Palacio de la memoria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Modalidad del Método de loci o de los lugares donde las estancias reales se han sustituido por habitaciones imaginarias, ficticias, lugares que en realidad no existen.

El término “palacio de la memoria” haría referencia a ese lugar virtual que sólo existe en nuestra imaginación, aunque también puede estar dibujado en papel o en la pantalla mediante alguna aplicación de CAD como Swet Home 3D o 3D Home Architect, por citar dos ejemplos.

Historia[editar]

Originalmente el concepto no tenía nada que ver con la mnemotecnia. Una de las primeras veces que se menciona es en las Confessiones (10, 8-26) de San Agustín, y se utiliza para señalar una especie de almacén donde se guardan nuestros recuerdos.

A lo largo de la historia muchos autores han desaconsejado esta técnica pues, al basarse en lugares imaginarios, éstos son más difíciles de recordar y más propensos al error.[1]

Ambigüedad[editar]

Lo atractivo de la expresión ha hecho que se incluya en obras de ficción de forma ambigua o sencillamente incorrecta, dando origen a diversos errores incluso entre expertos mnemonistas. El campeón estadounidense Joshua Foer, por ejemplo, no distingue entre lugares reales e imaginarios y a todo lo llama “palacio de la memoria”,[2] lo que ha dado pie a considerar –erroneamente– que palacio de la memoria y método loci es lo mismo.

Enlaces[editar]

Los palacios de la memoria Artículo donde se explica cómo utilizar esta técnica de memorización.
La memoria en Confesiones (10, 8-26) de Agustín Un erudito estudio sobre el significado de la expresión - Documento PDF.
El palacio de la memoria de Benavente Un ejemplo de cómo se usaba esta técnica en la edad media.

Referencias[editar]

  1. Velázquez de Azevedo, Juan (1626). Fénix de Minerva o Arte de memoria. «No se use de lugares no vistos». 
  2. Foer, Joshua (2012). Los desafíos de la memoria. Barcelona: Seix Barral.