Passion (Buffy the Vampire Slayer)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Passion
Episodio de Buffy the Vampire Slayer
Título Pasión (España y Hispanoamérica)
Episodio n.º 17
Temporada 2
Guionista Joss Whedon
Director Joss Whedon
Emisión 15 de septiembre de 1997
Episodios de Buffy the Vampire Slayer
Bewitched, Bothered and Bewildered Passion killed By Death
[editar datos en Wikidata]

Passion (Pasión en español) es el episodio diecisiete de la segunda temporada de la serie de televisión estadounidense Buffy, la cazavampiros.

Trama[editar]

Resumen[editar]

Sabiendo que Angelus, con intenciones asesinas, se está acercando cada vez más a sus amigos y familia, Buffy busca febrilmente maneras para protegerlos. Aunque sigue siendo apartada, Jenny Calendar le da a Giles un libro de hechizos que contiene un ritual para eliminar algunas invitaciones que tiene Angel para entrar a sus casas, y luego continua secretamente en su "proyecto secreto" (una traducción al ordenador del antiguo Ritual de Restauración gitana, el hechizo que originalmente le devolvió a Angelus su alma). Lo consigue, pero Drusilla siente los esfuerzos que está haciendo Jenny y Angelus destroza todo su trabajo. Entonces mata a Jenny, y tormenta a Giles. Devastada también por la muerte de Jenny, Buffy para a Giles de suicidarse en un intento para vengarse Angel. Cuando Jenny al fin puede descansar en paz, Buffy comprende las consecuencias de dejar que Angelus siga con su reino de terror y por fin se encuentra preparada para matarlo.

Vista expandida[editar]

En el Bronze, Buffy y Xander bailan tranquilamente, mientras Angel los observa desde la oscuridad. Cuando Buffy, Willow, Xander y Cordelia dejan el Bronze, pasan sin saberlo delante de Angelus que está en un abrazo pasional con una chica en las sombras, cuando de repente se ve su cara vampírica escondida en el cuello de la chica. De vuelta a casa y preparándose para dormir, Buffy siente la presencia de Angelus, pero busca en la oscuridad para nada. Cuando apaga las luces y entra en la cama, Angelus está fuera, observándola. Después de que Buffy se fuerme, Angel entra a su habitación y le aparta suavemente un mechón de la cara. Sentado en la cama al lado de ella para observar a su Cazadora dormir, la cara de Angel está en sombra, pero su voz contía y completa su prólogo de "pasión".

A la mañana siguiente, Buffy se despierta y encuentra un sobre en su almohada, que contiene un dibujo de ella, con los ojos cerrados, durmiendo. En la biblioteca antes de clase, Buffy le dice a Giles todo sobre el dibujo y le pregunta si hay un hechizo para eliminar la invitación de Angel para que entre a su casa. Xander se burla de Cordelia cuando ella reacciona exageradamente porque invitó a Angel a que entrara en su coche. Dejando la biblioteca porque Jonathan y otro estudiando entran para buscar libros sobre Stalin, Buffy y los otros continúan hablando sobre las intenciones de Angel. Ya que Angel tiene "entrada libre" a su casa incluso cuando ella no está ahí, Buffy quiere contarle a su madre la verdad para que así pueda protegerla hasta que no realicen el hechizo. En la clase de informática de la Señorita Calendar, Jenny le dice a Willow si puede sustituirla si ella aparece más tarde la siguiente mañana. A Willow le encanta la idea, pero pronto empieza a preguntar si algo va mal. Sabiendo que Giles está buscando un hechizo para eliminar la invitación de los vampiros, Jenny le da un libro que sabe que él no tenía. Entonces toma la oportunidad para explicar que, como Janna, ella creció con las personas a las que Angel hirió, y que mintió a Giles y Buffy porque ella pensaba que era lo correcto. Ella no sabía que se enamoraría de Giles.

