, Rebecca (12 de septiembre de 2011). «Can a Paywall Stop Newspaper Subscribers From Canceling?». The Atlantic. Consultado el 12 de octubre de 2011. 
  4. Vinter, Hannah. «Poynter's Bill Mitchell on paywalls — how to shape the paid experience». Editors Weblog. Web Editors Forum. Consultado el 22 de octubre de 2011. 
  5. a b «The media's». The Week. 30 de julio de 2010. 
  6. «Whoah! WSJ.com Quietly Makes Big Traffic Strides.». Condé Nast. 11 de abril de 2008. Consultado el 14 de abril de 2008. «No wonder Rupert Murdoch's in no hurry to do away with The Wall Street Journal's online paywall. Even with it still in place around large sections of the site, traffic is still growing at a most impressive rate.» 
  7. a b Wauters, Robin (17 de noviembre de 2011). «Operation Failure: Times Plans To Charge For One-Day Access To Online News». Tech Crunch. Consultado el 19 de noviembre de 2011. 
  8. Schonfeld, Erick (2 de noviembre de 2011). «The Times UK Lost 4 Million Readers To Its Paywall Experiment». Tech Crunch. Consultado el 19 de noviembre de 2011. 
  9. a b Crace, John (2 de julio de 2011). «A warm welcome to guardian.co.uk for all former readers of the Times». The Guardian (London). Consultado el 15 de noviembre de 2011. 
  10. a b c d e f Greenslade, Anne (3 de noviembre de 2011). «Stop taking the ‘paywall pill’ by pioneering new forms of online revenue». The Guardian (London). Consultado el 15 de noviembre de 2011. 
  11. a b Vinter, Hannah. «Poynter's Bill Mitchell on paywalls — how to shape the paid experience». Editors Weblog. Web Editors Forum. Consultado el 22 de octubre de 2011. 
  12. a b c d e Gillian Reagan and Lauren Hatch. «Five Failed Paywalls and What We Can Learn from Them». Business Insider. Consultado el 25 de octubre de 2011. 
  13. Huffington, Arianna (11 May 2009), "The Paywall Is History", The Guardian (London). Retrieved 25 October 2011.
  14. a b c MacMillan, Gordon (10 de agosto de 2010). «Times paywall is a "foolish experiment" that won’t last, says Wikipedia founder». The Wall. Consultado el 13 de octubre de 2011. 
  15. Chimbel, Aaron (17 de marzo de 2011). «The paywall debate: the challenge of charging». The Online Journalism Review. Consultado el 27 de octubre de 2011. 
  16. Milstead, David (8 de octubre de 2010). «Newspapers' Perilous Paywall Moment». Editor & Publisher. Consultado el 22 de agosto de 2011. 
  17. Salmon, Felix. «The NYT Paywall is Working». Reuters. Consultado el 2 de junio de 2012. 
  18. Shirky, Clay. «WaPo must transform to survive». Columbia Journalism Review. Consultado el 2 de junio de 2012. 
  19. Chittum, Ryan. «Responding to Clay Shirky on the Washington Post». Consultado el 2 de junio de 2012. 
  20. a b c d e f g Filloux, Frederick (15 de junio de 2011). «Analyzing the metered model». Monday Note. Consultado el 13 de octubre de 2011. 
  21. a b Salmon, Felix (14 de agosto de 2011). «How The New York Times Paywall Is Working». Wired. Consultado el 15 de octubre de 2011. 
  22. a b Preston, Peter (7 de agosto de 2011). «A Paywall that pays? Only in America». The Guardian (London). Consultado el 22 de octubre de 2011. 
  23. MEMMOTT, MARK. «NYTimes.com Cuts Free Articles To 10 Per Month, From 20». NPR.org. Consultado el 28 de marzo de 2012. 
  24. Indvik, Lauren (28 de marzo de 2011). «How To Hack the New York Times Paywall … With Your Delete Key». Wired. Consultado el 13 de octubre de 2011. 
  25. Edmonds, Rick. «Newspapers: Missed the 2010 Media Rally». The State of News Media 2011. Pew Research Center. Consultado el 15 de noviembre de 2011. 
  26. Nelson, Anne (22 de noviembre de 2011). «Truth and Contradictions: The Global New Industry Looks to the Future». Media Shift. Consultado el 23 de noviembre de 2011. 
  27. a b Robert A. Hackett (2001). Ed Broadbent, ed. Democratic Equality: What went wrong?. Toronto: University of Toronto Press. pp. 197-211. 
