Paredes de Bloch

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Definición general[editar]

Representación de la transición de la orientación entre dos dominios magnéticos.

Las paredes de Bloch son un volumen estrecho de transición entre dos dominios magnéticos. En esa transición, los dipolos giran desde la orientación inicial en un dominio hasta la orientación del dominio situado del otro lado de la pared (pared no entendida como simple "separación", sino como zona de transición de los dipolos magnéticos) o hasta la orientación impuesta por un campo externo, en su caso.

El origen de las paredes de Bloch se pueden explicar por el hecho de que una transición gradual tiene un coste energético muy inferior al de una transición abrupta.

Reciben su nombre en honor al físico Felix Bloch.

Energía de una pared de Bloch[editar]

La energía dicha "de forma" (también conocida como "energia magneto-estática") del materal disminuye cuando la magnetización es separada en diferentes dominios magnéticos. Las transiciones entre estos dominios ocurre gracias a una pared,

La energía asociada a una pared está compuesta de dos factores.

  • la energía de intercambio, la cual tiende a imponer un ángulo débil entre las magnetizaciones (pared larga)
  • la energía magneto-cristalina, la cual tiende a alinear los momentos magnéticos según el eje de anisotropía (pared corta).

La pared es formada cuando la energía total es minimizada.

Para un átomo, la energía de intercambio entre dos momentos magnéticos i y j tiene el valor siguiente:

Al extender esta definición a todos los átomos de una celda, obtenemos, suponiendo φ pequeño:

donde es la constante de intercambio. El número de átomos en la celda es dado por n, y a es el parámetro de red.

Enlaces relacionados[editar]