Por la noche, Joyce le pregunta a Buffy si va algo mal, y Buffy decide contarle. Su madre dice: "No me lo digas. Ha cambiado. No es el mismo chico del que te enamoraste", y Buffy replica: "En dos palabras". Buffy explica que hablará con Angel si aparece, pero que Joyce no debería invitarlo a entrar en la casa. Tarde esa misma noche, Willow habla por teléfono con Buffy mientras se prepara para irse a dormir. Camina por la habitación, echa de comer a los peces, y entonces se da cuenta de que hay un sobre en su cama. En silencio, lo coge y lo abre. El teléfono cae de su hombro con un ruido sordo mientras sala una hilera de sus pescados muertos. Angelus también ha estado en la habitación de Willow. Willow pasa la noche agarrada a una estaca en casa de Buffy, con ajos alrededor de la cama. Por la mañana, en la guarida, Drusilla le trae a un inválido Spike un cachorrito para que se lo coma. Estando cada vez más irritado por su larga recuperación, dice que está siendo tratado como a un niño. Angelus llega con el amanecer y pasa unos minutos mortificando a Spike antes de que Dru tuviera una visión en el que un viejo enemigo busca ayuda para destruir su "dulce hogar".

Antes del instituto, Jenny va a una tienda gitana donde cmpra un Orbe de Thesulah, que se utiliza para rituales. El propietario la reconoce como Janna y le ofrece condolencias por la muerte de su Tío Enyos. Amablemente le dice que sin una traducción del Ritual de Restauración, el Orbe no sirve para nada. Jenny dice que lo entiende, y que espera que pronto tenga una traducción informática. El Orbe brilla cuando ella le cuenta al vendedor que planea devolverle el alma a un amigo. En el instituto, Willow y Buffy se encuentran con Xander, quien se excita un poco al enterarse de la pequeña fiesta pijama que hicieron la noche anterior. Willow se marcha para dar clase, pero se decepciona cuando se da cuenta que la Señorita Calendar ha llegado a tiempo después de todo. Buffy se encuentra con Jenny y ésta empieza a disculparse, pero Buffy, que no está preparada para ese paso, la para. Diciéndole que no quiere que él esté solo, Buffy le dice a Jenny que Giles la echa de menos, entonces entra cuando se encuentra con Giles. Cordy se une, y las dos chicas se sienten alivadas cuando escuchan que ha encontrado un hechizo con ingredientes comunes para revocar la invitación de Angel a cualquier casa (o coche). Después del instituto, Buffy y Cordelia ayudan a realizar el hechizo de protección en la habitación de Willow. Primero preguntando si Willow sabe que no hay ningún pez en su pecera, Cordy encuentra luego otro sobre en la cama de Willow. Willow lo abre, y encuentra un dibujo de Joyce (con los ojos cerrados, durmiendo). En la casa de las Summers, Joyce se encuentra en la entrada de su casa a Angelus, esperándola a ella. Asusta a Joyce con su intensidad y le dice que no puede olvidar a Buffy, Joyce tiene que hablar con ella por él, no puede vivir sin ella. Notando con una satisfacción malvada que las manos de Joyce están temblando incontrolablemente, le dice: "No he podido dormir desde la noche que hicimos el amor". Mientras que la madre de Buffy se encuentra en estado de shock, la puerta de la casa se abre y ella entra corriendo dentro. Sonriendo anticipadamente, Angel pretende seguirla hacia el interior de la casa, pero no puede cruzar el umbral. Buffy y Willow han llegado primero y Willow justo estaba diciendo las últimas palabras del hechizo. "Lo siento, Angel. He cambiado la cerradura", dice la Cazadora, y le cierra la puerta en su cara.

Cuando Giles encuentra a Jenny quedándose hasta tarde en el instituto, ella apaga la pantalla del ordenador antes de que él pueda que su "proyecto especial" es un programa de traducción para el Ritual de Restauración para devolverle el alma a Angel. Jenny le cuenta a Giles lo que Buffy le dijo ese día. Cuando Jenny le dice que tiene que trabajar un poquito más, pero que quizás más tarde traería buenas noticias, Giles amablemente la invita a su casa después de que terminara. Después del atardecer, Drusilla (todavía con el cachorrito) hace una visita al vendedor de la tienda gitana para preguntarle sobre lo que habló con Jenny. Jenny sigue trabajando en la traducción del ritual. Cuando por fin termina, rápidamente salva el programa en un disquette, y lo imprime. Habiendo expulsado y puesto a un lado el disquette, Jenny mueve la silla para poder imprimir. Después de un momento, su mirada va más allá de la impresión y ve a Angelus en la oscuridad al final de la clase, como si hubiera estado observándola durante un buen rato. Angelus se acerca a la mesa. Coge el Orbe de Thesulah, y lo destroza. También sabiendo los avances tecnológicos, coge el ordenador y lo tira al suelo. Jenny intenta salir, pero Angelus la coge antes y la lanza. Buscanado una salida, Jenny encuentra que todas las puertas están cerradas, por loque tiene que seguir corriendo mientras Angelus la persigue. Pero llega un momento en que Angelus al fin la alcanza, rompiéndole el cuello.