  28. Kramer, Staci. «BostonGlobe.Com Launches Today; Shifts To Paying Subscribers Only Oct. 1». PaidContent. Gigaom. Consultado el 3 de diciembre de 2014. 
  29. «Boston Globe drops paywall, adds meter instead». Poynter. Consultado el 3 de diciembre de 2014. 
  30. a b Logan, Donna; Fletcher, Fred; Hermida, Alfred; Korell, Darryl (29 de marzo de 2011). «Canadian Consumers Unwilling to Pay for News Online». Canadian Media Research Consortium. Archivado desde el original el 10 de abril de 2011. Consultado el 15 de noviembre de 2011. 
  31. Olmstead, Kenny. «Online: Key Questions Facing Digital News». The State of News Media 2011. Pew Research Center. Consultado el 15 de noviembre de 2011. 
  32. Kaplan, David (13 de octubre de 2007). «As Online Ad Revenue Remains Concentrated In Few Hands, Frustration Builds». 
  33. CasSelle, Malcolm (7 de marzo de 2013). «How charging for premium content will save publishers from certain death». 
  34. «The American Newspaper Media Industry Revenue Profile 2012». Newspaper Association of America. Consultado el 9 de abril de 2013. 
  35. Sneed, Tierney (9 de abril de 2013). «Pay Walls Could Be Print's Salvation Online». U.S.News & World Report. Consultado el 9 de abril de 2013. 
  36. Reagan, Gillian (15 de marzo de 2010). «PEW: 82% Of Users Will Abandon Their Favorite News Site If They Put Up A Paywall». Business Insider. Consultado el 15 de noviembre de 2011. 
  37. «Most Canadians unwilling to pay for news online, study suggests». The State of News Media 2011. Public Affairs. 12 de abril de 2011. Consultado el 15 de noviembre de 2011. 
  38. Hackett, Robert A (2006). Remaking Media: The Struggle to Democratize Public Communication. New York: Routledge. p. 3. 
  39. Gans, Herbert J (2003). Democracy and the News. Cary: Oxford University Press. p. 102. 
  40. Sweeney, Mark (10 de octubre de 2011). «Independent website to launch paywall for non-UK readers». The Guardian (London). Consultado el 15 de noviembre de 2011. 
  41. Hackett, Robert A (2005). Democratizing Global Media: One World, Many Struggles. Lanham: Rowman & Littlefield. p. 16. 
  42. a b Kaminer, Ariel (22 de abril de 2011). «The Pay Wall’s the Thing». The New York Times. Consultado el 17 de octubre de 2011. 
  43. Hackett, Robert A (2006). Remaking Media: The Struggle to Democratize Public Communication. New York: Routledge. p. 2. 
  44. Hackett, Robert A (2006). Remaking Media: The Struggle to Democratize Public Communication. New York: Routledge. pp. 6-7. 
  45. Travers, Katherine (17 de agosto de 2011). «Pexton, The Post, and the Paywall». Gigaom. Consultado el 20 de noviembre de 2011. 
  46. a b c Andrews, Robert (23 de noviembre de 2011). «Mail Online Readers Say They Will Pay, But They Won’t be forced to». Paid Content. Consultado el 24 de noviembre de 2011. 
  47. a b c d Sonderman, Jeff (12 de octubre de 2011). «Why floods couldn’t break through Pennsylvania paywall, while New York Times created leaks in theirs». Poynter. Consultado el 15 de noviembre de 2011. 
  48. Owen, Laura Hazard (12 de agosto de 2011). «Hurricane Irene Knocks Down Paywalls». Paid Content. Consultado el 15 de noviembre de 2011. 
  49. Rosenstiel, Tom (17 de octubre de 2008). «Survey: Mobile News & Paying Online». The State of the News Media 2011. Pew Research Center’s Project for Excellence in Journalism. Consultado el 12 de octubre de 2011. 
  50. Reinan, John (7 de noviembre de 2011). «Can paywalls and tablets save newspapers?». Minn Post. Consultado el 15 de noviembre de 2011. 
  51. Ingram, Mathew (11 de octubre de 2011). «Planning a paywall? Maybe you should sell some e-books instead». Gigaom. Consultado el 16 de noviembre de 2011. 
  52. a b c Ingram, Mathew (21 de octubre de 2011). «Don’t think of it as a newspaper – it’s a data platform». Gigaom. Consultado el 16 de noviembre de 2011. 
  53. Ellis, Justin (30 de enero de 2013). «Guardian CEOAndrew Miller on paywalls, mobile, and going global». Nieman Journalism Lab. Consultado el 10 de febrero de 2013. 
