Oscilación de Allerød

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cambios climáticos entre el Pleistoceno y el Holoceno
Periodo Fechas
Bölling/Allerød 14,500-12,900 AEC
Dryas Reciente 12,900-11,600 AEC

La Oscilación de Allerød es una oscilación climática (el clima se volvió templado) dentro de la tercera Glaciación wurmiense (Würm III), en el Paleolítico Superior, que se extendió aproximadamente del 12.000 al 10.000 a. C.
El estadio intermedio Bølling-Allerød se desarrolló al finalizar el último período glacial, entre 14,700 y 12,700 años AEC. Comienza con el final del Dryas Antiguo y termina abruptamente con el Dryas Reciente
En algunas localidades se ha detectado un período frío en la mitad del Bölling/Allerød por lo cual el período es dividido en:
Oscilación Bolling: ≈ 14.500 años AEC
Oscilación Allerod: ≈ 1 3.000 años AEC

Dryas Reciente[editar]

Luego del interestadio Bölling-Allerod, el clima europeo sufrió un nuevo enfriamiento significativo, el Dryas Reciente. La palabra Dryas se deriva de la Dryas Octopelata. Desaparecieron los árboles y fueron subsutituidos por una vegetación muy pobre. Numerosos estudios polínicos, sedimentarios indican temperaturas muy frías durante el invierno.
Al inicio del Dryas Reciente, hace 12.900 años, la insolación estival en el hemisferio norte, derivada de los Ciclos de Milankovitch, era mayor que la actual y continuaba aumentando. Por lo tanto, no había un motivo astronómico Según Broecker (1989) durante la deglaciación, en el Bølling-Allerød, la progresiva fusión de los hielos del manto Laurentino había formado en su borde meridional el lago Agassiz, de agua dulce, al oeste de la región que hoy ocupan los grandes lagos. Este lago tenía salida hacia el sur, a través del río Mississippi al Golfo de México.
Al derretirse una barrera de hielo en el borde oriental del lago, que cortaba su comunicación con el Atlántico Norte, las aguas comenzaron a desagüar en el océano a través del [[canal de San Lorenzo]]. Este aporte de agua dulce al Atlántico Norte, produjo una brusca disminución de la salinidad y de la densidad del agua superficial marina, lo que frenó el mecanismo de hundimiento y producción de agua profunda (North Atlantic Deep Water). Sin embargo, no se han encontrado pruebas geológicas de esta gran inundación (Broecker, 2006).
El incremento de agua dulce podría haber sido causado por una entrada de agua dulce desde el Ártico a través del estrecho de Fram. Es posible que durante el Dryas Reciente, el Ártico recibiese agua dulce de deshielo desde el sector occidental del manto de hielo norteamericano, en la región de Keewatin, y que también hubiese un aporte importante a través de la Bahía de Hudson. Este exceso de agua dulce frenaba la circulación termohalina (MOC) (Tarasov, 2005).[1]
El enfriamiento del agua oceánica no se circunscribió al Atlántico Norte sino que existen indicios de que afectó también al hemisferio sur. La concentración de metano en la atmósfera se redujo en un 25 %, dato que se registra simultáneamente en los hielos de Groenlandia y en los de la Antártida.
Se pensó que la disminución del metano se produjo porque el enfriamiento redujo las precipitaciones y se hizo menor la extensión de los humedales de zonas tropicales. Sin embargo, al disminuir las precipitaciones en regiones tropicales aumentaría la extensión de los humedales de baja profundidad (de menos de 1 metro), los cuales son más aptos que los lagos profundos para la producción y escape de metano a la atmósfera. Por lo tanto, la causa de la disminución de metano habría que buscarla en otra parte, probablemente en las latitudes altas, en donde el frío reduciría la actividad biológica y con ella la producción de ese gas en los ecosistemas de tundra y turberas.

Cambios durante el Dryas Reciente[editar]

  • Sustitución de los bosques por una tundra glaciar en el norte de Europa;
  • Mayor extensión de los glaciales;
  • Depósitos de loess;
  • Sequía al este del Mediterráneo, lo que podría haber desencadenado los comienzos de la agricultura.


El Dryas Reciente terminó abruptamente hacia el año 11.500 AEC. En Europa, los sedimentos de algunos lagos parecen también indicar la terminación del Dryas Reciente en el inicio del Holoceno.
En general durante el Holoceno ha habido una declinación gradual de las temperaturas de verano, lo que culminó con la Pequeña Edad de Hielo, que parece haber sido una respuesta al forzamiento orbital (insolación boreal en declinación).

Referencias[editar]

  1. [homepage.mac.com/uriarte/tyounger.html homepage.mac.com/uriarte/tyounger.html] |url= incorrecta (ayuda).  Falta el |título= (ayuda)