Mientras tanto, en la casa de Buffy, Giles quiere coger el libro de hechizos para proteger su propio apartamento y se entera por Willow que Buffy está en la habitación de arriba con su madre, discutiendo las nuevas noticias (que son noticias sólo para Joyce) de que Angel y Buffy han dormido juntos. Giles se pregunta si debería intervenir para defender a Buffy. Pero pensándolo mejor, se marcha. En la habitación de Buffy, Joyce intenta averiguar lo que ha pasado entre su hija y ese hombre "más mayor" y "obviamente no muy estable". Buffy le asegura a su madre que Angel ha sido su primera y única vez, pero eso a su madre no le calma. Mientras, Giles llega a su apartamento y ve una rosa roja en la entrada y escucha música de opera desde el interior. Abriendo su propia puerta como si fuera un visitante, lo encuentra todo muy románticamente decorado. Giles sigue un camino de velas y de rosas hasta el final de las escaleras, de donde viene la música, y es en el cuarto donde encuentra el cadáver de Jenny, tirada en la cama y con el cuello roto. Cuando la policía se lleva el cuerpo, Giles pide hacer una llamada telefónica antes de ser interrogado, e informa a Buffy y Willow de la muerte de Jenny. Afuera, Angelus mira por la ventana como las chicas lloran al escuchar la noticia y sonríe con placer.

El grupo decide ir a la casa de Giles luego de que este haya ido a la comisaría. Sin embargo, este ya se ha ido de allí, armado para la batalla y dejando tras de sí un dibujo que Angelus realizó de Jenny muerta en la cama. Xander apoya la idea de Giles para matar a Angelus, pero Buffy piensa que un intento de venganza sólo logrará que Giles muera. Mientras, en la fábrica, Spike critica a Angelus por su accionar en la muerte de Jenny, pues ahora la Cazadora los perseguirá hasta matarlos a todos en represalia, pero Drusilla lo defiende al recordar que Jenny iba a restaurar el alma de Angelus y que se han quitado un peso de encima. Angelus intenta tranquilizar a Spike diciéndole que todo está bajo control, y es entonces cuando se produce una fuerte explosión y comienza un incendio. Los tres vampiros se apartan del fuego. Cuando Angelus trata de descubrir que ha pasado, un desquiciado Giles aparece y le dispara una flecha al hombro con una ballesta. Tras tirar su arma descargada, Giles, fuera de sí, salta sobre Angelus y comienza a golpear frenéticamente su cabeza con un bate de béisbol en llamas, ante la mirada atónita de Spike y Drusilla, hasta que finalmente el vampiro se las arregla para recuperar el equilibrio y quitárselo de encima. Angelus agarra a Giles por el cuello y se dispone a matarlo, cuando Buffy llega a rescatarlo. Angelus y Buffy comienzan a pelear, mientras Drusilla saca a Spike rápidamente del lugar en su silla de ruedas. En medio de la pelea, Angelus le señala a la Cazadora que, si continúa luchando, su Vigilante morirá en el incendio, por lo que Buffy sin opciones debe dejar al vampiro escapar y ocuparse de rescatar a Giles. Buffy saca a su Vigilante del lugar, y cuando finalmente escapan del incendio, él le increpa por haber ido a rescatarlo cuando "no era su lucha", pero Buffy se queja de que esté tratando de que lo maten. Giles admite que no puede hacerlo solo y colapsa en llanto por la muerte de Jenny.

Días después, Giles y Buffy visitan la tumba de Jenny, diciendo el primero unas palabras simples mientras Buffy parece a punto de llorar, sintiéndose culpable de no haber matado a Angelus cuando tuvo la oportunidad, pero admite que ahora lo estará y sin duda matará a Angelus por lo que ha hecho. Más tarde, Willow es ahora la encargada de impartir las clases de Jenny temporalmente mientras buscan otro profesor. Se escucha la voz de Buffy, diciendo que está lista, y que nunca podrá traer de vuelta al Angel que conoció. Es entonces cuando se muestra como Willow deja unos libros sobre el escritorio de Jenny y accidentalmente el disquette con el hechizo para restaurar su alma traducido cae junto al escritorio, perdiéndose.

Doblaje[editar]

México[editar]

Voces Adicionales[editar]