  54. Pérez-Peña, Richard (18 de septiembre de 2007). «Times to Stop Charging for Parts of Its Web Site.». New York Times. Consultado el 14 de abril de 2008. «These indirect readers, unable to get access to articles behind the paywall and less likely to pay subscription fees than the more loyal direct users, were seen as opportunities for more page views and increased advertising revenue.» 
  55. «Why the NYT Paywall Isn’t Like the FT’s». 
  56. Paywall Q&A with MoneyWeek's Toby Bray Press Gazette, 23 February 2010
  57. KPIG Asks Listeners To Pay For Streams | Audio4cast
  58. Moroney, Jim. «DMN Presentation to Investors». Consultado el 23 de octubre de 2015. 
  59. John Koblin (26 de enero de 2010). «After Three Months, Only 35 Subscriptions for Newsday's Web Site». The New York Observer. Archivado desde el original el 28 de enero de 2010. 
  60. Andrews, Robert. «FT’s Grimshaw: Digital subs will soon beat print circulation». PaidContent.org. Consultado el 2 de junio de 2012. 
  61. MacMillan, Gordon. «The Times adds digital subscribers as numbers grow to 131,000». Consultado el 2 de junio de 2012. 
  62. Jeremy W. Peters (17 de marzo de 2011). «The Times Announces Digital Subscription Plan». The New York Times. 
  63. Tenore, Mallary. «New York Times takes next step to increase digital subscribers by launching a new ad campaign». Consultado el 2 de junio de 2012. 
  64. The Onion Testing A Metered Paid Model paidContent:UK, 5 August 2011
  65. The Onion’s CTO: Its paywall experiment is just that Nieman Journalism Lab, 8 August 2011
  66. About The Onion's new paid content system... The A.V. Club, 8 August 2011
  67. Onion Premium Notes from a Teacher, 22 April 2004
  68. Onion Goes Premium CyberJournalist.net, 22 April 2004
  69. «Courier-Journal going to online pay wall». Lexington, Kentucky: WKYT-TV. Associated Press. 10 de mayo de 2012. Consultado el 5 de junio de 2012. 
  70. Bullard, Gabe (31 de mayo de 2012). «Courier-Journal Changes Website, Preps Smartphone App». Louisville, Kentucky: WFPL. Consultado el 5 de junio de 2012. 
  71. "Globe Unlimited press release". The Globe and Mail. 22 October 2012
  72. «Journal Broadcast Group Partners With MediaPass to Implement Paid Subscriptions». yahoo.com. 23 de febrero de 2013. 
  73. «MediaPass™ Paywall Now Powering Weekly World News Online Subscriptions». Marketwire. Consultado el 28 de enero de 2013. 
  74. Horgan, Richard. «Wacky Tabloid Weekly World News Turns to LA Paywall Firm». FishbowlLA/MediaBistro. 
  75. «"AdSense for online subscriptions": Meet MediaPass, the platform that wants to put pores in your paywall». NiemanLab. 4 de agosto de 2010. 
  76. «Interview With Media Pass: Adding Subscriptions To Your Blog». New Media Expo Blog. 5 de octubre de 2010. 
  77. «The Sun newspaper to introduce online paywall». BBC News. 27 de marzo de 2013. 
  78. Sun Plus Explained. Accessed 11 December 213.
  79. http://www.theguardian.com/media/2015/oct/30/sun-website-to-scrap-paywall
  80. "Toronto Star launches digital subscriptions: Publisher". Toronto Star. 13 August 2013
  81. "[1]". Natal Witness
  82. post-journal.com | News, Sports, Jobs, Community Information - Jamestown | Post-Journal
  83. Independent website to launch paywall for non-UK readers | Media | The Guardian
  84. Irish Times to introduce metered paywall online - RTÉ News
  85. «The Lithuania Tribune's paywall: your questions answered». Delfi. 16 de marzo de 2016. Consultado el 23 de abril de 2016. 
  86. Telegraph extends paywall to UK readers, 26 March 2013. Accessed 11 December 213.
  87. New digital rewards, accessed 11 December 2013.
  88. «Vocento incorpora el paywall en el ‘El Diario Montañés’». PR Noticias. 2 de febrero de 2017. Consultado el 9 de febrero de 2017. 
  89. RefSpoof from MozDev
  90. BreakthePaywall.com
  91. «Tinypass and Piano Media merge, and embrace “paywall” as a fluid concept». Nieman Lab. Consultado el 9 de junio de 2016.